logo PTS

Kraft

Kraft y Daer maniobran contra los trabajadores, su organización y sus conquistas

Faltando algunas semanas para el vencimiento del mandato de la interna, Daer adelantó las elecciones para el 12 de octubre pero, en acuerdo con la empresa, su lista no se presenta para favorecer a la vieja conducción de Bogado.

6 de octubre 2011

Faltando algunas semanas para el vencimiento del mandato de la interna, Daer adelantó las elecciones para el 12 de octubre pero, en acuerdo con la empresa, su lista no se presenta para favorecer a la vieja conducción de Bogado.

Para sorpresa de algunos (no tantos), mientras Bogado presentó su lista, los militantes de Daer no presentaron lista esta vez. La intención es clara: dejar una sola lista de oposición a la interna de Kraft para tratar de unificar los votos de Daer con los de Bogado con el fin de debilitar a la interna. Peor aun, en la lista de Bogado van también antiguos dirigentes de la lista verde de Daer para sellar esta unidad. La lista de Bogado había obtenido en el 2009 660 votos mientras Daer contaba con 390, 1.050 en total. La interna actual ganó con 676 votos. Todos saben en Kraft que tanto Daer como Bogado van a perder una parte importante de sus votos y que no tienen ninguna posibilidad de competir por separado porque la interna avanzó mucho en estos dos años. En este tiempo la nueva comisión interna logró en conjunto con los trabajadores importantes conquistas. Todo esto se ganó con las luchas dentro de la fábrica, con paros de planta y de línea, con movilizaciones y cortes.

Desde ya que la empresa es la principal enemiga de esta situación y es la que impulsa o busca beneficiarse de esta política de Daer y Bogado. Esta alianza ya es conocida por los trabajadores de Kraft. Ya los vimos juntos a Daer y Bogado tratando de imponer elecciones de Cuerpo de Delegados donde sectores enteros quedaban proscriptos con el único fin de debilitar a la interna. Nunca tuvieron en dos largos años ninguna diferencia y actuaron juntos a pesar de que la Comisión Interna permanentemente llamó a la lista de Bogado a actuar unitariamente e impulsar elecciones de delegados democráticas, a lo cual se negaron prefiriendo una alianza con la Verde de Daer. Ahora empresa, sindicato y ex interna marchan unidos, en una alianza que busca impedir que los trabajadores de Kraft sigan avanzando. Quieren mantener así parte de su poder para que siga existiendo una oposición “destituyente” en Kraft, para debilitar la organización y la lucha de los trabajadores combativos de Terrabusi. Nadie puede estar más favorecida por esta “unidad” que la propia empresa que continuamente busca la forma de avanzar sobre los derechos de los trabajadores.

Por si todo esto fracasa, se preparan además maniobras fraudulentas. Daer hizo la convocatoria sin hacer aclaración alguna sobre la cantidad de votantes y sin mostrar los padrones. La convocatoria de Daer no dice quiénes votan, por lo cual se abre otra vez la amenaza de que traten de hacer votar a los trabajadores administrativos y a los repositores externos, como quisieron hacerlo en el 2009. Son cientos de trabajadores en condiciones de cambiar el resultado de la elección. Estos compañeros no tienen ningún contacto con los obreros de Kraft ni con sus delegados. Más aun, no está permitido para un delegado de Kraft ingresar al HQ, al sector donde está la administración. Por los tanto, los administrativos deberían votar a gente que no tiene relación alguna con ellos. Solo pueden ser usados para maniobras fraudulentas.

Los activistas y luchadores de Kraft se preparan para una nueva pelea. Esta vez por su organización que es la que les garantiza a todos seguir avanzando. Los trabajadores saben todo lo que se logró en estos dos años y lógicamente no quieren perderlo porque esta interna es la garantía mantener estos logros y seguir avanzando. Nadie quiere que terminen las asambleas democráticas, el respeto que se impone en las líneas, los aumentos por encima de la inflación. Por eso decenas de compañeros se están organizando para impedir este plan de Kraft, Daer y del PCR de Ramón Bogado.

 Las conquistas de la lucha de los trabajadores de Kraft

La interna de Kraft que asumió en el 2009, luego del último gran conflicto, tuvo logros inéditos. En las dos paritarias se impidió con la lucha que el sindicato firme una miseria, y el sindicato de la Alimentación, que fue el símbolo de la entrega en el menemismo, se convirtió en el que consiguió los mayores aumentos. No se podría haber hecho esto sin una oposición fuerte como la que existe.

En Kraft se peleó más allá también cuando cerraron los acuerdos paritarios consiguiendo en total en el 2011 un 44% de aumento. Se lograron categorías peleando en los sectores, plus de fin de año, se logró parar la prepotencia patronal que era obscena en las líneas llegando a casos de acoso a las mujeres como el que generó el último paro, se mejoraron las condiciones de trabajo en las líneas haciendo respetar los derechos obreros controlando que los ritmos no suban, se obtuvo una reforma del departamento médico para que la patronal no pueda rechazar sin más los certificados particulares de los trabajadores, no se produjeron despidos y se lograron reincorporaciones. Todo se consiguió apelando a la más amplia democracia, en asambleas participativas donde todo el que quiere puede hablar sin presión alguna.
 

La pelea por el Sindicato

Daer es un “dirigente” que “ganó”, en su momento, el sindicato con algo más de 1.000 votos en total y en la última elección “ganó” por lista única al no permitir la inscripción de la oposición. Daer no tiene manera de imponerse que no sea el fraude. Esto es sabido: es un secretario general que cuenta con el mayoritario repudio de los trabajadores de la Alimentación. Es por eso que en PepsiCo perdieron por paliza hace pocos meses, igual que en Bonafide, Felfort y Molinos Barracas que son, junto con Stani, las fábricas más grandes del gremio. En esta última los verdes ni siquiera presentaron lista y solo lograron que la agrupación Desde Abajo no se imponga (por 30 votos) debido al fraude de hacer votar a líderes y administrativos a favor de una lista apoyada por Daer pero mostrada como opositora.

En Kraft, desde ya, no es distinto. Daer no solo le presta un nuevo favor a la empresa con su unidad con Bogado sino que busca también debilitar a la oposición clasista en su sindicato que irá a elecciones en pocos meses. A Daer le preocupa que los clasistas de Kraft, PepsiCo y Stani, junto con la oposición, luchemos por recuperar el sindicato para los trabajadores. Un motivo más para impulsar sus maniobras contra los trabajadores de Kraft de parte de Daer y desde ya otro gran motivo para que los trabajadores derrotemos esta maniobra.

Temas relacionados: