logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

El MPN y el kirchnerismo contra la izquierda en Zanon

El martes 1/7 obreros de Zanon fueron recibidos por la Comisión de Trabajo de la Legislatura de Neuquén para exponer sobre la situación productiva de la fábrica y el pedido de un préstamo de $20 millones al gobierno de la provincia, parte del plan de los obreros para renovación tecnológica.

El MPN y el kirchnerismo contra la izquierda en Zanon
3 de julio 2014

El martes 1/7 obreros de Zanon fueron recibidos por la Comisión de Trabajo de la Legislatura de Neuquén para exponer sobre la situación productiva de la fábrica y el pedido de un préstamo de $20 millones al gobierno de la provincia, parte del plan de los obreros para renovación tecnológica. El “apuro” de los diputados por ver el partido de Argentina y el hecho de que los obreros ya habían expuesto semanas atrás el informe en un Plenario de Comisiones ante casi los mismos diputados presagiaban lo que terminó siendo un hecho: ya no sólo una formalidad para seguir dilatando cualquier respuesta, sino un “escenario” montado para que diputados del MPN y el kirchnerismo ataquen a la gestión obrera.

Raúl Godoy, obrero de Zanon y dirigente nacional del PTS en el FIT, fue parte de la delegación votada en asamblea, y fue uno de los que respondió a los diputados. Los ataques macartistas estuvieron dirigidos no sólo a militantes partidarios sino a todo el Sindicato Ceramista y hasta a las autoridades de la Cooperativa FASINPAT, todos catalogados como “la parte política” de la fábrica. La fórmula es simple: dilación del gobierno a responder si va a otorgar el crédito, acompañada por ataques de diputados del MPN y el kirchnerismo contra los obreros que “hacen política”, ya que no puede ver que Zanon sea “un actor social”.

Un diputado del MPN había adelantado su postura en La Tecla, armando una intriga sobre que había “250 obreros en la parte política que nunca trabajan”, y que había que “separarlos” para hacer viable la fábrica. Vuelven a coincidir MPN y PJ planteando que habría que dejar en la calle a 250 familias.

Buscan dividir a los obreros de Zanon para condicionar un crédito a que se despidan trabajadores y se termine con la gestión obrera, reemplazándola por una mixta o algún mecanismo donde el Estado tenga injerencia. Saben que necesitan, de mínima, aislar a la izquierda y limitar las “atribuciones” del Sindicato y “la parte política”.

Los obreros respondieron dejando claro que en Zanon se defienden todos los puestos de trabajo, que aceptan el control sobre el destino de un crédito, pero que la conquista de la gestión obrera independiente del Estado no se toca, que “la parte política” también trabaja en la producción, por eso los dirigentes rotan y vuelven a la línea y que en Zanon hay libertad de pensamiento, de crítica, política e ideológica. Como dijo Godoy “en Zanon hay libertad de pensamiento. Y pensamos que los obreros podemos hacer política, que no somos sólo carne de explotación”.

Hay una avanzada contra los trabajadores y sus organizaciones (tanto sindicales como políticas) que los trabajadores no están dispuestos a permitir. La pelea de los ceramistas por el acceso al crédito, de forma pública y de cara a la comunidad, contrasta con el “uso y costumbre” del sistema clientelar del MPN, acostumbrado al negociado con los empresarios. Eso es lo que no pueden soportar.

Como señaló Godoy en un reciente reportaje, hay que “poner en pie de lucha a todos los ceramistas tanto de Zanon, Stefani y la Neuquén para resistir estos ataques, y exigir lo que por derecho nos corresponde. Más que nunca hay que reagrupar fuerzas y volver a golpear juntos, con las organizaciones solidarias, en defensa propia”.

Temas relacionados: