logo PTS

Claves N° 2

La lucha de los trabajadores de Sidor

Antes de la privatización en 1997 había 18.000 trabajadores fijos y 3.000 contratados. Una vez privatizada, Techint redujo la planta a 4.500 obreros fijos y el número de contratados llegó a 9.000 bajo la forma de tercerización. La empresa valuada (antes de ser privatizada) en 8.000 millones de dólares se terminó rematando por US$ 1.200 millones. Hoy la facturación anual, según declaraciones de la propia empresa, asciende a US$ 2.400 millones.

2 de mayo 2008

Antes de la privatización en 1997 había 18.000 trabajadores fijos y 3.000 contratados. Una vez privatizada, Techint redujo la planta a 4.500 obreros fijos y el número de contratados llegó a 9.000 bajo la forma de tercerización. La empresa valuada (antes de ser privatizada) en 8.000 millones de dólares se terminó rematando por US$ 1.200 millones. Hoy la facturación anual, según declaraciones de la propia empresa, asciende a US$ 2.400 millones.

Tras 10 años de soportar terribles condiciones laborales, el importante triunfo de los trabajadores de Sidor llegó luego de varios meses de luchas y huelgas, en las que la base obrera superó en varios momentos a la dirección sindical y tuvo que enfrentar no sólo a la empresa, sino también la represión de la Guardia Nacional y las maniobras del Ministerio de Trabajo.
Extractos de la entrevista a Albert Sánchez, trabajador del departamento de Productos Planos de Sidor.

- JIR: En muchos paros observamos que los trabajadores votaban en asamblea parar la empresa sin esperar las directivas de la ejecutiva del Sindicato. ¿Cuéntanos, cómo era eso?

Albert Sánchez: Sí, efectivamente, cuando los trabajadores veíamos que el comité Ejecutivo del Sindicato no se presentaban, nosotros mismos tomábamos las decisiones, incluso de parar la empresa tal como lo hicimos varias veces. Cuando llegaba algún miembro del comité Ejecutivo, no tenía más opción que someterse al movimiento.

- JIR: ¿Cómo ven los trabajadores el anuncio de la nacionalización de Chávez? ¿Por qué crees tú que Chávez termina tomando esta medida?

Albert Sánchez: Los trabajadores lo ven como un éxito de la fuerza del movimiento pero a la vez le agradecen a Chávez de haber tomado esta decisión, cuestión contradictoria, pues este triunfo es producto de la lucha directa de todos nosotros. Pero esta situación contradictoria se debe al factor subjetivo del movimiento obrero debido a la falta de una dirección revolucionaria que fortalezca la consciencia revolucionaria y rompa con la ilusión que Chávez es el socialismo. Personalmente creo que Chávez al ver como se estaba radicalizando el movimiento no solo en la región sino a nivel nacional y esto quebrantaba su popularidad tomó esta dedición de nacionalizar, y días después sacrificó a su ministro del Trabajo y se arriesgó a las consecuencia que le acarrearía con la burguesía latinoamericana.

- JIR: ¿Qué crees tú que está planteado hoy en la lucha de los trabajadores?

Albert Sánchez: Sigue planteado en Sidor la urgente necesidad de organizar a los trabajadores desde la base, que luche por la profundización de la nacionalización total de Sidor con control obrero, que se consolide cada vez más el poder de los trabajadores sobre la empresa, que se pueda consolidar una tendencia verdaderamente clasista y revolucionaria. Personalmente creo que la lucha en este sentido puede servir como referencia para dar pasos para la construcción de un partido obrero independiente que luche por un gobierno obrero en Venezuela.

Temas relacionados: