logo PTS

Mundo Obrero

AUTOMOTRICES CÓRDOBA

Asamblea y movilización: crece la exigencia al SMATA

Los trabajadores contratados de las distintas fábricas automotrices, que vienen luchando hace más de tres meses, lo advirtieron: las empresas primero quieren despedir a los contratados y luego no tendrán problema en ir por los puestos de trabajo y el salario de los efectivos. Comienza marzo y la fábrica Volkswagen anunció que “le sobran” entre 250 y 500 trabajadores de una de las dos plantas que tiene en Córdoba.

PTS

5 de marzo 2009

Los trabajadores contratados de las distintas fábricas automotrices, que vienen luchando hace más de tres meses, lo advirtieron: las empresas primero quieren despedir a los contratados y luego no tendrán problema en ir por los puestos de trabajo y el salario de los efectivos. Comienza marzo y la fábrica Volkswagen anunció que “le sobran” entre 250 y 500 trabajadores de una de las dos plantas que tiene en Córdoba. Para empezar abrió los retiros “voluntarios” y jubilaciones anticipadas y dejó abierta la posibilidad de despedir a quienes no entren en esos planes.
Se demostró como una gran farsa el planteo de la burocracia del SMATA de que “había que dejar pasar los despidos de los eventuales para preservar los puestos de los efectivos”. No terminó de resolverse el conflicto con los contratados (que reclaman no ser despedidos el 31 marzo) y una de las fábricas más importantes ya inició el ataque a los efectivos. Con la estrategia del SMATA de negociar evitando cualquier tipo de unidad y movilización, siguen perdiendo los trabajadores.

Reparto de las horas de trabajo, sin disminución salarial

La burocracia del SMATA tuvo que convocar a asambleas en Vol-kswagen, donde comenzó a plantear que su exigencia sería el “reparto del trabajo”, pero sin dejar en claro que debía ser sin disminución salarial. En las dos asambleas varios compañeros (entre ellos delegados) exigieron que el reparto del trabajo debía llevarse a cabo sin tocar el salario y que para imponer esto hacía falta movilizarse.
Asamblea general y movilización de todos los trabajadores de SMATA fue la exigencia, ya que todas las plantas están sufriendo despidos y suspensiones y en varias de ellas se comienza a hablar de bajar aún más el monto que se le paga a los suspendidos.

Sin embargo la burocracia firmó un acuerdo con VW el martes 3, donde acepta las suspensiones de todo el personal de una de las plantas hasta el 31 de marzo, a cambio de una vaga resolución del Secretario de Trabajo de conformar una “mesa de diálogo” para “diseñar esquemas de suspensiones”, cuestión que la empresa ni siquiera aceptó, ni tampoco que no hubiera rebaja salarial. La conducción del SMATA presentó como un “triunfo” este verso y firmó el acta desacatando el mandato de las asambleas.

En esta fábrica la posibilidad de luchar por el reparto de las horas de trabajo sin tocar el salario, se puede demostrar fácilmente. Existen dos plantas (MQ200 y MQ250), una de ellas trabaja para Brasil y otros mercados y la otra esencialmente para España y otros países europeos, en esta última la empresa plantea los despidos. Sin embargo dos delegados explicaron a un noticiero de TV cómo la empresa puede sostener los puestos de trabajo y no hay necesidad de despedir, ni rebajar salario. Uno de ellos dijo “hoy en MQ 200 se están produciendo 2100 cajas por día, a un precio de 350 dólares, lo que da un total de 755 mil dólares, es decir 2 millones 650 mil pesos. Con una jornada y media o dos de trabajo, se pueden abonar todos los salarios de los obreros”. Y podemos agregar que a lo sumo con 3 o 4 jornadas se hubiesen podido abonar incluso los salarios de los contratados que fueron despedidos.

Este planteo lo votaron los trabajadores en las asambleas de VW y también había sido votado en la asamblea de contratados y efectivos de Iveco del 2 de febrero, pero hay que ser conscientes que estas empresas no quieren perder un centavo de sus ganancias y sólo con una dura lucha se puede imponer. De la mano de SMATA que divide y hace todo lo posible por desmovilizar a los trabajadores, el resultado va a ser despidos o rebaja salarial. Así lo hicieron en Renault donde la burocracia firmó ahora suspensiones con el 70% del salario. Para evitarlo hay que luchar duramente con movilizaciones, piquetes, bloqueos y la huelga si es necesario, para golpearlos donde mas les duele.

Todos juntos contra los despidos y las suspensiones

Un grupo de trabajadores contratados sigue peleando por su reincorporación y se movilizarán este jueves a Villa María a un acto donde estará Cristina Kirchner, mientras preparan cortes de ruta para la semana que viene. En Iveco siguen las suspensiones y se habla de la posibilidad del cierre por meses, mientras tanto la patronal sigue convocando a su antojo a los trabajadores de acuerdo a sus necesidades y se habla de una posible rebaja en el pago de las suspensiones. En Renault y Fiat la burocracia firmó acuerdos con rebaja o congelamiento salarial. En Gestamp continúan las suspensiones y hubo nuevos despidos de contratados. El pedido de asamblea general y movilización de todos los metalmecánicos que ya plantearon los obreros de Iveco y ahora se volvió a escuchar en las asambleas de VW, se vuelve una necesidad urgente. Hay que extender imponer esta exigencia que es la única manera de comenzar a pelear seriamente contra estas multinacionales.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: