logo PTS

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

HOSPITAL POSADAS

Brutal represión en el corte de General Paz

Me detienen cuando nos retirábamos de la General Paz. Fui precintado boca abajo y la policía me pateó la cabeza. Me provocan una lesión en el ojo, una fractura en la mano derecha y varios hematomas en la región costal izquierda.

Luis Sucher

6 de marzo 2014

Me detienen cuando nos retirábamos de la General Paz. Fui precintado boca abajo y la policía me pateó la cabeza. Me provocan una lesión en el ojo, una fractura en la mano derecha y varios hematomas en la región costal izquierda. Me trasladan a la comisaría 44 con un compañero del hospital, Antonio Barrera y Luis Giordano, delegado de Alicorp. Por la gravedad de mi estado me trasladan al Hospital Vélez Sarsfield.

Por gestión del STS, sindicato del que soy delegado, me llevan al Hospital Posadas donde trabajo. Me escoltaron 4 patrulleros. Al llegar, un grupo de trabajadores me espera en la entrada, repudian a la policía por mi detención y por mis lesiones. La incomunicación que pretendían fue desbaratada, ya que muchos compañeros se acercaron a solidarizarse.

Esta solidaridad se transformó en bronca cuando circuló que nos acusaban del robo de un celular, entre otras causas. “Esto no lo podemos permitir, hoy te agarran a vos que salís a luchar y mañana nos agarran a todos”. “A nosotros nos dividen muchas cosas, pero jamás te vamos a entregar a la cana”, “ hoy estamos del mismo lado de los que luchan y son reprimidos”. Anécdotas que muestran la gran solidaridad de clase.

Temas relacionados: