logo PTS

PARO ACTIVO NACIONAL

Impulsemos el paro para que sea activo y desde las bases

Este 10 de abril el Encuentro del Sindicalismo Combativo impulsa la intervención común de todos los sectores antiburocráticos. Lo hace con un programa independiente y exigiendo un plan de lucha con continuidad para derrotar el ajuste y conquistar todos los reclamos obreros. Por eso imprimió una declaración que será distribuida por miles en todo el país.

Impulsemos el paro para que sea activo y desde las bases
3 de abril 2014

¿Qué posición tienen ante el paro del 10 de abril?

Eduardo Ayala: Las centrales opositoras se vieron obligadas a llamar a esta medida. Nosotros queremos transformar el paro folclórico que convocan Moyano y Barrionuevo por presión de sus bases, para contener, en un paro activo, con la participación activa de todos los trabajadores, con acciones donde salgamos en los medios masivos de comunicación y mostremos la legitimidad de nuestras reivindicaciones y desenmascararlos.

Por eso, la asamblea general de Donnelley votó en forma unánime participar del paro. Pero para transformarlo en un paro activo, con corte y movilización y una política independiente de la burocracia, defendiendo el programa que votamos en el Encuentro del Sindicalismo Combativo.

Además este viernes 4 haremos un corte en Capital y marcharemos al gremio gráfico para exigir que adhiera al paro y llame a una asamblea general del gremio, y reclamarle también paritarias democráticas y un plan de lucha

Claudio Dellecarbonara: Moyano, Barrionuevo y Micheli han visto que los trabajadores tenemos mucha bronca, un profundo descontento ante el ajuste, los tarifazos, la inflación o los despidos en varias empresas. Hace tiempo que era necesario un paro. Para los sectores combativos es una oportunidad para mostrarnos como alternativa ante las direcciones burocráticas, interviniendo con una política independiente y dando otro paso en la pelea por recuperar los sindicatos y ponerlos al servicio de los trabajadores.

Nathalia González Seligra: como dice Claudio, el paro hace tiempo era una necesidad. Los docentes bonaerenses dimos una lucha histórica, rompimos el techo salarial y el gobierno debió ceder, no es como dice Moyano que el gobierno retrocedió por la presión ejercida desde la CGT. Si la huelga docente hubiera confluido con una medida de fuerza nacional de toda la clase trabajadora podría haber puesto contra las cuerdas el ajuste del gobierno. Desde la Marrón planteamos desde el principio la exigencia a CTERA y a todas las centrales de un paro nacional y plan de lucha votado en las bases, porque tampoco alcanzan medidas aisladas como las que convocó Micheli el 5 y 12 de marzo, sin continuidad y decididas a espaldas de los trabajadores. Fue la bronca de las bases y la confluencia con los sectores combativos de los SUTEBAs recuperados, lo que ayudó a organizar el paro activo, militante, y obligó a la burocracia a romper el inmovilismo.

¿Por qué plantean que el paro sea activo e impulsado desde las bases?

Ayala: para nosotros que sea convocado como un “paro dominguero” es una limitación muy importante para enfrentar el ajuste. El paro del 20N en 2012 quedó aislado y eso demostró que las direcciones sindicales son totalmente inconsecuentes para dar una pelea contra la política del gobierno. Por eso en la Zona Norte venimos discutiendo con otras internas y delegados combativos cómo tomar el paro en nuestras manos, a pesar de las grandes diferencias que tenemos con Moyano (ver recuadro). Con piquetes, coordinando con otros sectores de trabajadores y haciendo oír todos los reclamos que la CGT no levanta en su programa. El jueves 10, en los distintos centros claves, en accesos a la Capital y en el interior del país tenemos que hacer escuchar nuestra voz, independiente a lo que plantea Moyano.

Además, aunque Moyano y Barrionuevo dicen que van a parar en sus gremios, hay miles de compañeros en gremios “oficialistas” que tienen la misma bronca que nosotros pero sus dirigentes no convocan. Las centrales oficialistas, las patronales y el gobierno, harán lo posible para debilitar la medida, por eso ya tenemos que ir preparando bien las acciones para esa jornada.

En el caso del gremio de la Alimentación, el sindicato ya planteó en asambleas que no será parte de esa jornada, tampoco llama a parar el gremio gráfico. Nuestros compañeros de la lista Bordó, de las internas de Kraft y PepsiCo, darán la pelea para que los trabajadores de la alimentación sean parte de los millones que ese día van a expresar su bronca. En los docentes, la dirección nacional y provincial no convoca al paro, pero muchos sectores docentes participarán de la medida. Hay que dar la pelea para que en fábricas y gremios que sus direcciones no convocan, las bases puedan adherir a la medida.

Godoy: este planteo lo discutimos con los compañeros con los que participamos del Encuentro sindical realizado Atlanta, con más de 4.000 trabajadores de gremios de todo el país. Desde el PTS y las agrupaciones que impulsamos en decenas de sindicatos junto a compañeros independientes, participamos en esa masiva asamblea obrera, junto al Pollo Sobrero, el Perro Santillán y otros compañeros. Con ellos votamos una jornada de lucha contra el ajuste y por la absolución de los petroleros. El paro del 10 es una gran oportunidad para hacer visibles los reclamos y las posiciones de los sectores combativos, como ya hicimos el 20 de noviembre de 2012. Al darse una gran acción a escala nacional, los sectores más activos y combativos podemos mostrar una alternativa para millones de trabajadores. Por eso, nos proponemos organizar piquetes, cortes, acciones sobre las rutas, en todo el país, coordinando también con los compañeros en lucha. En nuestro caso, con los compañeros de Cerámica Neuquén, con quienes desde el SOECN enfrentamos el vaciamiento que lleva adelante la patronal, con los trabajadores de salud y los de ATEN, que realizan un plan de lucha contra un gobierno que destruye la educación pública y en un nuevo aniversario del fusilamiento de Carlos Fuentealba pretende arrodillar a los docentes con 0 pesos de aumento.

Dellecarbonara: tenemos 5 centrales sindicales, 3 se dicen opositoras y 2 oficialistas, pero todas tienen proyectos patronales: con el gobierno están Caló y Yasky, con la oposición Moyano, Barrionuevo y Micheli. Por eso hay que aprovechar este paro para extender la pelea para terminar con el trabajo esclavo, la tercerización, la flexibilización laboral y el trabajo basura, que ninguna de estas direcciones piensa combatir.

En el subte, la directiva, donde sus dirigentes son kirchneristas, llama a no parar y hacer oídos sordos de nuestras reivindicaciones. Defienden al gobierno a cualquier costo y dejan de lado a los trabajadores. Son concientes que Cristina en sus discursos demostró que está del lado de las patronales, de los burócratas que sostienen este modelo. Por eso hay que parar con todo, dar la lucha política para enfrentar de conjunto este ataque. En el subte haremos asambleas en los distintos sectores para debatir con todos los compañeros cómo participar de la medida de fuerza.

¿Qué opinan de los puntos que se reclaman en el paro?

Ayala: El programa de la CGT es general, plantea no al ajuste y contra el techo salarial, pero nosotros planteamos que tiene que ser por un salario igual a la canasta familiar, valuada en $9.000. Tampoco plantea la defensa de los sectores judicializados por reclamos gremiales. Por eso vamos a plantear fuertemente el reclamo de la absolución de los petroleros de Las Heras. Pero además están los reclamos de los compañeros no sindicalizados, los tercerizados y contratados, que los sindicatos no defienden. Las internas del sindicalismo combativo de la zona Norte, como Donnelley, Kraft o PepsiCo, siempre hemos peleado por los compañeros contratados y vamos a levantar esa bandera el 10 de abril.

Godoy: Un punto que es una cuestión de honor para cualquier dirigente obrero, es el reclamo por la absolución de los compañeros de Las Heras. Es una cuestión profunda, porque pone en cuestión la política del gobierno de criminalizar las luchas obreras. En todo el país tenemos más de 7.000 procesados por luchar. En Neuquén, además tenemos unos 300 compañeros del pueblo mapuche, perseguidos por defender sus tierras y familias contra las petroleras. Asimismo, levantamos la bandera de la libertad de Patricia Benítez y todos los presos de ATE Río Gallegos, dejados de lado por ambas fracciones de la CTA.

También rechazamos el intento de criminalizar a la juventud pobre, que no puede conseguir trabajo ni accede a la educación, muchas veces víctima del gatillo fácil o de las mafias policiales que organizan el delito. Por eso repudiamos el discurso de mano dura y los linchamientos de estos días. Reclamamos trabajo en blanco para todos y el fin de la precarización, que afecta mucho más a los jóvenes. Contra los dirigentes sindicales que piden más fuerzas de seguridad, denunciamos a las mafias policiales y reclamamos al Estado becas, viandas y un boleto educativo gratuito.

González Seligra: Uno de los cantos más sentidos en las marchas docentes contra el gobierno de Cristina era “plata para los docentes, no para Repsol”. La declaración que acordó el Encuentro del Sindicalismo Combativo de Atlanta, plantea el no pago de la deuda externa ni a Repsol para que esa plata vaya a salario, salud, educación y se reestaticen las empresas privatizadas bajo gestión obrera. Las direcciones sindicales alineadas con los proyectos patronales para 2015, no plantean estos reclamos. Moyano y Barrionuevo se alinean con Massa, quien celebró también el pago a Repsol y se reunió con representantes del gobierno estadounidense, y Micheli con la Federación Agraria y las patronales del campo, no van a pedir estas demandas. Hay que levantar una política independiente de todas las variantes empresarias y de sus políticos.

Temas relacionados: