logo PTS

Mundo obrero

IMPORTANTE ACTO DE LA JUNTA INTERNA DE ATE

INDEC: fuera la intervencion y la patota

Desde que se anuncia un Índice de Precios al Consumidor (IPC) trucho, los trabajadores del INDEC salimos a la calle para rodear al INDEC y denunciar a la intervención, la patota y la manipulación de las estadísticas. Este mes se cumplía “el abrazo” número 30, coincidente con los 30 meses de nuestra lucha.

Ana Laura Lastra

11 de junio 2009

Desde que se anuncia un Índice de Precios al Consumidor (IPC) trucho, los trabajadores del INDEC salimos a la calle para rodear al INDEC y denunciar a la intervención, la patota y la manipulación de las estadísticas. Este mes se cumplía “el abrazo” número 30, coincidente con los 30 meses de nuestra lucha.

Sin embargo no sería uno más, porque esta vez la intervención se propuso redoblar la apuesta.

Su plan fue ganar la calle el mismo día y a la misma hora que haríamos nuestro acto para defender el increíble 0,3% que se terminaría anunciando.
Confiados en su jugada, fueron montando, los días previos, un operativo de amedrentamiento y chantaje para garantizar su éxito y lograr nuestro fracaso. No lo lograron.

La puesta en escena

Todo empezó con la convocatoria de la Agrupación “Evita Inmortal”, que no es otra cosa que la patota de Guillermo Moreno.

Llegado el día, la intervención dio la orden de cerrar las oficinas y los directores, serviciales, transmitieron el mensaje. El acto del “INDEC que trabaja” (así se autodenomina la patota y UPCN) había tomado carácter “oficial”, lo que oficialmente significa que: “si no bajas, te quedas sin trabajo”, “cuidado que sos contratado”, “ojo que vos entraste por el sindicato” y unas cuantas “invitaciones” por el estilo.

La mañana del miércoles 10, UPCN empapeló el edificio con una consigna “nacional y popular” bastante curiosa: “Aguante Ana Edwin”. La beneficiaria del apoyo es la actual directora del INDEC y una vieja funcionaria menemista. Odiada por los trabajadores, Edwin desde hace años viene garantizando el trabajo precario, los bajos salarios y dirigiendo a través de prebendas y favores.

A pesar de las camionetas yendo a buscar gente y de los matones recorriendo los pasillos, su convocatoria fue mucho menor de lo que esperaban.

El efecto contrario

Salir del edificio no era sencillo. Habían dejado abierta una sola puerta como diciendo “por acá no van a pasar”. Pero de a poco los trabajadores comenzamos a salir. Afuera aguardaban compañeros de otros edificios del INDEC. Nos fuimos juntando en una esquina, viéndonos las caras y dándonos cuenta que esta vez éramos más que en abrazos anteriores.
La patota formó fila, nerviosa por un resultado que ya no era el esperado, intimidando. 

Pero nuestro acto ya era una realidad y contaba con el apoyo de trabajadores de otras reparticiones estatales nacionales y municipales, de compañeros del banco provincia, aeronáuticos, del subte y en especial de los compañeros portuarios.

Además estuvieron, como siempre, las Madres Línea Fundadora. Otros organismos de DDHH y organizaciones sociales; la directiva de ATE Capital; distintas personalidades como Fabio Basteiro, Eduardo Macaluse, Christian Castillo, Vilma Ripoll, José Castillo, Marcelo Ramal y los partidos PTS, IS, CCC, PO.

En ese momento, un cordón policial separó a los dos grupos. De un lado la patota, los funcionarios y algunos trabajadores que bajaron tras los aprietes. Del otro los trabajadores del INDEC que no se callan.

De un lado, la defensa de lo indefendible. Del otro, los trabajadores y la Junta Interna de ATE INDEC denunciando la mentira y el canto de “unidad de los trabajadores” con todos los compañeros presentes.

El balance

Finalizada la jornada, los trabajadores salimos fortalecidos.

Reafirmamos que no hay forma de “arreglar” el INDEC sin que se vaya la intervención y la patota y sin que se termine la precariedad laboral, las represalias, sumarios y todas las persecuciones, tal como lo planteamos en la conferencia de prensa que se realizó la semana pasada en la sede de la CTA nacional junto a Yasky, De Gennaro y Micheli (lamentablemente, en esta oportunidad tan importante, estos dirigentes no estuvieron presentes).
Desde la Agrupación Marrón sostenemos que sólo con la lucha podrán lograrse los reclamos de los trabajadores. Y para ello la dirigencia de ATE y CTA tiene que poner todo el peso de la organización gremial al servicio de esta lucha, sin medias tintas.

Solicitadas, actos públicos y masivos; todo lo que haga falta para convertir el conflicto del INDEC en una lucha nacional. 

En tiempos de elecciones la oposición burguesa y también sectores del oficialismo empiezan a discutir alternativas de salida. Distintos proyectos para sanear el INDEC comienzan a esgrimirse. Ninguna de las salidas que presenten, tanto los oficialistas como la oposición sojera, serán beneficiosas para los trabajadores ya que todos querrán hacer un INDEC para sus propios intereses. 

Por eso, desde la agrupación Marrón planteamos también una salida de fondo para que verdaderamente haya un Instituto al servicio de los trabajadores y el pueblo, independiente del gobierno de turno. Un Instituto con presupuesto del Estado pero dirigido por un directorio de técnicos y trabajadores, elegido en asamblea y que, abierto a la discusión con organizaciones de trabajadores, consumidores y usuarios, produzca estadísticas al servicio del pueblo.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: