Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 378

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

ESTRENO DE UN DOCUMENTAL SOBRE EL GOLPE EN HONDURAS (Nota exclusiva en internet)

Historia de una resistencia que debe continuar… hasta vencer

10 Jun 2010   |   comentarios

La larga fila en toda la cuadra –y que luego, pasadas las 19 horas, doblaba por la calle Rodríguez Peña– hizo que varios comerciantes preguntaran un poco extrañados ¿qué esperan; qué pasa?, como si hubiera un recital de alguna “megaestrella” (o regalaran algo).

Pero no: la fila era para ingresar al cine Gaumont, para presenciar el estreno del documental Quién dijo miedo. Honduras de un golpe, realizado por Katia Lara a lo largo del último año: 6 meses en Honduras tomando imágenes desde aquel nefasto 28 de junio para el pueblo y los trabajadores hondureños, y 6 aquí, en Buenos Aires, editando, con varios colaboradores. Más de 800 personas, de todas las edades, colmaron la sala principal del Gaumont –sentándose incluso en los pasillos laterales–.

El documental muestra a las claras el plan imperialista del golpe: las imágenes del operativo militar la madrugada del 28 para expulsar al presidente “Mel” Zelaya; la farsa de traspaso a Micheletti por “ausencia” del presidente en el Congreso (!?) y la resistencia: las enormes y sacrificadas luchas de trabajadores y sectores populares contra el golpe en las calles, y la organización del Frente Nacional de Resistencia Popular contra el golpe.

También hay imágenes durísimas (que emocionan y dan mucha bronca a la vez) de las movilizaciones y combates que dejaron el saldo de muchos mártires, hombres y mujeres jóvenes, que cayeron por las balas de policías y militares, en momentos tales como la espera en el aeropuerto de un posible retorno de Zelaya; cuando instauró su “campamento” en Nicaragua, en la frontera con Honduras. O cuando se refugió en la Embajada de Brasil algunos meses.

Un hilo conductor en el relato será Rene, joven sindicalista y actor, que participando de los spots publicitarios a favor de la “cuarta urna” para agregar el 28 (como consulta popular no vinculante para votar a favor o en contra de una asamblea constituyente en las elecciones de diciembre) se suma a la resistencia, y luego de varias acciones, tiene que dejar a su familia y exiliarse. También habrá imágenes de lo que fue el gran recital llamado “Voces contra el golpe”. Otro momento, de contrastes, se verá cuando la gente de los barrios ricos se movilice en sus autos y camionetas ante la clasificación del seleccionado de fútbol para el mundial (con un 4 a 0 a Costa Rica), mientras decenas de personas son detenidas y trasladadas a cárceles… y en otros casos a un regimiento del Escuadrón Cobra, un escuadrón militar especial que atacó innúmeras movilizaciones con francotiradores.

¿Qué fue lo que llevó al golpe de Estado? Quién dijo miedo… subraya los deseos de cambios, de reformas democráticas, en el régimen político. Según comentó la realizadora a la prensa: “en verdad, esa Constitución se podía modificar y el trabajo que venía haciendo el movimiento popular por la Constituyente desde 2003, podía llegar a ser una realidad con el acompañamiento de Zelaya. Y a eso le tuvieron miedo”.

A las aspiraciones de trabajadores, jóvenes y sectores populares, Zelaya trató de darles respuesta, un “cauce constitucional”; no desde alguna propuesta de fondo: por eso el historiador que aparece en Quién dijo miedo… aclara que Zelaya, hasta el 28 de junio “compañero” de Micheletti en el Partido Liberal, no tiene nada de marxista o revolucionario: sólo es un “caudillo liberal”. Katia Lara agrega en la entrevista ya citada: “Si se las compara con otros tipos de propuestas sociales fueron reformas pequeñas. Por ejemplo, él nunca propuso una reforma agraria. Eran medidas importantes pero dentro de un gobierno que se puede calificar como progresista. Las reformas que proponía para la Constitución incluían terminar con el monopolio de las decisiones que tiene el Congreso Nacional. Es un poder que tiene mucha fuerza. Ellos eligen a las autoridades del Ministerio Público, del Tribunal Supremo Electoral, del Consejo Superior de Cuentas. O sea, tienen en sus manos mucho poder centralizado. No hay democracia en esas decisiones”.

Por otra parte el documental deja algunas declaraciones de los gobiernos de América Latina: los (autoproclamados) “antineoliberales”. A poco de comenzar aparece la presidenta Cristina Fernández, luego el mandatario de Ecuador Correa y finalmente Lula Da Silva. Las condenas al golpe recibieron de algunos entusiastas (un tercio del público) aplausos. Pero también levantaban más aplausos los momentos de lucha encarnizada ante la injusticia, y el gran coraje del pueblo en los combates contra la reacción golpista. A fin de cuentas, el documental permite apreciar la diferencia clara entre las declaraciones y “condenas” diplomáticas, y la potencial fuerza de un pueblo que reacciona y se moviliza ante el golpe proimperialista.

Algunos silbidos fueron dedicados a las declaraciones de Barack Obama, quien dijo que habría “hipocresía” al criticar a los Estados Unidos por “no intervenir” ante la negativa de Micheletti y cía. a negociar con Zelaya alguna clase de acuerdo.

Quién dijo miedo… muestra también lo que fue la dictadura hasta la década del ’80, y cómo una de las primeras acciones de Micheletti fue llamar a Billy Joya, quien junto a otros militares fundó el tristemente célebre Escuadrón 316, especializado en secuestrar, desaparecer y matar –cabe acotar que además los militares hondureños, que contaron y cuentan con el apoyo de militares yanquis, recibieron también colaboración de sus “colegas” argentinos en los ’80-.

Respecto a la (re)aparición de Billy Joya como “asesor de seguridad” dice Katia Lara: “Eso resume un poco cómo esas fuerzas, que actuaban en los años ‘80 y que uno pensaba que fueron de otra época, ahí están. Y siguen actuando. Y además ligados a un montón de negocios turbios en Honduras como el narcotráfico y el lavado de dinero”. Es decir que el enemigo que se enfrenta, mafioso y proimperialista, tiene un poder, político, militar y de recursos, enorme. Por ello lograron dejar a Zelaya afuera de la trampa electoral que dejó en la “presidencia” (en medio de una abstención del 62% de la población) a Porfirio Lobo, del Partido Nacional (que junto con el Liberal, hace al bipartidismo tradicional del país). Esto con un saldo de decenas de muertos, encarcelados y cientos de exiliados.

Si hay algo que deja a las claras el documental es que la enorme resistencia del Frente (una lucha pacífica, convocada explícitamente así desde su nacimiento) y las declaraciones a favor de Zelaya (o las actuales, de no dar cabida a las intenciones de Hillary Clinton de permitir el retorno de Honduras a la OEA) no alcanzan. Como ilustran las represiones y detenciones masivas (¡hasta de niños de 10 años!) hay que organizar aún más masiva y fuertemente la resistencia para poder pasar a la ofensiva. La fuerza que hay en los trabajadores de servicios y las maquilas aún no se puso toda en movimiento. Sólo con ella se puede avanzar y vencer a los golpistas y reaccionarios, nativos e imperialistas.


* En http://quiendijomiedofilm.blogspot.com se puede obtener más información sobre los realizadores y bajar, luego del estreno en otros países, el documental.

Temas Relacionados: Cultura









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota