logo PTS

Mundo Obrero

UN NUEVO PASO EN LA DESCOMPOSICION DE LA UTA

La batalla de Retiro

Todos lo pudimos ver. Una nueva protesta de trabajadores del transporte de colectivos de larga distancia, pero que en este caso terminó en una pelea generalizada. Un colectivo, manejado por un chofer afín a la burocracia de la UTA , que casi pasa por encima a los trabajadores que estaban reclamando, piedras que volaban para todos lados y el clásico ataque cobarde de la patota de los dirigidos por Roberto Fernández, que, veinte contra uno, le dieron una brutal paliza a un chofer de la Chevalier

Pablo Peralta

4 de febrero 2010

Todos lo pudimos ver. Una nueva protesta de trabajadores del transporte de colectivos de larga distancia, pero que en este caso terminó en una pelea generalizada. Un colectivo, manejado por un chofer afín a la burocracia de la UTA , que casi pasa por encima a los trabajadores que estaban reclamando, piedras que volaban para todos lados y el clásico ataque cobarde de la patota de los dirigidos por Roberto Fernández, que, veinte contra uno, le dieron una brutal paliza a un chofer de la Chevalier.
 
En este caso el reclamo se inicia por la deuda de 2.800 pesos que las empresas tienen con los trabajadores de larga distancia. Esta plata es un subsidio del Estado que las empresas ya cobraron y que, negociación con la UTA mediante, van a pagárselas a los trabajadores en 6 cuotas mensuales de febrero en adelante. Se suma, como todos los veranos, la bronca de los choferes por el abuso de las patronales que los largan a trabajar sin respetar los descansos mínimos, abuso que cuenta con la complicidad de la burocracia y de quien debiera controlar los descansos; la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, CNRT. La protesta la organizó la UCRA (Unión de Conductores de la República Argentina), que pertenece a la CTA, y participaron, además conductores “autoconvocados” e incluso afiliados a la UTA.
 
Pero la que volvió a cumplir un papel lamentable fue la UTA. Ante la protesta organizada por los conductores de la UCRA, no tuvo mejor idea que llamar a la patota para buscar levantarla. Actuaron como carneros como ya los conocemos los trabajadores del subte. En lugar de apoyar la lucha, en lugar de enfrentar los abusos de las empresas, la UTA es cada día más una fuerza de choque contra la organización de los trabajadores, no teniendo ni siquiera el reparo de tirarle un colectivo encima a quienes estaban protestando. No dudó de actuar junto con la policía, buscó aliados en los ”punteros” de la villa 31, todo lo que sea necesario para golpear a los conductores que buscan organizarse. Este ha sido un paso más en la descomposición de un gremio acostumbrado a vivir de las migajas que le dejan las negociaciones de las empresas del transporte con el Estado y a darle la espalda a los trabajadores que dice representar.
 
Por nuestro lado no debemos aflojar en la pelea por nuestro sindicato (la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro), denunciando el rol cómplice del gobierno de los K y en especial el Ministerio de Trabajo en manos de Tomada con la burocracia sindical. Debemos seguir exigiendo la inmediata firma de la inscripción de nuestro sindicato, porque avanzar en nuestra lucha es también un espaldarazo a los compañeros conductores de colectivos que enfrentan en sus lugares de trabajo a la UTA. La paz social que nos impuso el Ministerio de Trabajo en las negociaciones de fines del año pasado, intentan usarla para dividir la lucha de los trabajadores contra la burocracia. La lucha de los compañeros conductores de colectivos y su enfrentamiento con la UTA son un motivo adicional para ratificar que debimos rechazarla.

Desde el nuevo sindicato del subte tenemos que apoyar activamente a todas las formas de organización que se den los trabajadores para enfrentar a la burocracia sindical y más aún de la decadente burocracia del transporte. Estos hechos demuestran que el odio a la burocracia de la UTA sigue avanzando. Tenemos que organizarnos todos los sectores antiburocráticos y unirmos, para barrer del Subte y de las líneas de colectivos a esta burocracia carnera, de matones y propatronal.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: