Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
2 de julio de 2020

La Verdad Obrera Nro. 215

CONTACTO [email protected]

Un primer debate sobre el Movimiento Intersindical Clasista

La presión de los aparatos burocráticos sobre el MIC

30 Nov 2006   |   comentarios

Este sábado 2 de diciembre se realiza el Plenario Nacional del MIC a más de un año de su formación. Uno de sus principales impulsores, el MST de Vilma Ripoll, sostiene en su periódico que “fue un año positivo”. Y destaca como uno de sus logros los últimos resultados obtenidos por su Lista 2 en la CTA ignorando olímpicamente el hecho que uno de los dirigentes del MIC, Claudio Marín de la conducción de FOETRA, participó en la Lista 1, oficialista junto a Yasky que, encima, armó un grosero fraude electoral. Las elecciones en la CTA terminaron de constatar una crisis en el Movimiento Intersindical Clasista.

Movimiento
Debatiremos con posiciones de distintos compañeros y corrientes del MIC, ya que no conocemos un balance público unificado de las elecciones en la CTA como tampoco hay materiales públicos del MIC sobre las recientes e importantes luchas de los petroleros o de los telefónicos donde dirige Marín, o sobre hechos de relevancia para debatir en el movimiento obrero, como la pelea de bandas de la burocracia sindical en San Vicente. El hecho es que el MIC, a más de un año de constituido, no posee tampoco una publicación, al menos un boletín nacional, lo que es raro para un agrupamiento que se interesa por llegar a los trabajadores y expresar sus opiniones. Muchos compañeros reconocen esta “parálisis”. El MIC no cumple siquiera con el primer postulado de su nombre y no funciona como tal, un “movimiento”. Un sector de sus adherentes nos señala que se debe a que el agrupamiento está en una disyuntiva clave: o ir hacia la unidad con sectores de la burocracia sindical o en un camino de agrupamiento clasista independiente. Nosotros creemos que, en realidad, este problema ya estuvo planteado desde su fundación, cuando incorporaron al dirigente de la CTA y Foetra Marín. A un año de balance, la disyuntiva se viene resolviendo a favor de la primera opción. La parálisis del MIC se debe, a nuestro entender, a que los sectores de mayor peso sindical y político en el MIC lo llevaron cada vez más a formar alianzas con sectores de la burocracia sindical; y esto se contradice con impulsar algún “movimiento clasista”.

Trincheras
 El giro de las corrientes preponderantes en el MIC hacia alianzas con sectores de la burocracia sindical se hace en nombre, nos han dicho, de construir “trincheras” para “llevar el clasismo a la clase”. Esta sería la nueva fórmula superadora contra los “sectarios” que planteamos estructurar oposiciones clasistas en los sindicatos. El ejemplo de una de estas trincheras, debemos entender, es la que acaba de “cavar” el MIC en las elecciones de la CTA de Rosario, donde apoyaron la reelección del oficialista Acedo que es dirigente de ATE junto a De Gennaro desde 1984 y frustraron la unidad con los “sectarios” de la Lista 3 que hubiera posibilitado ganar las elecciones. Eso si que es estar en la trinchera equivocada.

Aparatos
Algunos pretenden disfrazar esta orientación como una adecuación “táctica” a las condiciones de la propia clase trabajadora, básicamente a sus expectativas e ilusiones en Kirchner. Pero, profundamente, la discusión responde a la presión de los aparatos burocráticos sobre el MIC. La idea que impera es mantener y profundizar alianzas con sectores de la burocracia sindical para entrar al movimiento obrero “desde arriba” sin basarse en ningún trabajo serio y paciente en la base de los sindicatos, y por el contrario, dándole la espalda a los sectores más combativos que surgen desde abajo. Por ejemplo, las corrientes de mayor peso en el MIC no se cansan de repetir que Foetra Capital es parte del “nuevo sindicalismo democrático”, cuando conocen que las últimas huelgas fueron levantadas sin mandato de los delegados de la base y que en el cuerpo de delegados se le impidió tener voz y voto a los contratados recientemente en huelga contra la tercerización. Esta actitud de negar la democracia sindical a los trabajadores contratados en la lucha real contra la precarización no se arregla con “campañas contra la precarización” en abstracto, como proponen ahora algunas corrientes del MIC.
El embellecimiento que hace el MIC de sectores de la burocracia sindical llegó al colmo en su negativa a denunciar claramente el fraude del aparato de Yasky y De Gennaro en las elecciones de la CTA. En pos de defender la participación de Marín en la lista de la burocracia, pretenden resaltar que “la CTA es distinta a la CGT”, cosa obvia, diluyendo los métodos que los une, justo en el punto del “voto directo” de los afiliados que era supuestamente el estandarte de la “democracia sindical” de la CTA.
El prejuicio anticlasista contra “los aparatos de izquierda” que propagan los dirigentes del MIC, no oculta que sin duda una de las corrientes que mas hace por inclinar al MIC a esta orientación es el MST de Ripoll que, así como promueve alianzas políticas sin fronteras de clase (y algunos dirigentes sindicales del MIC participaron con el MST de encuentros con figuras como Mario Cafiero) le corresponde, en el terreno sindical, difuminar las fronteras entre los clasistas y sectores de la burocracia.

Propuestas
A nuestro entender, el MIC surgió de la negativa de profundizar el camino iniciado en el Encuentro Obrero Nacional del 2 de abril de 2005 que congregó cientos de delegados y activistas de todo el país. Entre los puntos de acuerdo de aquella reunión obrera estaba impulsar “listas antiburocráticas unitarias en todos los gremios, basadas en plenarios de delegados y activistas”. Sobre la base del balance de lo hecho creemos que es necesario retomar aquel camino de coordinación y reagrupamiento. Esa es la disyuntiva de los sectores clasistas del MIC. En las próximas luchas, como la de Foetra por Atento o por el convenio telefónico del próximo año se verán las trincheras. También en las próximas elecciones de ATE a nivel nacional, para las cuales desde el PTS proponemos la unidad de los sectores combativos para presentar una alternativa y por eso llamamos a los corrientes clasistas que miltan en el MIC a concretar un acuerdo para enfrentar a Micheli, De Gennaro, Depetris y cia en ATE.

Temas Relacionados: Debates









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota