logo PTS

Nacional

CARLOS SALOMON HELLER

Con el archivo por la cabeza

El presidente del Banco Credicoop, de la ex -AFJP Previsol, banquero del Partido Comunista y hoy candidato a diputado por el Kirchnerismo en la Capital, se presenta como el candidato del “progresismo”, y en esta condición publicó miles de afiches con la consigna: “La política tiene su lado bueno, conocelo” y también “Resiste cualquier archivo”.

Armando Mouzo

18 de junio 2009

El presidente del Banco Credicoop, de la ex -AFJP Previsol, banquero del Partido Comunista y hoy candidato a diputado por el Kirchnerismo en la Capital, se presenta como el candidato del “progresismo”, y en esta condición publicó miles de afiches con la consigna: “La política tiene su lado bueno, conocelo” y también “Resiste cualquier archivo”.

“¿Qué es robar un banco comparado con fundarlo?” Afirmó hace ya un tiempo Bertolt Brecht, una frase que se mantiene vigente y que se aplica con total fidelidad al candidato mencionado. Para comprobarlo basta con revisar superficialmente “el archivo” para ver que este banquero, devenido en político, no tiene nada bueno.

Veamos lo que afirmaba cuando el inefable Cavallo instauró el “corralito”: “El gerente general del Banco Credicoop, Carlos Heller, en diálogo con LA NACION LINE consideró que las medidas económicas anunciadas esta noche por Domingo Cavallo no son recesivas ya que no hay impedimentos para realizar los pagos, ‘Yo no comparto la idea de que se trate de un congelamiento, sino que se trata de lograr que no haya fuga del sistema’, ‘Se quiere definitivamente dar un paso muy fuerte en el sentido de blanquear al máximo la economía, evitar la evasión y mejorar la recaudación’.” (La Nación, 1/12/2001).

Como se ve, el ser oficialista del gobierno de turno es una vocación. Esto ya lo demostró en tiempos de Menem, cuando este “estadista” privatizó los aportes previsionales el “compañero Heller” no se quedó atrás y fundó la AFJP Previsol, que según sus palabras fue creada “para dar contención al sector cooperativo” (Infobae Profesional, 12/11/2008), “entendimos que no tener una AFJP propia era una debilidad, porque se nos iba a ir la gente a las AFJP de los otros bancos” (Perfil, 14/06/2009). Siempre fue claro que las AFJP eran una estafa a los trabajadores por partida doble, por un lado los bancos, y el resto de los capitalistas, utilizaban los fondos para todo tipo de negociados, y por el otro cobraban suculentas comisiones, Previsol no se quedó atrás y fue líder en cuanto al porcentaje de comisiones que cobraba (ver gráfico), y, con gran cinismo, nuestro banquero progre los justifica: “Nosotros trabajábamos con los segmentos de menor ingreso. Los costos son fijos, pero no el valor en pesos que significa la comisión de un sueldo de mil que uno de 15 mil… Las AFJP que trabajaron en el segmento de las remuneraciones altas tenían una ventaja comparativa muy grande”. Increíble pero real, justifica así cobrarle más comisión a quienes tenían sueldos más bajos.

Este personaje muestra que el “progresismo”, o la centroizquierda, mientras critica al sistema, se adapta por completo a él. Por esto en este espectro no hay nadie, y muchos menos este banquero, que proponga la elemental medida de nacionalización de la banca, como un paso elemental para frenar la fuga de capitales, evitar los negociados y poner el crédito al servicio de los trabajadores y el pueblo.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: