logo PTS

MUJER

Participamos en el XXVIII Encuentro Nacional de Mujeres para pelear por nuestros derechos

Cientos de mujeres se suman a Pan y Rosas

Una importante delegación de mujeres mendocinas llegó al Encuentro Nacional de Mujeres (ENM). Muchas compartieron la militancia en las últimas elecciones con el PTS en el FIT, compañeras amas de casa, jóvenes estudiantes y trabajadoras, de la salud, docentes, se propusieron ir con Pan y Rosas (PyR) para poner en pie un gran movimiento de mujeres.

PTS

28 de noviembre 2013

Cientos de mujeres se suman a Pan y Rosas

La voz de las mujeres en el Encuentro

Una importante delegación de mujeres mendocinas llegó al Encuentro Nacional de Mujeres (ENM). Muchas compartieron la militancia en las últimas elecciones con el PTS en el FIT, compañeras amas de casa, jóvenes estudiantes y trabajadoras, de la salud, docentes, se propusieron ir con Pan y Rosas (PyR) para poner en pie un gran movimiento de mujeres. Ana de Guaymallén contó que “la multitudinaria columna de PyR me impresionó. Cantidad de mujeres que se animaron a repudiar a la Iglesia y el Estado que nos oprime. Las mujeres revolucionarias no se callan”. Gladis, Alejandra, Lihuen y Eugenia de San Rafael dijeron que la experiencia realizada con PyR fue excelente para todas. “Somos un grupo organizado, no es un afirmación vacía, tiene contenido y se expresa en todo momento y en múltiples aspectos; desde la importante cantidad de compañeras, pero también que muchas han surgido de las luchas obreras contra la patronal. La delegación de compañeras de Chile le ha dado otro contexto. PyR peleó decididamente porque los ENM sean resolutivos. Vimos que algunas organizaciones no están interesadas en votar ningún plan de lucha. Logran vaciar de contenido político a algunos debates, como el de los pueblos originarios”.

“Sola no se puede”
De Capital Federal PyR llegó junto a trabajadoras telefónicas, estatales, de talleres textiles, de fábricas de la alimentación, docentes de la 9 de Abril, del subte, inmigrantes, estudiantes universitarias y secundarias, entre otros. Para Irene de Felfort “Es importante que se consiga el derecho al aborto, porque en la fábrica hay compañeras que se van desangradas, se practican un aborto y no dicen nada para no perder el trabajo, y las compañeras que quieren tener a sus hijos los pierden porque aguantan hasta donde pueden para no ser despedidas, por esto me parece importante que se firme el petitorio”. También así lo considera María, trabajadora de la textil Elemento (que continúa la pelea porque se haga efectivo el fallo de la Justicia a favor de su reincorporación), que cuenta que viajó para pelear por este derecho “acá no son democráticos y se necesita organización para conseguir algo. En las fábricas sufrimos esto, nos embarazamos cuando no podemos, ni queremos. Necesitamos que este derecho sea gratuito, seguro y legal. Es muy bueno organizarse, hacerse escuchar, buscar apoyo. Así podes avanzar, sola no se puede”. Una trabajadora de subte expresó “Participé junto a PyR. Es la primera vez que asisto, fue una experiencia enriquecedora, ya que las mujeres expresan las situaciones en las que se encuentran en sus trabajos, la explotación que sufren”. Maricel, Docente de CABA, dice “Volví entusiasmada. Viajé junto a PyR y la comisión de mujeres de Ademys, con las cuales peleamos que el sindicato se haga cargo un 100% del micro. Luego de la experiencia estoy más convencida que nunca de la necesidad de un sindicato docente que no dependa ni de las patronales ni de los gobiernos afines a las mismas. Y de la necesidad de que las mujeres nos organicemos para arrancarles al gobierno y a la Iglesia nuestros derechos”. Eugenia, estudiante del Normal 1, también resalta esto “es fundamental venir, necesitamos organizar un plan de lucha que nos sirva de base para continuar todo el año levantando nuestros reclamos. En PyR encontré un espacio que me permite dialogar, discutir desde mi postura. Me siento identificada con las reivindicaciones”. María Paula, estudiantes de Sociales, rescata la experiencia realizada “En la marcha, el fervor de los cantos, la energía de lucha estaba presente en cada una de las compañeras, hicieron que efectivamente su lucha fuera mi lucha. No se logró que la sede fuera Buenos Aires, pero se demostró que un importante sector no está de acuerdo con las modalidades impuestas. Las compañeras de PyR contagian fuerza. La experiencia fue sumamente positiva, ¡gracias!”. La comisión de mujeres del Indec, a la que la patota de la burocracia no pudo doblegar, se hizó presentes. Una de sus integrantes, Flavia, habló del orgullo de participar junto a cientos de compañeras de PyR, “hemos dado batallas contra las burocracias sindicales y contra la CO y demás corrientes políticas que aún no se juegan a ganar las calles”. A Pamela, estudiante del profesorado, la experiencia la impactó: “Fue la primera vez que participé del ENM, si bien estoy leyendo el libro de PyR, ver esa cantidad de mujeres de todas las edades reclamando por reivindicaciones propias, fue una experiencia impactante. Me sentí parte activa del Encuentro, participé en el taller de mujer y violencia, donde todas acordamos con la falta de respuesta desde las instituciones y en el maltrato por parte de la policía si denunciamos”.

“Nos organizamos para recuperar los sindicatos”
De Zona Norte de GBA viajaron delegaciones de trabajadoras de Kraft-Terrabusi y PepsiCo, Stani-Cadbury, la comisión de mujeres de Donnelley, Kromberg. Fueron las obreras de Kromberg, meses atrás, las que movieron los cimientos del Parque Industrial de Pilar. Lograron paralizarlo para exigir sus demandas. En San Juan, Rocio cuenta por que: “salimos al conflicto cuando despidieron doce compañeros que intentaron organizarse, contra la precarización laboral, donde el 80% somos mujeres, madres solteras. El acoso, el abuso, el maltrato es cotidiano. El sindicato tendría que defendernos, pero rompe nuestros paros, nos hace fraude en las elecciones. Nos organizamos porque sabemos que hay que recuperar los sindicatos. Decidimos venir con PyR, para también reivindicar los derechos de las mujeres” y Nancy agrega “vine para debatir derechos de la mujer. PyR se involucra en cada uno de los talleres para defender la distintas situaciones que sufrimos”. Es que una de las batallas centrales de la delegación de PyR fue debatir la importancia de recuperar los sindicatos. Por eso, las obreras de Kraft, que recientemente volvieron a ganar las elecciones de fábrica, también resaltaron la organización y a esta comisión interna que es con la cual conquistaron muchos de los derechos que hoy tienen, así lo explicaron Marian, Anita, María Luisa y Liliana.

“Pan y Rosas, crece y se fortalece”
De Córdoba llegaron trabajadoras y estudiantes, destacándose la comisión de mujeres de VW Córdoba, “Vine al ENM a pedir el apoyo a la lucha que estamos dando por despidos discriminatorios a 19 compañeros que pertenecen a la lista 2, opositora a Dragún del SMATA. El derecho al aborto es básico, y la reforma que hace el gobierno del Código Civil es totalmente reaccionaria”. Paula cuenta su participación en organizaciones feministas y destaca haber conocido a PyR, “Fue mi primer ENM siendo parte de PyR. Yo era feminista, pero ese orgullo-bandera se fue perdiendo cuando el feminismo se fue quedando en los asientos más cómodos, buscando subsidios a costa de acatar silencios impuestos por las financiadoras internacionales. Negándose a la alternativa de hacer alianza con la izquierda. El cierre de cada ENM fue siempre manejado por el PCR, los gobiernos, y la Iglesia… 10 años fui testigo de cómo este frente reaccionario nos hizo pasear por todo el país, desgastándonos, vaciando los talleres de debates y de argumentos políticos, manipulando a través de un consenso inexistente. Es un hecho político histórico la pelea que dimos en el acto de cierre. Hoy contamos con PyR, la agrupación política de mujeres más emergente de esta década, que crece y se fortalece. Peleé junto a ustedes compañeras, por una nueva sede, por un ENM genuino”. Nilse, camarera, cuenta que es la primera vez que asiste al ENM “en las elecciones fui fiscal en Córdoba, ahí conocí al PTS, me acerqué a PyR porque me parecieron muy buenas las peleas que da. Espero continuar sumada a estas experiencias”. Carolina, docente, integra la agrupación Docentes de Base “me acerqué a PyR, vine al ENM con muchísimas expectativas”.

“Impulsar comisiones de género en los lugares de trabajo”
La Plata también se abrió camino en el ENM, llegó junto a trabajadoras del IOMA, docentes de SUTEBA y estudiantes. Berisso y Ensenada desplegó una amplia bandera de PyR que recorrió la marcha del domingo, mostrando el entusiasmo de la agrupación. Una compañera independiente de SUTEBA La Plata expresó, “Es la primera vez que vengo. Por la Marrón conocí compañeras del PTS. Todo esto es nuevo para mí. Me sumé a la comisión de la mujer de SUTEBA. Siento emoción de ver tantas mujeres juntas, debatiendo un tema tan importante como es que se mueren muchísimas mujeres por abortos mal practicados. Para preservar la vida, es un derecho cuidar la vida, ¿no?”. Algunas de las trabajadoras de IOMA La Plata, también participan por primera vez, una de ellas cuenta que “Trabajo en IOMA con un contrato de locación de obra, lo que significa que le facturamos al Estado, no tenemos ningún tipo de relación de dependencia, no tenemos aportes, ni aguinaldo. Cumplimos las tareas como cualquier trabajador de planta, pero bajo estas condiciones. Vengo al Encuentro como militante de PyR, con muchas expectativas y la posibilidad de encontrarme con otras mujeres”. Otra trabajadora de IOMA agrega, “nosotras participamos del taller mujer trabajadora y sindicatos. La idea es impulsar desde la comisión interna de IOMA una comisión de género, este es el primer intento de lanzarlo. Me parece importante que en este momento, donde las reformas al Código Civil, si se concreta, nos hará retroceder en nuestros derechos. Será un obstáculo más para lograr el derecho al aborto legal seguro y gratuito, y en este sentido, cobra más importancia esta primera instancia de organización para dar la pelea que se nos presenta”.
De la zona sur del Gran Buenos Aires también llegaron decenas de compañeras; Yesica, trabajadora de ATE Sur de Esteban Echeverría, dice, “Pertenencia. Creo que esa es la palabra que define mi sentimiento respecto de mi participación en el ENM, junto a PyR, organización que conocí hace poco en mi búsqueda ideológica y política. Me sentí parte de un mismo grito, del mismo cántico de PyR ¡LAS MUJERES COMBATIVAS DECIMOS BASTA!”
La Pampa asistió junto a compañeras trabajadoras. Marisa, trabajadora de la salud, subrayó: “me llenó de emoción para continuar con la lucha cotidiana como mujer y trabajadora, en un país y un mundo que nos viene pisoteando, ¡pero no por ello dejaremos de pelear!”
Y desde muy lejos llegaron a tierras sanjuaninas las compañeras de Neuquén, junto a Norma Brizuela, trabajadora textil, que no cesa en la lucha por su reincorporación, y con la inédita delegación de ATEN, que por primera vez participan desde el sindicato (ver comunicado de prensa).

Se inauguró el taller de mujeres trans
Por último queremos resaltar que un significativo número de militantes de la delegación de PyR, de Tucumán, Córdoba, Campana, La Plata, Mendoza, CABA, incluso de Chile, entre otros, participó activamente de los talleres LGTTBI, que este año contó con la inauguración del taller mujer trans. No sólo enfrentaron las políticas burocráticas de la CO, también combatieron las posiciones conciliadoras con el gobierno nacional. Sostuvieron que sólo un movimiento independiente de la Iglesia y del Estado, peleando en las calles, puede arrancar los derechos esenciales que nos están vedados, como el derecho a la Educación Sexual Integral en los colegios, trabajo para todxs, y atención gratuita y de calidad en los hospitales públicos.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: