logo PTS

Nacional

Final de una intensa campaña

Córdoba: Este domingo vamos por un diputado obrero en el Congreso

La movilización pidiendo la cárcel a todos los responsables del asesinato de Mariano Ferreyra se hará luego del cierre de una intensa campaña electoral en la cual, desde el Frente de Izquierda, intentamos ser una opción política que denunciara la Córdoba al servicio de las grandes patronales.

PTS

20 de octubre 2011

Este jueves 20 de octubre estaremos nuevamente en las calles, como en todo el país, pidiendo la cárcel a todos los responsables del asesinato de Mariano Ferreyra. Esta movilización se hará luego del cierre de una intensa campaña electoral en la cual, desde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores intentamos ser una opción política que denunciara la Córdoba al servicio de las grandes patronales. La candidatura de nuestro compañero Hernán “Bocha” Puddu fue verdaderamente disruptiva en la Córdoba donde los políticos del PJ, la UCR y los juecistas garantizan los negocios de grandes automotrices, call centers y patronales sojeras. A pesar de los cruces y enfrentamientos, mostraron tener acuerdo en lo esencial: seguir defendiendo y garantizando los negocios de los grandes capitalistas a costa de los intereses del pueblo trabajador y la juventud.

Después de tires y aflojes el peronismo cordobés terminó apoyando la lista de Cristina de Kirchner. En los últimos meses existieron fuertes cruces pero la cantidad de votos obtenidos por Cristina en las primarias y las necesidades “de caja” del gobierno provincial, alinearon a todos detrás del “modelo”. Así, el PJ provincial de Schiaretti y De la Sota (que dijo que las “madres deberían haber cuidado mejor a sus hijos” en la dictadura) ahora apoya a la lista en la que va, entre otros, uno de los abogados de la agrupación HIJOS. Para los kirchneristas cordobeses todos son “apoyos al modelo”. Queda claro que la política para estos sectores es un toma y daca, donde lo único verdaderamente importante son los puestos en el estado, para seguir gestionando al servicio de las grandes patronales.
Por otro lado se presentó la lista a diputados de Binner, el falso socialista de Santa Fe que en Córdoba contó con el apoyo, más bien escaso, del mercenario de la política que es Luis Juez. Sus candidatos a diputados fueron incapaces de generar algún entusiasmo. No es para menos. En los últimos días, el candidato a presidente del FAP dijo que los salarios no debían aumentar. En un país, donde el 70% de los trabajadores no llega a la Canasta Familiar, esta es una verdadera declaración a favor de las patronales. Algo que no debería extrañar en Binner, que cogobierna Santa Fe junto a los radicales, a favor de los grandes grupos sojeros y de la agroindustria.

Una campaña dirigida al pueblo trabajador y la juventud

En este marco, desde el Frente de Izquierda desplegamos una campaña ofensiva, recorriendo algunas de las principales ciudades del interior además de tener una presencia permanente en la capital provincial, donde realizamos proyecciones en la puerta de las principales empresas automotrices, como ya lo habíamos hecho frente a los Hospitales del Polo Sanitario y en el centro de la ciudad.

En estas semanas la campaña del FIT ganó en fuerza y simpatía porque fue la única que dijo algo radicalmente distinto del resto. Fuimos los que denunciamos la precarización laboral en toda la provincia y el trabajo en negro que existe masivamente en el campo cordobés. Fuimos además los únicos que salimos a apoyar activamente la gran lucha que vienen dando los trabajadores y trabajadoras de la salud, no sólo contra el gobierno provincial, sino además contra la conducción del SEP en manos del recientemente electo diputado delasotista Pihen. Es por eso que trabajadoras del Hospital Misericordia, uno de los que están en conflicto, nos adelantaron que este domingo votarán por el FIT.

Al recorrer las escuelas, entre las y los docentes son también numerosos los comentarios de quienes se sienten parte del triunfo del FIT al haber superado las primarias y que en estas elecciones nos van a votar. En el debate que se realizó hace pocos días en la UNC, todos hablaron de la educación, pero desde el Frente de Izquierda fuimos los únicos en denunciar la miseria que cobran los docentes y en exigir un salario mínimo igual a la Canasta Familiar.

También logramos despertar la simpatía y el apoyo de los trabajadores de las grandes automotrices: en Gestamp, Fiat, Iveco, Renault y VW, cientos de compañeros van a votar al Frente de Izquierda porque nuestra campaña fue la única que denunció las ganancias de las grandes automotrices y como éstas empiezan a descargar su crisis sobre los trabajadores. Como ya se vio en los anuncios de las suspensiones en Fiat y Renault que sólo el Frente de Izquierda salió a denunciar, mientras eran avaladas por la burocracia del SMATA, conducida por otro ex candidato de De la Sota, Omar Dragún, al cual le ganamos en las elecciones primarias en la capital provincial.

Igual simpatía pudimos percibir entre los trabajadores de la alimentación, entre los miles de jóvenes de los Call Center que saben que somos la única fuerza que denunció sus condiciones de trabajo precarias y la falta de derechos sindicales, entre jóvenes trabajadores de la construcción que escucharon nuestra denuncia contra las grandes patronales del sector inmobiliario que se enriquecen a costa de su salud e incluso de su vida.
En la Córdoba conservadora, donde tiene un enorme peso la Iglesia, fuimos además los únicos que dijimos claramente que peleamos por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Todo esto fue lo enormemente distintivo de nuestra campaña. Una campaña dirigida a los trabajadores y a la juventud, denunciando la Córdoba de las grandes patronales. En esta campaña nuestro compañero Hernán “Bocha” Puddu, ante cada medio que tuvo la oportunidad de hablar denunció la Córdoba del trabajo precario y la tercerización laboral, al mismo tiempo que denunciaba la casta de políticos que gobiernan para las grandes empresas y se hacen millonarios con la política. Precisamente otro eje que logró despertar simpatía y distinguió nuestra campaña fue el compromiso de que, en caso de llegar al congreso, el Bocha va a cobrar lo mismo que cuando estaba en la fábrica, donando el resto a un Fondo de lucha nacional.

Este domingo tenemos una tarea más, que es la realizar el mejor esfuerzo en la fiscalización para aportar todo lo posible en el camino de lograr un hecho histórico: que un delegado combativo, que se jugó por sus compañeros contratados y que por eso motivo fue expulsado del SMATA y echado de la fábrica, vaya al congreso de la nación a ser la voz de los trabajadores y el pueblo pobre.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: