logo PTS

INTERNACIONAL

EL HORNO NO ESTÁ PARA BOLLOS

Estado español: ¡Comienza la huelga indefinida de los trabajadores de Panrico!

La patronal de Panrico plantea a los sindicatos el despido de 1.914 empleados, casi la mitad de la plantilla, en todas las plantas que tiene en el Estado Español, y una reducción del sueldo del resto de trabajadores del 45%.

PTS

17 de octubre 2013

Estado español: ¡Comienza la huelga indefinida de los trabajadores de Panrico!

La patronal de Panrico plantea a los sindicatos el despido de 1.914 empleados, casi la mitad de la plantilla, en todas las plantas que tiene en el Estado Español, y una reducción del sueldo del resto de trabajadores del 45%. Antes la empresa había suspendido el pago de la nómina de septiembre a sus cerca de 4.000 empleados para poder afrontar el pago a sus proveedores. Para justificar este ataque la empresa viene alegando ante informes internos pérdidas de 150.000 euros, pero se olvidan que los directivos tienen salarios de hasta 500.000 euros y disponen de 25 coches oficiales de lujo, nada menos.

La fábrica de Santa Perp˜étua, en Barcelona, donde ocupa un alto cargo el hermano menor de Artur Mas, presidente de la Generalitat de Catalunya, lleva los últimos años luchando contra los ataques de la patronal que además de mermar la plantilla, ha empeorado sustancialmente sus condiciones laborales. Se trata de una plantilla formada en gran parte por mujeres y hombres, muchos de ellos familias, que llevan más de 40 años trabajando y sufriendo los ataques de la patronal que ha ido avanzando de forma sutil pero constante, arrebatando lo que se había conquistado con años de lucha.

Ante este nuevo ataque los trabajadores de Panrico no han dudado en volver a organizarse y salir a la lucha; decidiendo en asamblea iniciar una huelga indefinida y rechazar así el principio de acuerdo alcanzado entre sindicatos y la dirección de la empresa, denunciando la reducción salarial y las condiciones en las que trabajan desde que se aprobó el último plan de viabilidad. Un plan abusivo y retrogrado según el cual se les ha reducido un 33% de salario, además de reducir el tiempo de ir al baño de 15 a 6 minutos o aumentar los ritmos de producción en línea.

La patronal amenaza ¡Los trabajadores resisten!

La primera jornada de huelga fue un éxito. Desde primera hora más de 200 trabajadores estaban concentrados en la puerta de la fábrica. La patronal había amenazado a los que iban a la huelga diciendo que los trabajadores que quisieran entrar a trabajar lo harían sí o sí, ya que habían acordado con los Mossos d´Escuadra (Policía de Barcelona) que les escoltarían para garantizar el acceso al puesto de trabajo a los esquiroles. Este es el derecho al trabajo que defienden los patrones y el gobierno, el de los rompe-huelgas, nunca el de los 2000 trabajadores que pueden quedarse en la calle próximamente o el de los 6 millones de desocupados.

La amenaza fue cumplida. Después de que se fueran de primera línea los medios de comunicación que cubrían la huelga, los agentes policiales se acercaron al piquete tratando de engañar a los representantes de los trabajadores con una negociación para que pudieran pasar los esquiroles. Después de los “polis buenos” salieron los que hacen honor al verdadero carácter de la Policía, la de “piquetes del patrón”. El dispositivo policial no ha permitido que los trabajadores del piquete pudieran tratar de convencer a los esquiroles, ya que enseguida ha desplegado sus fuerzas haciendo avanzar sobre los trabajadores un cordón de policías antidisturbios armados hasta los dientes, incluso con pistolas de balas de goma. No han dudado en usar con contundencia sus porras sobre la plantilla de trabajadores, dejando varios heridos. Los trabajadores han respondido resistiendo con la misma contundencia, unidos y sin dejar de cantar “que viva la lucha de la clase obrera”. Especialmente combativas se mostraban algunas mujeres, madres de familia, dispuestas junto a sus compañeros a defender su puesto de trabajo y condiciones de trabajo dignas. Hasta el final.

Los trabajadores han resistido hasta que los Mossos han tenido que retirarse ante la fuerza y la presión de la plantilla que ha conseguido también que los esquiroles decidieran retirarse y no ir a trabajar. La jornada terminó con el corte de la carretera más próxima durante unos minutos.

Las posteriores jornadas de huelga han transcurrido en un ambiente de más calma ya que los esquiroles no se han presentado a trabajar. Los trabajadores de Panrico continúan con ganas de luchar y de hacerse oír, cansados del abuso de la patronal. Incluso han comenzado a implementar un fondo de huelga para garantizar la durabilidad de la lucha.

Desde Clase contra Clase, junto a compañeros de NO Pasarán y compañeras de Pan y Rosas, hemos estado presentes mostrando nuestro apoyo y solidaridad, e impulsando la solidaridad y unión obrero-estudiantil, hemos propuesto en las asambleas de la universidad, viajes de grupos en apoyo a la lucha para los próximos piquetes y manifestaciones que hay convocadas. Como muchos decían, ¡la lucha continúa!

¡Qué viva la lucha de la clase obrera! ¡Qué viva la lucha de Panrico!

¡Por el pago de las nóminas de Panrico!

¡Contra los planes de despidos y rebajas salariales de la empresa!

¡Por la unión obrero-estudiantil que plante cara a los ataques!

Temas relacionados: