Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
11 de julio de 2020

Notas de tapa

CONTACTO [email protected]

EL “POLLO” SOBRERO EN LIBERTAD

La movilización fue determinante

06 Oct 2011   |   comentarios

Desde el primer minuto en que las organizaciones del sindicalismo de base, obreras, estudiantiles y de derechos humanos independientes y los partidos de izquierda tomaron conocimiento de la detención del “Pollo” Sobrero comenzó una intensa movilización por exigir su libertad y denunciar el ataque del gobierno y la Justicia.

Los comunicados, las declaraciones y la organización de la acción callejera se pusieron en marcha inmediatamente. Y sin dudas fue esa amplia respuesta obrera y popular al atropello oficialista la que obligó, con el correr de las horas y el descubrimiento de la maniobra, que hasta sectores del propio kirchnerismo salieran a “despegarse” de la operación comandada por Aníbal Fernández y el juez Manuel Yalj.

Primeras reacciones

Pocas horas después del hecho, el viernes 30 al mediodía, los dirigentes del PTS José Montes y Christian Castillo emitieron un comunicado en el que responsabilizaban al gobierno de “haber armado este montaje, una operación inventada para detener al dirigente de los trabajadores ferroviarios de la Línea Gral. Sarmiento ‘Pollo’ Sobrero y a otros compañeros de la oposición a Pedraza”. En el mismo texto se afirmaba que “no puede ser casual que esta opereta se dé cuando se va a cumplir un año del asesinato de Mariano Ferreyra y cuando hay sectores que presionan por la libertad de Pedraza”.
A la tarde del mismo viernes un nuevo comunicado llevaba la firma de Christian Castillo, esta vez acompañada por las de Jorge Altamira (PO) y Juan Carlos Giordano (IS). Así el Frente de Izquierda y de los Trabajadores denunciaba que “las imputaciones a Sobrero reiteran las provocaciones contra los delegados ferroviarios que actúan en el marco de la democracia sindical y han denunciado reiteradamente el desquicio del sistema ferroviario a manos de los privatizadores. Aníbal Fernández ha delatado la injerencia oficial en esta causa, al declarar la existencia de ‘semiplena prueba’ cuando, sin embargo, rige el secreto de sumario”. Al mismo tiempo que se reclamaba desde el FIT la inmediata libertad de Sobrero y el resto de los detenidos se brindaba la solidaridad con las medidas de lucha resueltas por el Cuerpo de Delegados del FF.CC. Sarmiento.

Paralelamente, el conjunto de organismos de derechos humanos independientes del gobierno, integrantes del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, denunciaron la criminalización de la protesta que representó este ataque directo al delegado de La Bordó. En una declaración común se expresaron la Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA), la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos (AEDD), la Asociación de Profesionales En Lucha (APEL), el Comité de Acción Jurídica (CAJ), la Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo (CADeP), el Centro de Abogados por los Derechos Humanos (CADHU), el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), la Coordinadora Antirrepresiva del Oeste y Liberpueblo.

La organización

Al tiempo que se sucedían estas manifestaciones de repudio y exigencia de libertad para Sobrero, representantes del FIT fueron a la estación Castelar del Sarmiento para encontrarse con los ferroviarios que ya estaban realizando un paro en repudio al ataque a su Cuerpo de Delegados. Allí cientos de trabajadores y estudiantes se reunieron sobre las vías durante toda la tarde y, al finalizar la jornada, quedó convocada por el Cuerpo de Delegados y el resto de las organizaciones presentes la movilización a Plaza de Mayo el lunes 3.

Tema nacional

Tras un fin de semana en que la detención del compañero fue tapa de todos los diarios y motivó el debate y las especulaciones de los medios alrededor de las jugadas del oficialismo y los verdaderos motivos de los apresamientos, finalmente el lunes la expectativa estaba centrada en las declaraciones del “Pollo” (y de su ex compañero del Sarmiento Leonardo Portorreal) ante el juez Yalj. Frente a los Tribunales de San Martín esa mañana centenares de trabajadores, estudiantes, organismos de derechos humanos y dirigentes de izquierda se hicieron presentes para brindar el apoyo a los detenidos y demostrarle al juez que la libertad de los compañeros no se negociaba.
Pero también ese lunes se le prestaría particular atención a lo que iba a suceder desde las 17 horas en el centro porteño, cuando miles de personas marcharan de Congreso a Plaza de Mayo y finalizaran exigiendo la libertad de Sobrero y el resto de los detenidos frente a la Casa Rosada. Incluso con mayor atención que en otras oportunidades, cuando movilizaciones multitudinarias transitan el centro de la Ciudad de Buenos Aires, los medios de comunicación debieron reflejar la denuncia clara contra el gobierno nacional y sus jueces.
Al tiempo que Yalj titubeaba frente a las cámaras de TV, no pudiendo sostener ningún argumento serio para justificar el ataque a los ferroviarios de La Bordó y dando a entender que Sobrero y el resto de los detenidos quedarían en libertad al día siguiente, la movilización de la tarde cobraba una mayor importancia. La reacción obrera y popular, una vez más, se hacía oír frente al atropello del Estado, de sus funcionarios y de la empresa TBA. Una demostración de fuerzas clara de parte de quienes defendemos al sindicalismo de base, a los delegados antiburocráticos y a las organizaciones obreras independientes del Estado y de los patrones. Como dijo el propio Sobrero a pocas horas de recuperar su libertad, “yo zafé por toda la gente que salió a la calle”.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota