logo PTS

Internacionales

Desde Berlin

Gira internacionalista: charla de Christian Castillo en Alemania

Exitosa charla con Christian Castillo del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) de Argentina.

PTS

14 de enero 2014

Gira internacionalista: charla de Christian Castillo en Alemania

En octubre de 2013 el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) obtuvo un millón doscientos mil votos en las elecciones legislativas de Argentina. El pasado sábado 11 de enero Christian Castillo, dirigente nacional del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y diputado del FIT en la provincia de Buenos Aires, se hizo presente en una sala llena con una asistencia de más de cien personas, compuesta por estudiantes universitarios, secundarios, trabajadores y militantes de izquierda, donde contó sobre esta experiencia.

La charla fue organizada por los grupos Alternativa Socialista (SAV - parte del Comité por una Internacional Obrera, CIO), la Nueva Organización Anticapitalista (NAO - proyecto de varias organizaciones de origen trotskista) y la Organización Internacionalista Revolucionaria (RIO - sección de la FT-CI en Alemania).
A cien años del “No” de Karl Liebknecht a los créditos de guerra y de la bancarrota de la socialdemocracia alemana, en la charla se discutió la cuestión del parlamentarismo revolucionario y los desafíos actuales en Argentina y Europa. Por ello, junto a Castillo también intervinieron Martin Suchanek (GAM/NAO), Sascha Stanicic (SAV) y Stefan Schneider (RIO).

La visita de Christian Castillo a Berlín es parte de una gira internacionalista por Europa para hacer más conocida la experiencia del FIT. Justo en el marco de una crisis capitalista es necesario que los trabajadores, jóvenes y la izquierda trotskista puedan aprender de esta experiencia. Ya hizo charlas en Londres y llevo apoyo a los trabajadores en huelga de una fábrica de alimentación en Cataluña, Panrico. En los días siguientes visitará Grecia, Francia y el Estado Español, donde realizará varias charlas.

Castillo, militante del PTS, organización hermana de RIO, empezó su discurso rindiendo homenaje a la gran revolucionaria Rosa Luxemburg, que cayó luchando por la revolución socialista. Mostró que la elección histórica del FIT se basa en una experiencia larga de ruptura que hizo la clase obrera con el Gobierno “nacional y popular” de los Kirchner. Ahora hay una crisis inicial del régimen político, agudizada por tensiones económicas más fuertes. “Sectores de los trabajadores rompen con su dirección histórica, el peronismo, y van a la izquierda“, acotó Castillo. Eso se vio en el paro nacional del 20 de noviembre de 2012, que fue protagonizado por los trabajadores, muchas veces incluso en contra de sus direcciones burocráticas. Al mismo tiempo es destacable el trabajo tenaz, en primer lugar del PTS, en la última década en el movimiento obrero, con el cual recuperaron comités de empresas en industrias importantes.

Eso se refleja ahora en el resultado del FIT, que planteó un programa claramente socialista. Demandas centrales como el no pago de la deuda externa y la expropiación sin indemnizaciones de las minas, los bancos y la gran industria, y la puesta en marcha bajo gestión, administración y control obrero y de los usuarios son parte de un perfil antiimperialista y anticapitalista, por lo cual la izquierda trotskista es conocida. “Intervenimos en el parlamento – dice Castillo –, no por tener ilusiones en el parlamentarismo, sino para avanzar en la lucha por un Estado obrero basado en sóviets”.

En su discurso Martin Suchanek (GAM/NAO) habló sobre la situación europea y alemana, donde los revolucionarios tienen que luchar contra grandes aparatos reformistas. En Grecia el resultado electoral del partido reformista de izquierda Syriza fortaleció estas variantes de mediación. Igualmente, en Alemania la tarea principal es la construcción de un partido obrero revolucionario, que sea independiente de los aparatos de los sindicatos y del partido Die Linke. Para ello, el trabajo parlamentario es un trabajo subordinado pero servible. Para llegar a ese punto, “las fuerzas de izquierda tienen que superar su debilidad y empezar un proceso de reagrupamiento”, concluyó Suchanek.

Sascha Stanicic (SAV) aportó diversas experiencias de su corriente internacional del Comité por una Internacional Obrera (CIO) al debate. Hace solo algunas semanas que Kshama Sawant de Socialist Alternative, organización hermana del SAV en los EE. UU., asumió como concejal en Seattle. “Un programa abiertamente socialista no es la única explicación para una victoria electoral tal, pero es su condición previa”, explicó Stanicic. También contó de los cargos de sus compañeros irlandeses que están dentro del parlamento europeo y que están al servicio de los movimientos sociales. En torno a Alemania dijo que solamente una buena base de militantes hace posible un trabajo parlamentario municipal. En ese sentido, la demanda del FIT de que un diputado gane lo mismo que un trabajador promedio tiene su actualidad aquí.

Stefan Schneider (RIO) destacó el significado del FIT afuera de las fronteras argentinas. El resultado electoral muestra que es posible llegar a las masas con un programa claramente revolucionario y socialista. Esto está al contrario de los proyectos anticapitalistas amplios o abiertamente reformistas de izquierda, como surgieron en los últimos años en Europa. En la propia Alemania hay mucha gente que defiende a Die Linke como la única variante posible. “En muchas luchas podemos observar un cuestionamiento al sistema dominante, como en la lucha de los refugiados contra el racismo estatal, en las huelgas de los vendedores o en Neupack por un rechazo a la dirección burocrática de la lucha”, subrayó Schneider. Por eso es necesario construir una fuerza alternativa, que tome la bandera de la autoorganización de los luchadores y una perspectiva antiburocrática para la unidad de las filas obreras.

Después de los discursos hubo un debate largo en el cual se discutió de forma polémica la cuestión de la construcción de un partido revolucionario anticapitalista en Alemania, particularmente en relación a Die Linke, y el significado del voto al FIT para los revolucionarios en Alemania. Una discusión importante en ese marco fue si era posible ganar a las masas con un programa abiertamente socialista y revolucionario. Todos coincidieron en que existe la necesidad de acciones de frente único, que no diluyan el programa. Jan Richter, parte del comité de empresa de H&M en la Friedrichstraße, contó del gran apoyo que varios grupos revolucionarios en Berlín dieron a los piquetes durante la huelga de los vendedores, que duró siete meses.

En su discurso final, que se hizo cuando ya era muy tarde, Castillo destacó otra vez el trabajo en los lugares de trabajo y las universidades. Mientras que gran parte de la izquierda después de la caída del muro abandonó la centralidad de la clase obrera, con ese método el PTS buscó estructurarse fuertemente en la clase obrera industrial. Por eso una de las tareas principales del PTS hoy consiste en ir a la recuperación de los sindicatos de las manos de los burócratas. Otra tarea es abrir la discusión sobre la construcción de un gran partido revolucionario con las fuerzas dentro del FIT. “La tarea de los revolucionarios es capacitar a la fuerza social que puede enterrar al capitalismo”.

El domingo visitó la marcha tradicional en conmemoración a Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht, que iba desde el Frankfurter Tor al lugar conmemorativo de los socialistas. Junto con otras organizaciones trotskistas, RIO fue parte de un “bloque en memoria a los bolcheviques leninistas caídos“, que lucharon contra la burocracia estalinista en la Unión Soviética y contra las direcciones reformistas de los trabajadores en los países capitalistas.

Ver también: