logo PTS

MUJER

Fue a denunciar violencia de género…y la Policía la golpeó

El martes 11 dos hermanas, Sandra y Graciela, fueron a la comisaría 4ª de San Fernando a denunciar a su hermano, de quien sufrían reiterados maltratos y violencia. Tuvieron la falsa ilusión de que iban a encontrar justicia con la Policía.

PTS

20 de febrero 2014

Fue a denunciar violencia de género…y la Policía la golpeó

El martes 11 dos hermanas, Sandra y Graciela, fueron a la comisaría 4ª de San Fernando a denunciar a su hermano, de quien sufrían reiterados maltratos y violencia. Tuvieron la falsa ilusión de que iban a encontrar justicia con la Policía.

A Sandra Cano, mamá de 4 niños, le toma la denuncia el policía Juan Escobar. Pero no le da una copia, ya que el agresor es amigo. Ella insistió en que le den la copia, pero el policía respondió con empujones, tironeo y golpes tomándola del cuello junto con otros policías. Le pegaron sin piedad, como acostumbran a la hora de usar su poder.

Sandra fue detenida y le abrieron una causa por desacato a la autoridad. Pasó la noche en la comisaría, en manos de estos represores, esposada y arrodillada durante horas pidiendo que no la lastimaran.

Luego su hermana y el marido pidieron intervención de la fiscal, creyendo que ésa sería la solución. La trasladaron a la Comisaría de la Mujer y más tarde la liberaron. Sus familiares debieron llevarla al hospital, tenía un oído lastimado, moretones y crisis de nervios. La fiscal Bibiana Santella le dijo a los medios que esos policías no tienen antecedentes de violencia y que tendrá que ver más pruebas además del vídeo que salió por los medios. Es que defiende los intereses de los patrones y sus cómplices.

Este hecho despertó el odio y la bronca de las mujeres trabajadoras, amas de casa, y obreros, viendo una vez más de qué lado esta la Justicia. Son casos de todos los días. Como el de la mamá de Micaela Fernández, en el barrio La Paloma de Pacheco, donde la comisaría y fiscalía fueron cómplices de la golpiza de la madre de la niña Qom, muerta en la casa de un “amigo” también de la policía. La madre, ante sus reclamos reiterados a la fiscalía y la comisaría, fue detenida tres días y golpeada brutalmente por tres policías incluyendo al comisario Sergio Rodríguez. La complicidad de los fiscales dando impunidad a policías está a la vista. Los casos no paran mientras el intendente de Tigre, Sergio Massa, y su aliado Andreotti de San Fernando, hacen propaganda diciendo que las mujeres podemos denunciar la violencia de género. Un discurso falso. Con estos lazos de complicidad, para las mujeres pobres hacer una denuncia es otra tortura.

La Policía es la principal cómplice de las redes de trata, que están en relación directa con los prostíbulos avalados por jueces y policías. Esto hace que las denuncias de violencia de género muchas veces queden en la nada, o que las víctimas opten por no hacerlas terminando en crímenes brutales de niñas y mujeres.

¡Basta de violencia contra las mujeres! Violencia también es que te paguen menos en tu trabajo, que no te tomen por ser madre, sufrir acoso sexual de tus jefes...violencia sólo por ser mujeres. De esta violencia no hablan los medios.
Las mujeres trabajadoras nos tenemos que organizar, ya que estamos en una sociedad machista y nos llevamos la peor parte a la hora de hacer valer nuestros derechos.

Pato de Pacheco

Temas relacionados: