logo PTS

Mundo Obrero

Córdoba: la patota del SEP quiere romper la huelga de la Salud

Brutal agresión de la patota sindical del Sindicato de Empleados Públicos al sector más combativo de trabajadores de la salud de Córdoba.

Cecilia Ibarra

10 de noviembre 2011

Brutal agresión de la patota sindical del Sindicato de Empleados Públicos al sector más combativo de trabajadores de la salud de Córdoba.

Los trabajadores de la salud vamos por la séptima semana de paro, resistiendo todas las provocaciones del gobierno y la absoluta complicidad de la conducción del SEP. Como no bastó el boicoteo que Pihen, que asumirá como legislador delasotista, realizó para quebrar la lucha que sigue firme con paros, asambleas, movilizaciones y toma de hospitales como en el Misericordia, ahora directamente actúa como fuerza de choque para romper la huelga, luego de no decir una palabra de que el gobierno instala la policía en los hospitales para meter miedo.

El viernes 4/11 la patota del SEP se dirigió al Polo Sanitario (donde está el sector más combativo y antiburocrático) a agredir a los trabajadores. Incluso agredió a periodistas. Todo esto demuestra claramente que el gobierno y la burocracia están jugando cartas cada vez más duras para derrotar una lucha que cuestiona la “transición ordenada” que pretende el peronismo cordobés hacia el próximo gobierno. Se prepara para un escenario donde necesite “ajustar las tuercas” ante el impacto de la crisis económica en Córdoba (como se está viendo en las automotrices) y la lucha de salud está quebrando la paz social que pretenden negociar con los burócratas sindicales para descargar duros ajustes e imponer techos salariales. Del mismo modo que ocurre a nivel nacional, donde el gobierno anuncia un posible pacto social, con tope en los aumentos salariales, mientras da vía libre para la persecución a los sectores antiburocráticos y de izquierda.

Para Schiaretti se ha vuelto un objetivo estratégico derrotar esta lucha, y sus aliados sindicales como Pihen del SEP y Monserrat de UEPC van a mostrarse cada vez más duros para garantizar esta política. La conducción de UEPC fue cómplice de la provocación del SEP al marchar con los cuerpos orgánicos hasta el Polo Sanitario, contemplando pasivamente la patoteada a los trabajadores y desoyendo el reclamo de delegados combativos que exigen asambleas escolares para unificar la lucha con salud. Llaman a una asamblea recién para el 24/11: una provocación. Mientras se niegan a unificar en un verdadero plan de lucha que reúna al conjunto de los estatales y ponga nuestra enorme fuerza social en las calles, actúan mancomunadamente para quebrar al sector más combativo de la lucha. 

La UTS (Unión de Trabajadores de la Salud), que se quiere plantear como supuesta alternativa a la burocracia del SEP, viene boicoteando la Asamblea Inter hospitalaria, convocando a acciones separadas de ésta y, de esta manera, le hace el juego a la dirección de Pihen.

Por eso los trabajadores de salud y docentes que nos organizamos en común en el Periódico Nuestra Lucha venimos planteando la necesidad de responder contundentemente esta patoteada de la burocracia fortaleciendo por abajo la Inter-hospitalaria, convocando asambleas por hospitales, uniendo lo que la burocracia quiere dividir y desgastar por arriba. Hemos votado en la última Inter-hospitalaria marchar el jueves 10/11 nuevamente. La burocracia está llamando a paro recién para el 17 y 18/11, cuando en los hospitales hace semanas que estamos de paro, pero tenemos que utilizar las convocatorias del SEP justamente para exigirle la profundización de las medidas de lucha y que nos dejen de dividir. Hay que imponer la convocatoria a asambleas intergremiales e inter-hospitalarias y asambleas comunes con el conjunto de los estatales, en el camino para lograr derrotar al gobierno e imponer el aumento salarial por el que venimos peleando. Una traba en este camino es la burocracia mafiosa de Pihen y Cía., por eso es necesario seguirnos organizando para recuperar el gremio para los trabajadores! Fuera la burocracia patotera de nuestro gremio! 

por Cecilia Ibarra, enfermera del Hospital Rawson y militante del PTS

Temas relacionados: