Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 376

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

La “rendición” de Funes de Rioja y la fuerza de los trabajadores y las internas combativas

27 May 2010   |   comentarios

EL HOMBRE se acomoda su traje europeo, y suelta la queja. “Esta vez no hubo un acuerdo, hubo que resignarse y tomar lo que había. Nosotros resistimos, y terminamos rindiéndonos”.

El periodista lo mira con seriedad. “Daniel, esto que dice, que ‘terminámos rindiéndonos’,es bastante preocupante”.

“Y sí” confesó Daniel Funes de Rioja, el hombre que la COPAL (Cámara Argentina de Productos Alimenticios) eligió tras el confl icto de Kraft de 2009 para encarar “un bienio que prevé conflictivo por el surgimiento de un gremialismo de izquierda adepto a los paros salvajes” (Ambito Financiero).
Tras un debut poco auspicioso en el conflicto en la alimentación, el hombre se ha pasado los días penando por estudios y redacciones.

Es que cuando comenzó el reclamo, aquella mañana del 12 de marzo que obreros de Kraft y Pepsico marcharon a la COPAL para reclamar ‘35% de emergencia’,Funes repetía como un loro el 15 % que la UIA quería poner como punto de partida de las negociaciones. Como a su amigo Rodolfo Daer, el reclamo de las internas combativas le parecía ‘una locura’. Conquistado parte del reclamo obrero, el instinto de clase de Funes – que es además dirigente de la UIA y vicepresidente de la Organización Internacional de Empleadores – lo ha llevado a lanzar un alerta a sus pares, sobre las consecuencias que puede tener en el resto del movimiento obrero. Los diarios difunden la malanueva:‘Alimentación subió el piso de las paritarias’, ‘Teme la UIA reclamos más radicales’, ‘35 %: los mecánicos quieren el mismo aumento’. Invitado oficial a la Cumbre Empresarial de América Latina y la Unión Europea -que funcionó en forma paralela a la de presidentes - Funes siguió paseando su pena por España:“estamos resignados. Después de 20 días de conflicto, no había márgenes para aguantar el conflicto”. De programa en programa, en la tele la pasa mejor que en la lucha de clases.

La fuerza de los trabajadores

La lucha de los trabajadores de la Alimentación cambió el escenario de las paritarias a nivel nacional. Las patronales muestran abiertamente su preocupación frente a la posibilidad de que se eleve el piso de reclamo de todo el movimiento obrero.

En el caso de la Alimentación la propia patronal busca primero una explicación. Para la editorial de La Nación, “se desprende que el aumento acordado contiene un fuerte componente preventivo, que, a su vez, asume una inflación creciente en el futuro. Este deslizamiento es el resultado del poder de negociación de un gremio que expuso agresividad en la ocupación reciente de plantas industriales y que tuvo dificultades para moderar a representaciones de fábricas que apelaron a acciones cuasi revolucionarias. Recuérdese el caso de la empresa Kraft” (LN,26/05/10). Sin apelar a las típicas exageraciones (“acciones cuasi revolucionarias”) del diario de la oligarquía, el Ambito Financiero argumenta que “Voceros de las industrias de alimentos reconocían ayer que la intención de aceptar este año un alza salarial con un nivel del 35% se debe fundamentalmente a la decisión corporativa de reforzar la posición dentro del gremio de la actual conducción de modo de hacer frente al sembradío fértil de comisiones internas de izquierda que se están multiplicando al estilo Kraft. Es el caso de Arcor, Molinos, Pepsico y Quilmes, entre otras, que buscarán ahora eclipsar la aparición de estas combativas comisiones, con la esperanza de encontrar hacia delante un Daer contenedor.”

De todos modos, muy dificilmente Daer va a poder frenar el proceso antiburocrático en el Gremio luego de la firma del acuerdo. La agrupación Desde Abajo y las internas opositoras se fortalecen para continuar en esta pelea por derrotar a Daer y recuperar el sindicato para los trabajadores. Ellos hicieron punta en el reclamo imponiendo la consigna del 35%, garantizaron en las grandes fábricas del Gran Buenos Aires la contundencia del las medidas llamadas burocráticamente por la dirección de la Federación y del STIA convocando a asambleas, exigieron un plan de lucha en serio y votado en asambleas siendo una alternativa constante a la burocracia que llegó a decenas de fábricas, organizaron los cortes por el salario y en solidaridad con los trabajadores de Córdoba que lograron que el conflicto sea conocido por millones y garantizaron paros y medidas dentro de las plantas independientes de las de la burocracia verde (y contra ella). Pudieron confluir así con el histórico paro de casi 30 días de los obreros y obreras de Arcor de Córdoba. Esto cambió el escenario de la paritaria del gremio.

La decisión de pelear dentro de un conflicto que involucró a 80.000 obreros fue sin duda acertada y cambia la historia de la propia Kraft donde la anterior interna dejaba pasar las paritarias sin iniciativa alguna. No ser parte de una lucha de un gremio nacional es darle la espalda a una fuerza enorme que nadie que se puede decir “clasista” o antiburocrático debería despreciar. Al mismo tiempo se mostró que es posible ser parte de una paritaria que abarca decenas de miles con una política independiente logrando ser un factor de peso en el desarrollo del conflicto mismo, un engranaje sin el cual ninguna persona seria puede explicar su desarrollo. Es este factor, junto con la enorme lucha de los trabajadores de Córdoba que fueron la vanguardia en la acción, lo que hizo de esta paritaria una referencia para todo el movimiento obrero.

Es para tratar de evitar que se desarrolle esta tendencia antiburocrática y combativa que la patronal de Arcor está tratando de golpear al activismo en Córdoba con el despido de 6 compañeros en Lía-Bagley y es por ello que se necesita una gran campaña de solidaridad y exigir un paro nacional de toda la alimentación para impedir que este golpe al activismo triunfe.

Hacia adelante se plantea además avanzar en el desarrollo de esta fuerte corriente de oposición clasista y antiburocrática y extenderla a decenas de fábricas e imponer en todo el movimiento obrero un piso del 35% para todos.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota