logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

ZONA NORTE

Crónica del piquete industrial

20N, 4AM: el despertador sonó distinto para muchos obreros y obreras industriales de la zona Norte del Gran Buenos Aires. La tediosa tarea de despertarse para ir trabajar fue olvidada, al menos, por un día. Para los del turno noche, que aún estaban en las fábricas, la salida también fue diferente.

Hernán Aragón

22 de noviembre 2012

Crónica del piquete industrial

20N, 4AM: el despertador sonó distinto para muchos obreros y obreras industriales de la zona Norte del Gran Buenos Aires. La tediosa tarea de despertarse para ir trabajar fue olvidada, al menos, por un día. Para los del turno noche, que aún estaban en las fábricas, la salida también fue diferente.

Entre unos y otros se cruzan llamados para verificar el estado de situación; algunos preparan carteles y otros merodean la zona para ver si acecha la gendarmería. El paro rompía el cristal de la rutina y eso se notó en las caras de los que pararon.

Arriba, unos pocos autos y camiones preanuncian la contundencia del paro. Abajo, se van reuniendo y encontrando los que serán protagonistas del “piquetazo”, según la definición del comediante Randazzo en su papel de ministro.

Panamericana y Henry Ford: punto de encuentro del sindicalismo clasista.
La luz del día no termina de instalarse y algún ansioso deja escapar un petardo. Definitivamente no será un día “normal”.

Las 6 AM. Se desenrollan banderas, suenan los primeros bombos y el ansioso de los petardos ya se volvió incontenible. El grito de “Unidad de los trabajadores...” empieza a calentar las gargantas como el sol lo hace con el asfalto, mientras la columna de La Bordo Clasista y el PTS ascienden por la barranca que conduce a cortar la “Pana”. Es el primer piquete del paro, surgido del corazón industrial del país.

La Bordó de la alimentación ya está instalada en la ruta. Delegaciones de Pepsico, Stani, Kraft. También obreros metalmecánicos, de Fate, de la línea 60, docentes de la 9 de Abril, estatales de la Marrón, la Violeta de Telefónicos, Suteba Escobar, Rioplatense y pequeñas delegaciones de otros partidos de izquierda.

Para un lado y para el otro, la panamericana se vuelve desierto.

De repente varios se dan vuelta para mirar hacia el norte una figura que, a lo lejos, aparece y desaparece. El aire que entra en contacto con el pavimento caliente crea ese fenómeno óptico que vuelve a la forma más difusa. El relieve de la ruta se aplana y ya no hay confusión: es una nutrida columna de la Bordó Gráfica con compañeros de Donnelley, WorldColor y Print Pack que avanza hacia el piquete.

“Y dicen que estamos de la cabeza...”, y su llegada revive el corte y le imprime una energía superior. Los gráficos no van a parar de saltar y cantar hasta el final de la medida.

Otro clásico que se había instalado en la lucha del Kraft de 2009 vuelve a aparecer en escena: el show anti piquete de C5N, conducido por Doman.
Ese periodista que desayuna frente a la foto de sus años mozos en la UCeDe, y que junto con Randazzo harían un buen dúo grotesco, increpa e increpa de que el paro sí pero el piquete no porque impide llegar al trabajo.

“Pero esto se trata de un paro, Doman. Un paro general intenta paralizar el país”, le responde Christian Castillo. Doman “game over”.

Frente a las cámaras, los gráficos sostienen carteles escritos a manos. “Juventud anti burocrática” y “No somos moyanistas”.

Y así es. La mayoría de los obreros del piquete se encuentran alineados en la corriente que integra el delegado del Subte B Claudio Dellecarbonara, Javier “Poke” Hermosilla y Lorena Gentile de Kraft y el Sindicato Ceramista de Neuquén, que constituyen una corriente opositora a las conducciones de las centrales sindicales tanto opositoras como oficialistas.

Durante el piquete se hace una conferencia de prensa. Eduardo Ayala, de la Comisión Interna de la gráfica Donnelley afirma que “no estamos de acuerdo con las posiciones políticas ni con los métodos sindicales que hace años vienen sosteniendo Moyano y Micheli, pero de todas formas creemos que los trabajadores tenemos que salir a la lucha en defensa de nuestros intereses, contra el robo a nuestro salario y contra la precarización laboral.”

Se acerca el mediodía y la panamericana vuelve a estar transitable como quería Doman. Pero a esa altura el paro ya es un éxito.

“Y dicen que estamos de la cabeza...”, se retiran cantando los obreros y obreras de la Bordó, junto a los militantes del PTS, luego de haber realizado el piquete más importante de la jornada.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: