logo PTS

Nacional

Derrotamos el “cospelazo” cordobés

El intento del flamante intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, de aumentar casi un 35% el cospel del transporte urbano (llevarlo de $1.20 a $1.60) fue derrotado en el Consejo Deliberante el pasado 14 de febrero por 16 votos contra 10.

21 de febrero 2008

El intento del flamante intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, de aumentar casi un 35% el cospel del transporte urbano (llevarlo de $1.20 a $1.60) fue derrotado en el Consejo Deliberante el pasado 14 de febrero por 16 votos contra 10. El conjunto de la oposición votó en contra. A ellos sumó una concejal oficialista (juecista)1, que dio vuelta su voto “a último momento”, abrió una crisis en la sesión e hizo fracasar el proyecto. Más allá de los asegurados “nuevos intentos”, constituye una importante derrota para un gobierno que había asumido con más del 40% de los votos. Como tituló un editorialista de La Voz se trata de “Un derechazo al mentón”.

La sesión del concejo

Quedó en evidencia que Giacomino pensaba gobernar la ciudad garantizando las ganancias de los empresarios (en este caso de la FETAP2). A pesar del fracaso del “cospelazo”, la “santa alianza” del intendente con la FETAP sigue en pie y volverán a insistir con el aumento a mediados de año.

Se demostró además que esta medida generaba una gran oposición social entre los trabajadores y el pueblo de la ciudad. El cambio de voto a último momento de la concejal Saravia, una dirigente social de origen popular que fue cooptada por el juecismo, aumentó la bronca. La movilización que se desarrolló durante la sesión, que incluyó episodios de represión y detenidos, fue una expresión de ello. La derrota del “cospelazo” es un triunfo para los trabajadores y el pueblo de Córdoba y fue clave movilizarse y enfrentar la represión. El PTS estuvo a la cabeza de la movilización, junto a otras organizaciones, como se reflejó en todos los medios locales y nacionales, denunciando tanto a Giacomino como al gobierno provincial, además de a la burocracia sindical que estuvo completamente ausente en esta lucha.

Tanto en la movilización como en el interior del recinto, planteamos claramente que no había que confiar en los concejales peronistas y radicales que se ubicaron como “opositores”. Todos ellos votaron en contra con el único objetivo de debilitar a Giacomino, no porque les interese “proteger el bolsillo popular”. Como denuncia La Voz del Interior, estos mismos políticos no tuvieron problemas en apoyar el aumento del transporte interurbano de enero y los futuros aumentos de servicios impulsados por Schiaretti.

Lamentablemente, un sector de quiénes entraron al Concejo, terminó aplaudiendo a rabiar a personajes como Chuit (UPC-PJ), “Ramoncito” Mestre (sí, el mismo hijo del difunto ex gobernador y Ministro de De la Rua) u Olga Ruitort, la ex de De la Sota e integrante de un ala díscola del PJ en la Capital.

Hoy sostenemos que los trabajadores y el pueblo de Córdoba tenemos que mantenernos alerta ante cualquier nuevo intento de aumentar el transporte. Pero no es suficiente oponernos a esta medida sino que hay que luchar para terminar con los negociados de los empresarios de la FETAP, que han llevado a que hoy el transporte público de la ciudad sea pésimo, con un boleto caro, a la falta de unidades y de recorridos, a la inseguridad por las condiciones de los colectivos y a la falta de boletos “estudiantiles, para jubilados y desocupados”. Tenemos que luchar por una salida de fondo, por la municipalización bajo control de los trabajadores y usuarios del servicio de transporte, y recuperar las organizaciones obreras. La bronca que se respiraba en la calle contra el cospelazo, imponía la necesidad de un paro y movilización, lo que hubiese hecho el triunfo mucho más contundente.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados:

Nacional

/   

Córdoba