logo PTS

Mundo Obrero

Córdoba: suspensiones en la industria automotriz

Entrevista a Hernán “Bocha” Puddu: “Si los 15 mil trabajadores metalmecánicos de Córdoba salimos a luchar podemos parar las suspensiones”

PTS

3 de noviembre 2011

Córdoba: suspensiones en la industria automotriz

Entrevista a Hernán “Bocha” Puddu: “Si los 15 mil trabajadores metalmecánicos de Córdoba salimos a luchar podemos parar las suspensiones”

LVO: Esta semana se produjeron las primeras suspensiones en Renault. ¿Cómo ves la situación?

Hernán Puddu: El lunes pasado más de 1.000 compañeros de Renault fueron suspendidos por falta de insumos y es posible que esto vuelva a suceder el próximo lunes. Estas suspensiones se anunciaron antes de las elecciones del 23/10, pero después las patearon, seguramente por presión del gobierno nacional para evitar perder votos. Lo mismo había hecho Fiat, que anunció suspensiones y después las tuvo que levantar.

A todo esto se le suma ahora el adelanto de vacaciones anunciado en VW, que es resultado de la caída de las ventas en Europa. En la planta de Renault se empieza a analizar también adelantar las vacaciones. Estos son los primeros efectos de la crisis internacional, y las empresas empiezan a descargarlos sobre los obreros.

LVO: Las empresas vienen ganando millones

H.P: Sí. En el 2011 no paramos de ver anuncios de producción y ventas record. Hasta hace pocos meses, muchas de las plantas venían anunciando nuevas inversiones, ampliación de la producción y nuevos turnos de trabajo.

Gran parte de esas ganancias se sostiene mediante el aumento de los ritmos de trabajo al interior de las plantas, que trae aparejado el aumento de accidentes. Las patronales, con tal de seguir ganando, juegan con la vida y la salud de los trabajadores. Además, miles de compañeros contratados y tercerizados hacen las mismas tareas que los efectivos, por un salario mucho menor.

Estas empresas reciben subsidios millonarios del gobierno provincial y mientras tanto éste dice que no puede subir los salarios de los trabajadores de la salud.

LVO: ¿Cómo respondió la conducción del SMATA?

H.P: Salió a decir que hay que esperar que pase la crisis y que son preferibles las suspensiones a los despidos, sembrando el miedo entre los compañeros. Los delegados afines a la conducción del SMATA hacen la tarea de las oficinas de Recursos Humanos: generar pánico y justificar los ataques patronales.

En el 2008, dejaron pasar más de 1.500 despidos de compañeros contratados y que a los efectivos les impongan ritmos de trabajo brutales. El SMATA no movió un dedo para defender los puestos de trabajo y además persiguió a los que luchamos contra los despidos. A mí me expulsaron del gremio.

LVO: Ustedes denunciaron las suspensiones en la campaña electoral

H.P: Fuimos los únicos en hacerlo. Por eso logramos gran simpatía entre los obreros de la industria automotriz. Decenas de compañeros nos decían que iban a votar al FIT porque éramos los únicos que denunciábamos a las patronal y la conducción del SMATA.

LVO: Frente a esta situación ¿Qué pasos se pueden ir dando?

H.P: En primer lugar, hay que impedir que seamos los trabajadores los que paguemos la crisis. Estas empresas vienen ganando millones. Por eso no hay que permitir ninguna suspensión o despido. Si baja la producción, hay que reducir la jornada y repartir las horas de trabajo entre todos los operarios, pero sin afectar el salario actual.

Hay que defender cada puesto de trabajo. En el 2008 despidieron a los compañeros contratados. No hay que permitir que nos dividan. Todos somos trabajadores. Hay que exigir el pase a planta permanente de todos los compañeros contratados y de las tercerizadas.

Si los 15 mil trabajadores metalmecánicos de Córdoba salimos a luchar, podemos parar las suspensiones. En la lucha del 2008-2009 no tuvimos la fuerza suficiente para poder triunfar, a pesar de la gran pelea que dimos. Hoy, si salimos todos juntos a la calle, podemos parar los despidos y las suspensiones.

Pero la gran traba que tenemos es la conducción de Dragún, que está del lado de las patronales. Por eso hay que seguir dando pasos en construir una oposición en el SMATA que se prepare para esta pelea. Hay que organizarse desde abajo, en cada fábrica, empezando a poner en pie una corriente clasista y antiburocrática, para enfrentar a la patronal y ser una alternativa a la burocracia que dirige el gremio.

Es necesario que los compañeros que en estas elecciones dieron su voto al Frente de Izquierda, den un paso más y empiecen a organizarse activamente. Hoy estamos impulsando el periódico Nuestra Lucha para agrupar a quienes quieren construir una fuerte corriente antiburocrática y clasista. A los plenarios que venimos realizando ya se sumaron trabajadores de varias plantas automotrices. Pero este es sólo el primer paso. Hay que avanzar muchos más.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: