logo PTS

Mundo Obrero

Córdoba: despidos, suspensiones y entregas de la burocracia

Las suspensiones y despidos en la industria metalmecánica de Córdoba se han convertido en un grave problema social en la provincia, son miles de familias que están quedando en la calle y puede agravarse la situación en los próximos meses.

PTS

12 de febrero 2009

Las suspensiones y despidos en la industria metalmecánica de Córdoba se han convertido en un grave problema social en la provincia, son miles de familias que están quedando en la calle y puede agravarse la situación en los próximos meses. Por ejemplo, Clarín señala que ya hay más de 1000 despidos y 7500 suspensiones1. Pero, como lo admite Augusto Varas, Sec. Gral. de la UOM, son muchos más porque en cientos de pequeños talleres y empresas no existe registro alguno de la situación. Mientras, el gobernador Schiaretti justifica las suspensiones y esconde los despidos, el opositor Juez no hace referencia a la situación que viven los obreros metalmecánicos. Está muy ocupado en sus peleas hacia las elecciones de octubre y acaba de recibir con los brazos abiertos a Eduardo Buzzi de la Federación Agraria, defensor de la devaluación de la moneda, es decir, de la caída aún mayor del salario. Estos sectores, más allá de las peleas de ocasión, representan los intereses de diversos sectores patronales.

Un pacto contra los trabajadores

Eso es lo que existe entre las conducciones sindicales y las patronales para que los trabajadores no puedan dar una respuesta ante la crisis. La UOM, a pesar de denunciar despidos y suspensiones, sólo ha “respondido” con un proyecto de ley para declarar la “Emergencia Laboral” en Córdoba por 180 días. Presentado por su Sec. Gral. Varas, legislador por el bloque de Luís Juez, les propone a los trabajadores confiar en que la Legislatura que más proyectos votó a favor de las grandes automotrices, limite el accionar de éstas. Mientras tanto, no ha convocado ni siquiera a una movilización en rechazo a los ataques. En un momento en que la desocupación empieza a ser una realidad palpable para sectores amplios de trabajadores, Varas se conforma con que se despida “según lo que marca la ley”2

El SMATA permitió 300 despidos en Renault3. Sólo la lucha de los obreros impidió que esta misma situación se repitiera en VW, Gestamp e Iveco. En esta empresa fueron los obreros y los delegados combativos quienes se negaron a aceptar la salida que proponía la patronal. Mientras los contratados siguen movilizados, sólo con el apoyo de un sector de delegados, la directiva de SMATA los deja abandonados a su suerte y plantea que “ya no se puede hacer más nada”, mientras las empresas chantajean a los trabajadores con miserables indemnizaciones. Pretenden avalar el despido de miles de contratados a fines de marzo para que las empresas luego avancen sobres los efectivos.

Las conducciones de las dos CGT que existen en Córdoba tampoco han dado ninguna respuesta ante los despidos y las suspensiones. Carmen Nebreda, Sec. Gral. de la CGT y de UEPC, sólo salió en los medios para reclamar que el gobierno provincial negocie salarios con los docentes. De esta forma buscan dividir los reclamos de los estatales de la lucha contra el ataque de las patronales automotrices. Hay que superar esa división que imponen las conducciones sindicales.

Plan de lucha unificado y paro provincial

Es necesaria una salida obrera a la crisis. Ya vemos como esta crisis se descarga sobre los trabajadores y el pueblo. No sólo con suspensiones y despidos, sino además con tarifazos como los que ya están imponiendo el intendente de la ciudad de Córdoba Giacomino y Schiaretti.

Para que la crisis la paguen los empresarios son necesarias medidas contundentes de lucha. Las dos CGT tienen que abandonar la pasividad cómplice que vienen manteniendo ante la crisis y llamar a movilizarse ya mismo contra los ataques. Es necesario un verdadero plan de lucha provincial que unifique estatales y privados para pelear contra los despidos, las suspensiones y la rebaja salarial y por el reparto de las horas de trabajo y el aumento inmediato de los sueldos. Está planteado que las dos centrales convoquen a un Paro activo provincial para que el conjunto de los trabajadores cordobeses pueda golpear unitariamente y empezar a contestar el ataque patronal.

Sólo medidas que vayan en este camino, pueden evitar que los trabajadores y el pueblo cordobés paguen la crisis con mayor pobreza y desocupación.

PTS Regional Córdoba

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: