logo PTS

La clase obrera ante el bicentenario

Deuda externa, propiedad de la tierra y extranjerización de la economía

Sin dudas, la deuda externa constituye una de las principales herencias malditas de la dictadura, que todos los gobiernos constitucionales posteriores se encargaron en engrosar. El de los Kirchner no ha sido excepción. Pese a haber pagado más de 45 mil millones de dólares en siete años, la deuda llegará a más de 160 mil millones de la moneda yanky luego que se implemente el nuevo canje de los bonos que habían entrado en default, en una operación que constituye un gran negocio para los bancos implicados, que compraron bonos cuando estaban a un 20% de su valor nominal y ahora serán cambiados a un 50%.

PTS

13 de mayo 2010

Sin dudas, la deuda externa constituye una de las principales herencias malditas de la dictadura, que todos los gobiernos constitucionales posteriores se encargaron en engrosar. El de los Kirchner no ha sido excepción. Pese a haber pagado más de 45 mil millones de dólares en siete años, la deuda llegará a más de 160 mil millones de la moneda yanky luego que se implemente el nuevo canje de los bonos que habían entrado en default, en una operación que constituye un gran negocio para los bancos implicados, que compraron bonos cuando estaban a un 20% de su valor nominal y ahora serán cambiados a un 50%. Para graficar lo que significan los recursos destinados al pago de la deuda, veamos lo que se podría hacer con sólo dejar de pagar la deuda externa este año:

Aumentar hasta $ 1084 lo que se paga a 3,4 millones de niños y adolescentes por la Asignación Universal por Hijo

Dar un aumento mensual de $560 para los 5,4 millones de jubilados

Construir 665.000 viviendas populares de $ 60.000 cada una.

Pagar a los 960.000 desocupados de áreas urbanas un subsidio de hasta $3200 por mes

O con lo que aumenta la deuda por la apertura del canje (unos $ 40 mil millones), se podría:

Duplicar el presupuesto de educación

Cuadruplicar el presupuesto de salud

Duplicar el presupuesto dedicado a vivienda y desarrollo urbano por ocho años.
Pero no es sólo el problema de la deuda lo que se ha mantenido inalterado en estos años de gobierno kirchnerista. A pesar de los discursos de los K, lo cierto es que en sus siete años de gobierno la economía continuó dominada preponderantemente por el capital extranjero, que tiene bajo control dos tercios de las principales 500 empresas. También la propiedad de la tierra continúa altamente concentrada, en niveles similares a los que había a principios del siglo XX (los 1000 principales propietarios poseen 35 millones de hectáreas y los primeros 4000, 84 millones), aunque en la actualidad los grandes terratenientes (que en general son también grandes empresarios agrarios) comparten los beneficios de la renta agraria con las empresas del agro business y el capital financiero que interviene mediante los pools de siembra y otro tipo de sociedades, además de las grandes exportadoras (Bunge, Cargill, Aceites General Deheza, etc.) y las multinacionales que producen las semillas y fertilizantes (como Monsanto y Nidera). Y a pesar que se frenó la caída de la producción industrial que llegó a un piso histórico en proporción al PBI a comienzos del 2002, esta ocupa en la economía nacional el mismo lugar que tenía en 1998, después de la devastación menemista. La producción agropecuaria (y fundamentalmente la soja), aunque sólo da cuenta de un 7% del PBI, explica dos tercios de la exportaciones argentinas. El otro tercio de las exportaciones corresponde esencialmente a la producción automotriz, controlada exclusivamente por empresas multinacionales que aprovechan la escala que brinda el Mercosur para articular ventajas a uno y otro lado de la frontera argentino-brasileña.

Es así que en todas las áreas fundamentales el kirchnerismo no ha realizado ninguna transformación sustancial de la estructura económica y social, producida gracias al genocidio de la dictadura y profundizada durante la ofensiva neoliberal de los ’90, realizada por el menemismo y continuada por la Alianza.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados:

Historia

/   

Nacional