logo PTS

NOTAS RELACIONADAS

La CTA de Micheli, un papel lamentable

La CTA Micheli dio su apoyo a los motines policiales porque cuenta en su “central” con un Sindicato policial que fue parte de estas acciones. Pese a esta posición escandalosa, la CTA se dio la tarea de organizar la movilización en este aniversario del 19 y 20 donde la policía asesinó a tantos compañeros.

19 de diciembre 2013

La CTA Micheli dio su apoyo a los motines policiales porque cuenta en su “central” con un Sindicato policial que fue parte de estas acciones. Pese a esta posición escandalosa, la CTA se dio la tarea de organizar la movilización en este aniversario del 19 y 20 donde la policía asesinó a tantos compañeros. Peor aún, la propia CTA no fue parte de esas históricas jornadas después de haber sostenido al gobierno radical. Ahora convocan a un acto para el 19 donde como era de prever no denuncian los motines policiales.

Además, la CTA no se propone organizar una movilización realmente masiva con miles de trabajadores. Si lo hubiera querido debería movilizar masivamente a los trabajadores de sus sindicatos y haber convocado a los sindicatos que no están en la CTA, a las internas combativas y a todas las organizaciones independientes para organizar una gran marcha en común discutiendo un programa propio de los trabajadores. Lejos de esto organizó por arriba una marcha a la que irán pocos estatales y las agrupaciones que apoyan a la CTA. Esto es así porque la política de la CTA no pasa por desarrollar la movilización y la lucha sino por la búsqueda de un acuerdo con la Iglesia, las centrales y las patronales. Como dijo el propio Micheli “Nosotros estamos convocando a esta marcha para reclamar, fundamentalmente, que haya un espacio multisectorial de diálogo, que el Gobierno convoque a la Iglesia, a las centrales sindicales, a los empresarios, a las fuerzas de la oposición para discutir cómo resolvemos este bono de fin de año, cómo paramos lo que puede ocurrir y cómo prevenimos situaciones como las que ocurrieron la semana pasada”
El PO, nuestros compañeros del Frente de Izquierda, desgraciadamente optaron por subordinarse a la CTA, negociaron con ellos el acto por arriba y se negaron a dar una pelea en común con el PTS para que la convocatoria incluyera una clara delimitación de los motines policiales.

El argumento que esgrimen es que de esta manera se estaría impulsando una lucha masiva por el salario mínimo de $8500 para todos los trabajadores, como “conquistó” la policía y que por ello es un problema secundario que la marcha no denuncie el motín policial. Pero la verdad es que no se va a tratar de una acción masiva que de impulso a la pelea de cientos de miles por el aumento salarial. Si fuese así, pese a los enormes límites programáticos, participaríamos con las críticas del caso. Lejos de esto se trata de un acto político donde los principales organizadores vienen de apoyar un motín reaccionario y la convocatoria no lo repudia. De esta forma el acto de Micheli no servirá ni para desarrollar la lucha de sectores de la clase obrera (empezando por los estatales nucleados en ATE-CTA) y al mismo tiempo se negará a denunciar a la “maldita policía”. Será un acto político donde no se va a plantear la lucha por impedir el fortalecimiento de una institución reaccionaria y represiva como las policías. Para cualquier organización de izquierda u obrera, el fortalecimiento de las policías represoras no puede ser un problema de segundo orden.

Por eso el PTS llama a parar con los estatales pero no va a concurrir a ese acto y convocamos junto a decenas de organizaciones y delegados obreros a movilizarnos a un acto independiente el 20 de diciembre. Llamamos a los compañeros de PO, IS y demás grupos de izquierda a ser parte de esta movilización.

Temas relacionados: