Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
20 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 378

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

MACRI Y MIRTHA LEGRAND EN EL COLON (Nota exclusiva en internet)

Desprecio clasista

10 Jun 2010   |   comentarios

“El programa (…) fue más bien un cóctel, en el que se brindó con champagne (…). Para finalizar, Mauricio Macri le regaló la medalla del Bicentenario a la diva”. Así finalizó su relato el oligárquico diario La Nación, el 3 de junio, sobre la emisión del día anterior del programa de los almuerzos.

Con “la diva” estuvieron el director del Colón Pedro García Caffi, el ministro Daniel Chain y el jefe de Gobierno Mauricio Macri. Se habló de política (el enfrentamiento entre Macri y el gobierno nacional) y de lo bien que ¿está? el teatro. Como el programa televisivo se realizó en el Salón Dorado, en realidad se sigue desconociendo qué pasa en el resto de los pisos y subsuelos, donde están por ejemplo la sala de producción, salas de ensayo, escenografía y vestuario. Como ha señalado el arquitecto Fabio Grementieri, especialista en conservación del patrimonio histórico -y consultado en un documental sobre el “master plan”- “el Teatro Colón es mucho más grande de lo que se ve por fuera tiene 3 subsuelos y 4 pisos para arriba. Es uno de los pocos Teatros Fábricas que quedan en el mundo. Todo lo que se ve en escena se produce en los talleres: escenografía vestuario, peluquería, sastrería, maquinaria, pintura, incluso los elencos son propios. Todo se hace en el teatro desde lo más chico a lo más grande. Ahora esos talleres están incluso más destruidos que antes de empezar la obra”.

José Piazza, delegado de ATE y de los trabajadores del Colón dijo: “tuvimos una asamblea general con los trabajadores de todos los sectores. Allí, se propuso rechazar la emisión del programa”. Un comunicado de los trabajadores expresó un “firme y contundente rechazo al uso indebido de las instalaciones” y denunció “la actitud de las autoridades del Ente Autárquico Teatro Colón”: el director general, García Caffi, el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi y Macri mismo. El comunicado también destaca que el permiso otorgado para el programa va en contra de lo que indica el artículo 2 de la Ley de Autarquía, ya que la misión del Ente es la de “crear, formar, representar, promover y divulgar el arte lírico, coreográfico, musical y experimental (...) en el marco de las políticas culturales” de la Ciudad.

Para los pobres que lo miran por TV…

El PRO Horacio Rodríguez Larreta dijo: “No entiendo a la gente que se opone a que mostremos una obra que es de todos los argentinos”. ¿De todos? Veamos el diálogo entre el gobernante capitalino y “la diva”, que permite ver el desprecio clasista (y racista) que tienen. Veremos que “todos” somos iguales… aunque haya algunos más iguales que otros.

"No hay vanidad en todo esto. Mi intención es que la gente conozca lo que es el Colón. [Una sala] que es de todos y no de cierta clase social”, dijo Mirta. Sin embargo ella misma preguntó a Macri el porqué de la invitación a Fort a la “reinaguración” el 24 de mayo. Y esto contestó: “Si Ricardo Fort tiene el rating que tiene, es porque representa a toda la gente que lo sigue. Si [el Colón] es de todos, no nos cerremos a una elite de ópera y música clásica”. Macri hizo entonces gala de un populismo decadente proponiendo al machista explotador y millonario “mediático” como “uno más” (!), como cualquier hijo de vecino…

Como si esto fuera poco “la diva” le ganó en hipocresía al hablar de “todos” como “iguales”… para mostrar luego su desprecio clasista y racista: “Qué bueno sería si, cada tanto, el Colón abriera sus puertas a una villa, por ejemplo”; “una vez por mes”, dijo. ¿No éramos “todos”… todos? Claro: mostrar el teatro por TV a “todos”, sí. Pero que ingresen las familias de bajos recursos, como las que viven en las villas “¡Ah, no! ¡A lo sumo, una vez por mes! A ver si se les hace costumbre e incluso luego piden más: un trabajo y sueldo dignos. Salud, educación…”.

Esto último sería más o menos el mensaje de “la diva de los almuerzos” implícito en todo su talk show. Alguien que pertenece -más allá de la música que escuche- a una “elite”, explotadora y parásita. Que come todos los días, tranquilamente, junto a sus invitados, mientras millones de trabajadores y sectores populares los miran… sin poder llegar a fin de mes (o directamente sin comer).

Temas Relacionados: Cultura , Información General









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota