logo PTS

NACIONAL

¿DE QUIEN SON LOS SINDICATOS? | Exclusivo internet

CGT: más listas que centrales

Son fabulosos: armaron más negocios electorales que la cantidad de centrales en De tanta rosca, los burócratas sindicales se metieron en otro lío. Son fabulosos: armaron más negocios electorales que la cantidad de centrales en que se dividieron. Pero en algo coinciden: con los kirchneristas puros, con los peronistas “verdaderos”, con los “renovadores”, con los nietos de la Alianza…son todos alcahuetes de los candidatos patronales.

Lucho Aguilar

27 de junio 2013

CGT: más listas que centrales

De tanta rosca, los burócratas sindicales se metieron en otro lío. La CGT oficial puso candidatos en las listas del Frente Para la Victoria, pero un par se anotaron con Massa. Moyano consiguió con De Narváez los lugares que antes le negaba el kirchnerismo, pero se le fue el Momo Venegas a armar lista con los duhaldistas. Barrionuevo puso huevos en la canasta de Massa pero también con De la Sota. La CTA opositora es parte del FAP pero en la oficial se pudrió porque algunos van con los K y otro con el intendente de Tigre. Son fabulosos: armaron más negocios electorales que la cantidad de centrales en que se dividieron. Pero en algo coinciden: con los kirchneristas puros, con los peronistas “verdaderos”, con los “renovadores”, con los nietos de la Alianza…son todos alcahuetes de los candidatos patronales.
Para colmo, la interna amenaza con fracturas. “Le hemos perdido la confianza y seguramente no participará más de las deliberaciones de la mesa chica” dijo el ‘taxista’ Viviani sobre Héctor Daer, que se fue con Massa. Los traidores hablan de traición, y la cúpula oficialista quiere disciplinar a toda la CGT para que sea el brazo sindical del Frente Para la Victoria. Con métodos más brutales, todos los días hacen de policía política contra la izquierda y los luchadores (Viviani fue el que dijo “Moyano está siendo atacado por lo que decía el General Perón, por la Cuarta Internacional”).
Mirada de conjunto es toda una lección del modelo sindical peronista: el Estado le otorga un poder casi absoluto a la burocracia para manejar los sindicatos a cambio de garantizar el orden burgués (en las fábricas y en las urnas).
Por eso la interna tiene que ser seguida con atención por los activistas y militantes obreros: es otro reflejo de la crisis de una burocracia desprestigiada, que actúa por sus intereses de casta. Como tal, ofrece una oportunidad para debatir en los lugares de trabajo: ¿de quién son los sindicatos?, ¿qué candidatos representan los intereses del movimiento obrero? Y de esa manera fortalecer la lucha para echar a la burocracia de nuestras organizaciones y por conquistar una izquierda de los trabajadores.

El PTS y el Frente de Izquierda, que lleva en sus listas a dirigentes clasistas y delegados de base que enfrentan a los burócratas millonarios y a los patrones, está empeñado en esa tarea.

Temas relacionados: