Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
3 de julio de 2020

XIII CONGRESO NACIONAL DEL PTS

CONTACTO [email protected]

Avanzar hacia una juventud revolucionaria de combate

11 Apr 2013   |   comentarios

Los días 29 y 30 de marzo tuvo lugar la sesión de la Juventud del PTS, en el marco del XIII Congreso. Participaron cerca de 100 delegados juveniles de todo el país, en representación de decenas de trabajos en la juventud trabajadora y en el movimiento estudiantil universitario, secundario y terciario.
 
La discusión partió de la premisa de que la situación transitoria, y las tendencias a mayores choques entre las aspiraciones de la clase obrera y los ataques del gobierno en el marco del agotamiento del modelo económico, preanuncian mayores choques entre las clases, por lo cual la Juventud del PTS se tiene que preparar como una juventud revolucionaria de combate, en función de prepararnos para estos escenarios.
 
Partimos de que durante el 2012 dimos grandes avances en la construcción: se profundizó la extensión nacional de nuestro trabajo universitario, siendo nuestra corriente una fuerte organización presente en más de 20 universidades nacionales. Hemos comenzado un avance en los secundarios, especialmente en Capital luego de nuestra intervención en el conflicto del 2012, y en los terciarios. Por último, pero quizás lo más nuevo e importante que constató este Congreso, es la conquista de una importante camada de jóvenes trabajadores, producto de un paciente trabajo sobre diferentes fábricas y establecimientos, y también debido al impulso del “Movimiento Juvenil contra la Precarización Laboral”. La Juventud del PTS, a diferencia del resto de las corrientes, comienza a ser una verdadera juventud obrera-estudiantil, algo inédito que no se veía desde los años ´70. 
 
Sin embargo, pensar en función de los combates venideros nos obliga a ver las contradicciones en los avances en el desarrollo de nuestra organización. La Juventud del PTS se formó y desarrolló en un contexto de creciente politización de la juventud, pero de baja lucha de clases y fuertes presiones de adaptación al régimen democrático burgués de las corrientes que se reivindican de izquierda. El debate giró en torno a cómo puede surgir una juventud revolucionaria en una situación que aún no lo es. Prepararse para los grandes acontecimientos de la lucha de clases implica hoy encarar diferentes desafíos que vayan templando y forjando a nuestra organización. Muchos delegados insistieron en que este proceso se debe medir con el criterio de cómo se interviene en la realidad, en los combates que damos en el movimiento obrero y estudiantil. 
 
En este sentido, la Sesión Juvenil tomó como una de sus resoluciones centrales la gran tarea de aportarle a la clase obrera nuevas agrupaciones clasistas, delegados y comisiones internas antiburocráticas que fortalezcan las fuerzas del movimiento obrero para los futuros escenarios de lucha de clases y disputen el poder en las fábricas contra las patronales y la burocracia sindical. La Sesión Juvenil resolvió impulsar una “militancia cruzada” entre las fuerzas de la Juventud Trabajadora y el movimiento estudiantil para tomar el desafío de hacer un fuerte trabajo sobre 100 fábricas y establecimientos, para organizarlas y expandir al calor de esto la influencia del partido a nuevos sectores de la clase, desarrollando fuertes agrupaciones de combate allí donde ya hay compañeros de nuestra juventud. Una de las vías para lograr este objetivo será impulsar la campaña “Todo trabajador tiene derecho a tener un delegado que lo represente”, como el primer paso para pelear contra la precarización laboral y la dictadura patronal. Nos proponemos que nuestro desarrollo en la juventud trabajadora no sea sólo de “extensión” a nuevas estructuras, sino que debe estar ligado a una preparación científica y profunda en pos de hacer diferentes experiencias de organización y lucha que aporten lecciones y forjen elementos de combate en nuestra juventud. 
 
La importante acumulación de cientos de militantes estudiantiles de la Juventud del PTS se pondrá al servicio de esta tarea en el movimiento obrero junto a los compañeros y compañeras de la juventud trabajadora, a la vez que nos proponemos emerger como la principal corriente militante de la izquierda a nivel nacional en el movimiento estudiantil. La Sesión Juvenil (discusión que después profundizó el Congreso) discutió que en la universidad, a la vez que existe una importante base de miles de estudiantes que simpatizan con la izquierda, prima un conservadurismo social producto de años de crecimiento económico y mecanismos de cooptación del régimen que se expresan en un mayor individualismo y academicismo, por lo cual nuestra juventud se debe construir como una corriente revolucionaria contra este clima social, combatiéndolo y estrechando lazos con el movimiento obrero. Esto implica desarrollar una corriente claramente diferenciada de agrupaciones como Marea Popular, la CEPA o el PO que, más allá de sus diferencias políticas, comparten un modelo de organización estudiantil basada en la construcción de maquinarias electorales que es opuesta a nuestra apuesta por la autoorganización para que el movimiento estudiantil emerja como actor político por sus propias demandas y junto a la clase obrera en la escena política nacional. La Sesión Juvenil resolvió impulsar agrupaciones comunes entre los militantes de la Juventud del PTS y compañeros/as independientes como una cuestión central. Las causas democráticas cuestionando a todo tipo de burocracia, contra la represión y el espionaje, o a la Iglesia, serán banderas centrales de estas agrupaciones. En ese sentido, la lucha por otro tipo de centros y federaciones, contra el modelo de la izquierda burocrática, será uno de los combates centrales que daremos, como en el próximo Congreso de la FUBA. A la vez impulsaremos la lucha ideológica por las ideas del marxismo, el cuestionamiento a las camarillas y la lucha por una universidad al servicio de los trabajadores y el pueblo frente a las elecciones de autoridades. Por otro lado, resolvimos dar un fuerte impulso a la agrupación Pan y Rosas frente al acuerdo entre Cristina y Bergoglio, que tenga como una de sus principales banderas la lucha por el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito.
 
Hacia la autonomía de la juventud

La Sesión Juvenil dio pasos hacia la autonomía de la Juventud del PTS (independencia organizativa bajo el mismo programa y estrategia política), objetivo necesario para impulsar el pionerismo y la audacia de nuevas generaciones que hagan su propia experiencia bajo el programa y la estrategia del partido, formándose a partir de sus propios aciertos y errores, aunque con el consejo y la crítica de los compañeros de más experiencia del “partido adulto” que, junto con la intervención en la lucha de clases, son la clave para que el desarrollo autónomo de la juventud tenga un carácter revolucionario. El XIII Congreso dio pasos en ese sentido mediante la Sesión Juvenil que discutió de forma autónoma su política y votó a los nuevos dirigentes juveniles a ser incorporados al CC partidario, bajo el objetivo de conquistar la plena autonomía de la juventud antes del próximo congreso del PTS.

Temas Relacionados: Juventud , Partido









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota