logo PTS

Comunicados de prensa

COMUNICADO DEL PTS CAPITAL: 6 NIÑOS MURIERON POR LA PRECARIEDAD

Crisis habitacional, precariedad y muerte. Hay un responsable: Mauricio Macri

El sábado 10 de enero el barrio de La Boca amaneció conmovido por la muerte de seis hermanitos, entre 1 y 13 años, víctimas del incendio de su precaria vivienda.

PTS

12 de enero 2009

La muerte de estos hermanitos no puede quedar impune. Es un verdadero Cromañón habitacional y hay un responsable, Mauricio Macri.

El sábado 10 de enero el barrio de La Boca amaneció conmovido por la muerte de seis hermanitos, entre 1 y 13 años, víctimas del incendio de su precaria vivienda.

Entre las llamas y el humo, sus padres y vecinos de la zona ayudaron a escapar a las familias que habitaban el ex – Banco de Italia y Río de la Plata desde hace 8 años por falta de una vivienda digna.

Tragedias como esta van a volver a repetirse. En la Ciudad de Buenos Aires 12.000 personas son empujadas a vivir en casas ocupadas totalmente precarias, expuestas a los peores peligros. Más de 600.000 personas viven en villas o asentamientos y no tienen acceso a una vivienda digna. Se las arreglan como pueden para conseguir un techo para sus familias, mientras desde el gobierno de la Ciudad se dedican a fomentar el negocio inmobiliario de sus amigos. Y estos números siguen creciendo.

El colmo de la hipocresía es la utilización de la “Agencia de Control Urbano” cuyo único objetivo es confeccionar una verdadera lista negra de las casas ocupadas alegando “problemas de seguridad” para dejar cientos familias en la calle. Otra cosa no puede esperarse de una agencia encabezada por el amigo de Macri, Federico Young, socio de Cecilia Pando, ambos férreos defensores de los genocidas de la dictadura.

Frente a la crisis habitacional, Macri instrumentó el desalojo violento de todo predio ocupado que pudo, y para ello contó con la acción decidida de la Policía Federal del gobierno de Cristina. Sólo en el último mes del año hubo 253 desalojos y varios intentos de erradicar las villas miserias. Como el caso emblemático de la villa 31, donde tanto el gobierno porteño como el nacional se pasan la pelota de quién tiene la jurisdicción de los terrenos.

Mientras discuten la “emergencia habitacional”, en el presupuesto 2009 redujeron un 30% lo destinado a vivienda y directamente a cero el fondo para las cooperativas. Presupuesto votado en la legislatura junto a los bloques ibarristas y del ARI, con el aval del kirchnerismo. Todos son cómplices de esta crisis.

Estas muertes no pueden quedar impunes y debemos impedir que tragedias como esta vuelvan a ocurrir.

Debemos movilizarnos para imponer la prohibición de los desalojos, por el aumento del presupuesto destinado a vivienda en base a impuestos a las grandes propiedades y un plan de viviendas populares bajo el control de las organizaciones obreras y sociales.

Ayer fue Ibarra con Cromañon, ahora debe ser Macri el que se vaya.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: