logo PTS

NOTAS RELACIONADAS

NO A LA ENTREGA DEL PETRÓLEO Y EL GAS

Empresa estatal única bajo gestión obrera en acuerdo con organizaciones ambientalistas y de pueblos originarios

El kirchnerismo busca resolver la crisis energética con un acuerdo entreguista con la Chevron que incluye cláusulas secretas. Lo quiere imponer con represión como cuando se votó en la Legislatura neuquina la concesión de Vaca Muerta hasta 2048.

PTS

12 de septiembre 2013

El kirchnerismo busca resolver la crisis energética con un acuerdo entreguista con la Chevron que incluye cláusulas secretas. Lo quiere imponer con represión como cuando se votó en la Legislatura neuquina la concesión de Vaca Muerta hasta 2048. En esa sesión el diputado Raúl Godoy (PTS en el FIT) les dejó la insignia de EE.UU. “para que voten la entrega bajo esta bandera”. La extracción de hidrocarburos no convencionales con el “fracking” es altamente contaminante y ya causó una muerte en la comunidad mapuche. Las prácticas de Chevron ya las sufrieron los pueblos originarios de Ecuador.

La expropiación parcial de YPF no fue por la “soberanía energética” sino para concretar un nuevo pacto de dependencia con Chevron, dejando en pie el esquema surgido de las privatizaciones. Más del 80% del petróleo y el gas sigue en manos privadas, mayoría imperialistas: la francesa Total, la yanqui Esso y la anglo holandesa Shell, e incluso amigos del gobierno como Bulgheroni, dueño de Pan American Energy asociado a la inglesa British Petroleum. Todas disfrutaron de subsidios mientras saquearon los recursos sin invertir un peso, igual o peor que Repsol.

Abajo el Decreto 929 que beneficia a Chevron. No al fracking. Las ganancias declaradas por las petroleras son de 2.600 millones de dólares anuales. Esos recursos hay que destinarlos para cambiar la matriz energética (concentrada en hidrocarburos contaminantes) a favor de energías más “limpias” como la eólica o la solar. Para eso hay que expropiarlas y constituir una empresa estatal única reincorporando a los trabajadores expulsados por la privatización, integrando el proceso productivo desde la extracción a la refinación. Tiene que ser gestionada por los trabajadores petroleros con la asistencia técnica y tecnológica de las universidades y en acuerdo con las organizaciones ambientalistas y pueblos originarios.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: