Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
3 de julio de 2020

La Verdad Obrera N° 591

CONTACTO [email protected]

LOS TRABAJADORES DE LA SALUD YA NOS PRONUNCIAMOS

Hospital Posadas: muertes por desidia Nunca Más

20 Nov 2014 | La muerte absurda y evitable de Emanuel García y un paciente psiquiátrico que cayeron de los techos del Hospital Posadas en un intento de salvarle la vida, fue la desencadenante de un estallido que dejó al desnudo las penosas condiciones de la salud pública, donde la precarización, la falta de insumos, el deambular de los pacientes desesperados que van de un hospital a otro sin respuestas son moneda corriente. Nos cansamos y dijimos ¡BASTA! ¡Muertes por desidia Nunca Más!   |   comentarios

EL gobierno nacional intentaba convertir nuestro hospital en una plataforma de lanzamiento electoral de sus candidatos, con funcionarios ricos puestos a dedo, más interesados en el manejo de la caja que en solucionar los problemas estructurales que arrastra la salud y que se han profundizado en estos diez años. Defienden con uñas y dientes sus puestos y prebendas, como pudimos ver en el intento de regreso del Dr. Spaccavento (Movimiento Evita) al hospital el martes pasado, después de haber sido repudiado en reiteradas asambleas por los trabajadores, que votamos exigirle la renuncia y le impedimos la entrada. Llegó acompañado de funcionarios amigos, con un fiscal de Morón que procesó a dirigentes de los sindicatos y con el apoyo de dirigentes K que se dicen progresistas de La Cámpora y Nuevo Encuentro, la corriente de Sabbatella.
 
 Los trabajadores luchan, los sindicatos “negocian”

La enorme respuesta que brotó de los trabajadores que nos cansamos de ver esta situación, que se llevó la vida de nuestro compañero junto a un paciente, se expresó en cortes de autopista y asambleas multitudinarias, en garantizar el paro a pesar de los aprietes de funcionarios y dirigentes sindicales, que ante el temor de verse desbordados, fueron maniobrando las medidas de lucha de los trabajadores.

Desde el comienzo para superar la división que nos impone que haya seis gremios distintos, pusimos en pie nuestro organismo soberano: la asamblea general de trabajadores en lucha, para discutir y votar las medidas de acción.

Ni la CTA Yasky ni la CTA Micheli convocaron una medida nacional ante semejante crimen social. En el hospital, UPCN guardó un silencio cómplice y no participó de ninguna acción ni asamblea. ATE abandonó el viernes la multitudinaria asamblea que votó echar a la conducción del hospital y exigir la emergencia sanitaria. Volvió cuando ya tenían arreglada la mesa de negociación, acompañados de su patota que vino a impedir que se exprese la voz de los trabajadores. La Asociación para la promoción de la Salud Mental (Aprosam), no sólo desconoció las resoluciones de la asamblea, sino que además su principal dirigente llamó a apoyar a Spaccavento.
El resto de los gremios rápidamente buscaron por todos los medios sacarnos de la lucha. Los pocos trabajadores que se impusieron tomaron la palabra a pesar de la patota sindical y dejaron en claro que los trabajadores peleamos por tener representantes en la reunión de negociación con el ministerio, a lo que se opusieron todos las direcciones sindicales. Una compañera graficó la bronca que generaba esta actitud de las direcciones sindicales : “hoy se van a sentar en la mesa del banquete” 

Fortalezcamos la izquierda de los trabajadores

La fuerza de los trabajadores que se expresó estos días enarbolando las banderas de Emanuel, de lucha contra las condiciones terribles en las que trabajamos y la defensa de la salud pública, no puede quedar en mano de los dirigentes sindicales a quienes nada les importa la vida de los trabajadores, tanto oficialistas como opositores al gobierno Tenemos que transformar esa fuerza y ese dolor por la muerte de nuestro compañero en organización independiente.

Como delegado de mi sector siempre llevé la voz de mis compañeros a las asambleas y también lucho por fortalecer la izquierda de los trabajadores, que entre muchos ya estamos construyendo siendo parte de la lucha de los trabajadores de Lear y Donnelley. Necesitamos una fuerza política de los trabajadores para imponer nuestras demandas y nuestros derechos contra el gobierno nacional, responsable de la muerte de Emanuel y de un paciente más, pero también contra los otros partidos patronales y todos sus aliados.

Así lo hace nuestro diputado Nicolás del Caño, que pone su banca al servicio de nuestras luchas, como esta semana que presentó un proyecto de interpelación al ministro nacional de Salud Juan Luis Manssur, para que dé explicaciones por el estado de nuestro hospital, que provocó esas muertes.

Este es el único camino para evitar que la desidia del Estado y los funcionarios patronales siga cobrándose la vida de trabajadores.









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota