logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

CONTUNDENTE PRONUNCIAMIENTO DE LOS TRABAJADORES

En Alicorp, con asamblea, se paró

Como es costumbre, la burocracia de la verde del SOJO no llamó a parar, al igual que en los paros nacionales del 20N y el 10A. A pesar de que a la mayoría en Alicorp, Guma, Unilever y Procter les descuentan impuesto a las ganancias, y que ni se vio el 31% de las paritarias.

Franco Villalba

29 de agosto 2014

En Alicorp, con asamblea, se paró

Como es costumbre, la burocracia de la verde del SOJO no llamó a parar, al igual que en los paros nacionales del 20N y el 10A. A pesar de que a la mayoría en Alicorp, Guma, Unilever y Procter les descuentan impuesto a las ganancias, y que ni se vio el 31% de las paritarias.

A diario dejamos la vida en la fábrica con turnos rotativos de 6 días semanales, con productos que nos arruinan la salud, los contratados siguen siendo mano de obra descartable y mil cosas más. Pero según ellos, sigue siendo más importante mirar para otro lado y no quedar mal con el gobierno, porque si no podríamos ser “perjudicados en futuras paritarias”… ¿Más todavía?

La bronca de los jaboneros por esta realidad crece cada quincena. Pero a las ganas de parar se imponía la división en la base en los días previos por no saber si habría colectivos o no, sumado a que estaba mas que claro que el SOJO no adhería y que la patronal nos iba a descontar. Un gran debate se abría.

Desde jaboneros desde abajo y la comisión interna decíamos persona a persona y en nuestros volantes, que había que reclamar al sindicato un congreso de delegados con mandato de fábricas. Hicimos asambleas a pesar de que la patronal las prohíbe. Dijimos que había que adherir y levantar los reclamos de eliminación del impuesto al salario, defender a los contratados, los salarios, reapertura de paritarias y porque no haya nunca más familias en las calles; tal como vienen reclamando en la lucha de Lear y en la gráfica Donnelley bajo control obrero.

A la salida los obreros se quedaron hasta más tarde para debatir. En la noche del martes 26, escucharon con atención la opinión de la interna. Ganó por un 50% no venir a trabajar. Pero una gran parte no levantó la mano por ninguna opción. Las dudas seguían siendo muchas. Pero con las horas, esas dudas se iban aclarando y las ganas de parar avanzaban a paso firme. La asamblea del turno mañana y tarde fue más decidida. “Siempre que cobramos nos quejamos de que nos descuenten el impuesto y que la plata no alcanza, así que seriamos unos hipócritas si venimos a trabajar mañana”, tiró un obrero de mucha antigüedad dejando mudos a los indecisos. Un poco tímidamente alguien quiso evitar que se vote para que no se refleje la realidad. Pero como es tradición acá, desde que conquistamos el derecho a tener delegados y asambleas, se votó. La amplia mayoría votó parar. Hubo un acatamiento del 80% y en la fábrica no se vio ni humo en la torre desde las 22 hs. del miércoles.

¡Una muestra más, en la tradición de lucha en la ex Jabón Federal, que los ajustes no pasaran!