Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
21 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 394

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

La Corte y Milagro

30 Sep 2010   |   comentarios

  • Milagro Sala, dirigente de la Tupac Amaru, y Cristina Kirchner

Con aliados así quién necesita enemigos, habrán pensado los Kirchner. Milagro Sala les metió un “urnazo” de más de 20 mil votos en Jujuy, definiendo políticamente la elección de la CTA contra el oficialista Yasky.

Después de haber creado su poder de la mano del presupuesto del Estado y el apoyo de Alicia Kirchner, la caudilla de la Tupac Amaru terminó jugando todo su aparato para el triunfo de la fracción anti K de la burocracia sindical. Si no son ciertas las versiones sobre su próxima renuncia a la CTA a causa de la escandalosa crisis abierta, se habrá convertido en Jujuy en la Secretaria General de una central sindical que proviene del movimiento territorial, al frente de un aparato hostil a los trabajadores que luchan en la provincia, en especial contra los docentes a quienes apretó con matones para levantar la última huelga y que, ahora, en muchos casos se les impidió votar. Este rol preponderante en la CTA de una dirigente que basa su organización en regimentar a los trabajadores, a través del manejo de los planes asistenciales y cooperativas de vivienda que le otorga el Estado, muestra la farsa de la “autonomía de la central” que tiene como bandera la vieja burocracia de ATE de Víctor De Gennaro que llevó de candidato a Pablo Micheli.

El kirchnerismo muestra cada vez más dificultad para mantener unidos los extremos de sus alianzas de gobierno. En la marcha contra las trabas judiciales a la Ley de Medios, una causa con la que los Kirchner pretenden “recuperar sectores medios”, Hebe de Bonafini se despachó contra “esos turros de la Suprema Corte”. Uno de ellos, el juez Lorenzetti, viene recibiendo a Héctor Magnetto y sus hombres, en tanto trascendió que la Corte desestimaría la apelación del gobierno y dejaría correr una medida cautelar que, entre otras cosas, permite que el Grupo Clarín no tenga que desprenderse de licencias antes de un año como establece el articulo 161 de la nueva ley. El mismo Lorenzetti actuó semanas atrás como vocero de la corporación judicial reclamando más presupuesto “para garantizar la autonomía de poderes”. Ahora el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández los llamó “mentirosos con oficio” por presentar como un “recorte presupuestario” la diferencia entre los fondos solicitados por la Justicia y los otorgados por las partidas del Ejecutivo. En fin, uno de los emblemas que los Kirchner tenían para presentar en las clases medias que pretenden recuperar, la renovación de una institución oligárquica que debería disolverse como es la Corte, se le ha vuelto en su contrario. El “Máximo Tribunal de Justicia” está cada vez más enfrentado al gobierno, como se mostró semanas atrás en el fallo para reinstalar en su cargo al ex -procurador de Santa Cruz echado por los K hace 15 años.

Los jueces tiran fuego graneado, y una de las balas fue a pegarle a Tomada y a la dirección de la UTA, con el fallo a favor de la simple inscripción para el nuevo sindicato del subte. El acuerdo pactado para el caso testigo que cuestiona el “viejo modelo sindical” -un compromiso de “paz social” con el gobierno a cambio de concesiones de libertad gremial, pero sin otorgar la personería al nuevo sindicato-, cayó en la ilegalidad.

Justo cuando los “tácticos geniales” de la CTA de Yasky, promotores de ese acuerdo, intentaban incorporar a un sector de delegados del subte a la conducción de la seccional Capital en medio de las elecciones internas viciadas de maniobras de aparato y fraudes contra los trabajadores. Y de rebote, la dirección de la UTA anuncia que rompería con la CGT si el Ministerio de Trabajo accediera al fallo de los jueces, otra amenaza de debilitamiento para Moyano que se sucede a la que también hizo días atrás la burocracia del sindicato de la Alimentación.

En su crisis, el kirchnerismo se devora a sus hijos. El golpe sufrido por Yasky ha pegado también a la facción de la centroizquierda conducida por Sabbatella, que viene siendo alentada por la propia presidenta como “colectora” en la provincia de Buenos Aires para la fórmula oficialista a la presidencia en 2011. Pero cuando “las alianzas transversales” no funcionan, bueno es el viejo PJ. Por eso, en La Plata Hugo Moyano pudo reunir al Consejo del PJ Bonaerense y pactar una tregua con los intendentes que lo resisten desde la Federación Argentina de Municipios.

En el cónclave del peronismo de la provincia “participaron el jefe de la FAM bonaerense y jefe comunal de Tres de Febrero, Hugo Curto, y su par de Hurlingham, Luis Acuña, parte del “grupo de los 8” intendentes díscolos al kirchnerismo”. Un intento precario de cerrar filas en el bastión del peronismo en pos del triunfo electoral del año que viene, después de los recientes cruces entre Scioli, Kirchner, Moyano y los intendentes. Votaron por unanimidad el “apoyo al Gobierno nacional, provincial y a los intendentes que trabajan y apoyan en este modelo socioeconómico que empezó en el 2003 con Néstor Kirchner y que continúa con Cristina y Daniel Scioli”.

La Juventud K, que viene de presentarse en el Luna Park, también participa del “vamos todos detrás de Hugo” y tiene un lugar en el Consejo pejotista pero se ausentó de la reunión con previo aviso: “Los cinco representantes de la Juventud, con el guiño de Moyano, prefirieron estar en Capital, donde se llevaba a cabo la marcha en apoyo a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual” (Página 12, 29/9). Luego de la marcha, “con el guiño de Moyano”, las agrupaciones de la juventud K debutaron en el “movimiento estudiantil” intentando romper las tomas de facultades de Filosofía y Letras y Sociales de la UBA. Semejante acto de alcahuetería con los decanos, fue rechazado por masivas asambleas universitarias que vieron cómo los “nacionales y populares” unieron su reclamo con sus “archienemigos” del Grupo A, los radicales de Franja Morada y los estudiantes del PRO de Macri, y marcharon con pancartas de “queremos estudiar”. ¿En la próxima toma de fábrica aparecerá la Juventud Sindical K, al grito de “queremos trabajar”?

El PTS redobla sus esfuerzos por desarrollar la organización del nuevo movimiento estudiantil que está irrumpiendo en la escena política a la izquierda de los Kirchner, y ante el desenmascaramiento de todas las alas de la burocracia sindical, de la CGT y la CTA, luchamos por extender el sindicalismo de base con independencia de todos los bandos patronales, como parte de la lucha por construir una nueva fuerza política socialista y de los trabajadores.

Temas Relacionados: Movimiento Obrero , Nacional , Santa Fe









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota