Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
3 de julio de 2020

La Verdad Obrera N° 551

CONTACTO [email protected]

Aparentemente, para el PO... ¡"Del Caño no tiene que estar"!

12 Dec 2013   |   comentarios

Al cierre de esta edición, el PO publicaba una nota firmada por Gabriel Solano que bien podría titularse "Quiero ser lo que no soy" u "Odio la verdad", o, tal vez, más directamente, "Nicolás del Caño no tiene que estar". La misma es un nuevo ataque contra el PTS por parte de quienes parecen sangrar por una herida narcisista. Les guste o no la única verdad es la realidad, así como también la única realidad es la verdad.

Lamentablemente el PO sigue con este repertorio en el marco de una de las más importantes crisis nacionales de los últimos años. La realidad es que, pese a la iniciativa del PTS y de que tenemos un programa común para la "cuestión policial" expresado en el manifiesto del FIT, a una semana de haberse iniciado con el primer motín en Córdoba aún no tenemos una declaración común del FIT. ¿Por qué? Sencillamente porque por algo el PO, el PTS e IS son tres organizaciones distintas. Esto demuestra, una vez más, que nuestra propuesta de bloques por partidos e interbloque común es la más adecuada y la única unitaria para evitar la paralización total de nuestro Frente.

Pero que el FIT no tenga una declaración pareciera importarle poco al PO.
Aparentemente los compañeros de su dirección no tienen otra opción que armar una (ir)realidad para explicarles a sus militantes por qué el PTS obtuvo un diputado nacional, un diputado provincial en la provincia de Buenos Aires, dos en Mendoza y un senador en esa provincia (amén de que Pitrola deberá entregar en dieciocho meses su banca a Myriam Bregman, en tanto que Ramal hará lo propio con Patricio del Corro en veinticuatro). Y esa armazón no tienen otra que hacerla con las únicas armas que tienen a mano: insultos, frases inconsistentes, insultos.

¿Concesión graciosa? Se llama relación de fuerzas

A partir del intercambio sobre "bloque" o "interbloque" en el Congreso Nacional (debate que pese a los intentos del PO no tuvo aún eco en la prensa burguesa), Solano intenta encontrarle una explicación a por qué el PTS y su candidato Nicolás del Caño encabezaron la lista de diputados nacionales del FIT por Mendoza. Según la nota esto habría sido porque el PO le hizo una suerte de concesión graciosa al PTS sobre algo que no le correspondería. Detengámonos un momento en el porqué de que un grupo que cumple cincuenta años de existencia y que se caracterizó históricamente por su autoproclamación sectaria de pronto se habría convertido en una especie de Santa Claus que le regala a los "facciosos", "provocadores" con "actitudes contrarrevolucionarias" del PTS las cabezas de lista no sólo en Mendoza, sino también en Jujuy, Santa Fe, Neuquén, en la estratégica Tercera Sección Electoral de la provincia de Buenos Aires y en Córdoba el segundo lugar después de Liliana Olivero de IS. El PO tuvo que hacerlo sencillamente porque se vio obligado a aceptar la cruda realidad de que, pese a sus caprichos de secta, no pueden imponer lo que se les dé la gana.

Solano tiene que (o mejor dicho intenta) esconderle a la militancia que en 2011 el PO sin el PTS habría sacado en Mendoza... cero (0) voto, ya que sus compañeros en esa provincia habían sido incapaces de sacar la legalidad, a diferencia del PTS (lo mismo sucedió en Santa Fe). Y esto no pasó por ninguna medida arbitraria de la justicia burguesa, sino simplemente por su debilidad política. Por eso sus candidatos tuvieron que ir entonces, en 2011, en las listas del PTS. Por eso en 2013 el PO tuvo que aceptar ir segundos. La otra alternativa era dirimir las candidaturas en las PASO, como propusimos. El PO prefirió ceder todas las cabezas de lista de las provincias y compartir en forma igualitaria con el PTS el tiempo de mandato de la provincia de Buenos Aires, antes que exponerse al electorado en las PASO, lo que tal vez hubiera "desnudado al rey" de una vez y para siempre.

A excepción de Salta, donde los compañeros tienen un trabajo histórico y el PTS no tiene militancia, el resultado nacional y las bancas obtenidas demuestran esa realidad que el PO quiere esconder: un diputado nacional por provincia (PO) y un diputado nacional por Mendoza (PTS); un legislador por CABA (PO) y un legislador por PBA (PTS); dos diputados provinciales en Mendoza (PO) y un diputado y un senador (PTS), dos concejales departamentales en la provincia cuyana (PO) y tres (PTS). Quien quisiera esconder esta realidad e interpretar que el PO puede "por sí solo" debería explicar qué es lo que ha llevado al PO a aceptar permanentemente los presuntos "últimatums" del PTS (que en realidad no son tales, sino una mera expresión, insistimos, de la realidad).

"Borremos a Del Caño"

La dirección del PO quiere hacerle creer a sus militantes y simpatizantes que daba lo mismo que este año fuera algún candidato del PO (como presumían en esta nota) que Nicolás del Caño, que, mal que le pese a la Prensa Obrera, es evidente para cualquier analista del signo que sea que ha sido una verdadera revelación en Mendoza, superando no sólo al tradicional Partido Demócrata, sino también duplicando la elección entre agosto y octubre, lo que no sucedió en ningún otro lado del país. Basta preguntarle a cualquier mendocino si era lo mismo que fuera como candidato Nicolás o Fresina del PO (o Soledad Sosa) para darse cuenta de la realidad, les guste o no les guste. La candidatura de Del Caño representó a un importante sector de la juventud trabajadora, precarizada, que tomó nota de que ni el kirchnerismo ni el resto de los partidos burgueses podía darles una perspectiva progresiva para su existencia. Por el contrario, la perpetuación de la precariedad laboral, la desocupación y/o salarios miserables.

¿Significa esto que la banca es del PTS y no del Frente de Izquierda? No lo creemos, y estamos orgullosos de haber llamado al PO a sumarse a un Frente desde el 2007 (lo que solo pudo concretarse en 2011). Por eso reiteramos una y otra vez que defendemos el método inédito y proletario de la rotación en la banca. En dos años Del Caño dejará su lugar a la compañera Sosa. Esa es la mayor expresión del Frente, que el PO quiere soslayar.

Haz lo que yo digo...

Como ya reiteramos en la respuesta a la primera "carta", el PO tiene una práctica que choca con su actual discurso de ocasión. Solano no responde a por qué los paladines del "bloque" cerrado y monolítico ya presentaron dos proyectos de ley sin ponerlos a consideración del resto de las fuerzas del FIT. Ya no les pedimos que, por ejemplo, el de la abolición del impuesto al salario lo pongan a consideración de las organizaciones obreras combativas, sino que al menos, si fueran consecuentes con sus diatribas, a consideración del PTS e Izquierda Socialista. Por el contrario, Ramal ya intervino en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sin convocar a una sola reunión al resto de las fuerzas del FIT de la CABA, y Pitrola y López se negaron a coordinar con Del Caño cómo intervenir en la "sesión preparatoria". Cualquier excusa es buena para seguir actuando así. Ahora es el turno de la del "bloque".

En el movimiento estudiantil el PO actúa análogamente a lo que dice combatir. Sus delegados de la FUBA electos en frentes con el PTS y otras fuerzas de izquierda son, a la hora de elegir las autoridades de la Federación, utilizados para hacer alianzas con corrientes enemigas de la independencia política de los trabajadores, como La Mella y hasta Libres del Sur (los flamantes aliados a nivel nacional de lo más rancio de la UCR). El estudiante vota a las fuerzas del FIT y le sale un Lozano o Prat Gay. Ahí sí se podría caratular legítimamente como una "usurpación" política. ¿Qué tiene que ver eso con nuestra propuesta de formar un "interbloque" del FIT que defienda nuestro programa contra los partidos capitalistas?

La hipocresía de la dirección del PO en este asunto es fácilmente entendible para todos los compañeros y organizaciones que conocen cómo se ha movido históricamente. Eso se acabó, el PO no lo quiere ni puede comprender, lo lamentamos por ellos.

Una vez más: unidad, unidad

Coincidimos con los compañeros del PO de que "El Frente de Izquierda se ha transformado, como resultado de la lucha, en un instrumento de desarrollo de la clase obrera con conciencia de clase". Como ya hemos dicho, defendemos al FIT, su programa, manifiesto y el método de rotación. En ese marco no vamos a aceptar ultimatums de quienes quieren detentar el nombre del FIT para su propio accionar como partido. Las diferencias de tácticas, estrategias y prácticas políticas que hacen que aún no seamos un solo partido no pueden desaparecer mediante un golpe de mando organizativo eligiendo un presidente de bloque y disciplinándonos todos tras él (sea del partido que sea). En Córdoba y Neuquén (y ahora en las legislaturas de la provincia de Buenos Aires y CABA) el Frente se expresa en el programa que defienden nuestros legisladores, pero también en la impronta que le pone cada partido cuando ejerce su mandato tras la rotación. En el Congreso Nacional esto último debe expresarse en forma simultánea, ya que hay tres (3) bancas, dos del FIT (Mendoza y Provincia) y una del PO (Salta). Es evidente que la forma del "interbloque" es la mejor expresión "institucional" de esta realidad.

Algún compañero podría afirmar que "si no quieren bloque común, ¿cómo van a proponer un partido revolucionario unificado?". Justamente por eso: no hay posibilidades de un bloque común, con disciplina y centralismo, sin clarificar hasta el final los acuerdos y diferencias. Para soldar una verdadera y profunda unidad revolucionaria es necesario tener acuerdos sólidos y profundos. Es a lo que aspira el PTS, y nos plantea la situación de crisis del Gobierno y del régimen en Argentina. No debemos buscar una "unidad" burocrática y falaz, sino una unidad real.

Convocamos a los compañeros del PO a superar esta disputa generada por ellos para abocarse a actuar en común con el resto de las fuerzas del FIT en una agenda parlamentaria y en pronunciamientos clave ante la crisis nacional, como les propusimos en los últimos días.

Entretanto los invitamos a comenzar un intercambio fraternal sobre la verdadera unidad, que es la conformación de un gran partido de trabajadores revolucionario. Ese debate sería un tanto más fructífero para las nuevas camadas de obreros y estudiantes que avanzaron en su conciencia política a través del FIT que una estéril (e incomprensible) discusión sobre "bloque" o "interbloque".

Temas Relacionados: Debates









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota