logo PTS

Movimiento Obrero

Call Center de Telecom: despidos por denunciar la Gripe A

Los jóvenes trabajadores del call center de Telecom - Personal, ICT, una empresa tercerizada donde cientos de jóvenes trabajan bajo condiciones precarizadas, enmarcados en Comercio, continúan enfrentando los 20 despidos, por solicitar condiciones mínimas de salubridad y medidas preventivas ante la aparición de cinco casos de Gripe A. Los trabajadores, además, denuncian que la patronal tiene preparados en carpeta otros 50 despidos.

PTS

23 de julio 2009

Los jóvenes trabajadores del call center de Telecom - Personal, ICT, una empresa tercerizada donde cientos de jóvenes trabajan bajo condiciones precarizadas, enmarcados en Comercio, continúan enfrentando los 20 despidos, por solicitar condiciones mínimas de salubridad y medidas preventivas ante la aparición de cinco casos de Gripe A. Los trabajadores, además, denuncian que la patronal tiene preparados en carpeta otros 50 despidos.

Más policías en la puerta

La patronal militarizó la empresa, con policías en la puerta y doblaron la seguridad privada. Para poder entrar exigen a los trabajadores el DNI, y contrastan los datos en una lista. “En cualquier momento -expresa un compañero a la salida-, nos hacen pasar por un escáner y nos obligan a desnudar; los gerentes están muy nerviosos”. Los trabajadores han extendido la defensa de su lucha, y encontraron el apoyo de telefónicos de FOETRA, de trabajadores de la salud y la Junta Interna del Garraham; de estudiantes de la FUBA, de trabajadores de Coca Cola y organismos de DD.HH.

El sindicato se reubica

“Al principio, cuando fuimos al Sindicato de Comercio (SAC) -comenta M. una de las compañeras- no nos trataron muy bien que digamos. Sin embargo, seguimos luchando, firmes; haciendo cortes de calle y actos en la puerta. Convocamos y salimos a buscar la solidaridad y, hoy, después de participar del acto al que nos invitaron los compañeros del Garraham por la Gripe A, nos llamaron desde el Sindicato de Comercio avisándonos que habían firmado la presentación al Ministerio de Trabajo, pidiendo nuestra reincorporación”.

Caza de brujas

En este marco, la empresa lanzó aprietes y una caza de brujas sobre los compañeros que siguen trabajando. “Están realizando requisas -continúa la compañera-, buscando volantes, papeles, y hasta los cambio de lugar en el piso, alejándolos de las ventanas para que no nos oyeran. En el mismo tono represivo, la empresa nos acusa de “sindicalistas” y que hay partidos de izquierda metidos. ¿Y qué? Eso no tiene nada que ver y menos les importa a ellos. La cuestión acá es que nos echaron por pedir que desinfecten el lugar, y solicitar licencia para las compañeras que están contagiadas con gripe A”.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: