logo PTS

Informaciones Obreras

LISTA N° 1 “CARLOS FUENTEALBA”

ATE-INDEC: Un frente unitario contra la intervención K

Los representantes del Gobierno en el INDEC siguen atacando a los trabajadores, la intervención continúa y cada vez son más los compañeros desplazados, al tiempo que las huestes de Moreno, de la mano de UPCN, meten su gente, con aprietes y represalias.

Ana Laura Lastra

4 de octubre 2007

Los representantes del Gobierno en el INDEC siguen atacando a los trabajadores, la intervención continúa y cada vez son más los compañeros desplazados, al tiempo que las huestes de Moreno, de la mano de UPCN, meten su gente, con aprietes y represalias. Los trabajadores seguimos enfrentando el plan del matrimonio K. En este marco, después de años de soportar juntas internas burocráticas en ATE, que siempre dejaron en banda la lucha de los trabajadores, después de nueve meses de conflicto, se ha conformado un frente unitario de los que luchamos contra la intervención.

En medio de la pelea contra la intervención del gobierno y la manipulación de los índices, la Verde se partió. Un sector apoyó descaradamente a la intervención, al punto de “prestarle al gobierno” a un traidor como Alejandro Barrios que se convirtió en Director en uno de los momentos más críticos; y otro sector se mantuvo en la lucha.

Al calor de esta pelea; en las asambleas, en las marchas, los paros y en los debates, se fue consolidando un activismo que nutrió gran parte de la conformación de una lista unitaria, pluralista e integrada por compañeros de todas las tendencias sindicales y políticas que convivimos en el INDEC, y que tomamos parte activa del conflicto: de la Verde, de la Marrón y de otras corrientes sindicales e independientes.

Es por eso que “la lista N°1” no lleva color y se llama “Carlos Fuentealba” en homenaje a los seis meses del compañero docente asesinado por luchar. Fue presentada en asamblea y se presentará en las elecciones de junta interna el 9 de octubre.

Se acordó que el funcionamiento de la futura junta interna será en base a la decisión de la asamblea y que habrá libertad de tendencias. Esto significa que si no hay acuerdo sobre determinada posición entre los miembros de la junta tienen que expresarse todas las posturas, las de mayoría y las de minoría, para que sean los trabajadores reunidos en asamblea quienes decidan luego de conocer todos los planteos y/o aportar otros alternativos. En el mismo sentido, uno de los puntos fundamentales por los que abogamos desde La Marrón es el de respetar la libertad de tendencias que convivirán en la nueva dirección sindical, en las que cada agrupación pueda expresarse libremente y sacar los materiales que crea oportuno. Estos dos puntos son muy importantes ya que, como es sabido, son públicas las diferencias entre las distintas agrupaciones y también entre los compañeros independientes. Como se planteó y se sigue planteando en este conflicto, por ejemplo, con respecto al papel jugado por la dirección de ATE Capital (con los que acuerdan los compañeros de la Verde) y la CTA de Yasky. Por ejemplo, desde la Marrón hemos planteado, entre otras tantas cuestiones, nuestro rechazo al punto del acta firmado por los dirigentes de ATE, la CTA y el gobierno que establece que los trabajadores no podemos realizar medidas de fuerza que afecten la producción mientras esté en vigencia la comisión formada entre el gobierno, ATE y la CTA (ver recuadro).

Con respecto a la lista, desde La Marrón quisimos en todo momento buscar la mayor participación de las bases en la decisión de quiénes debieran ser los mejores compañeros para la interna y que además sea esta decisión mayoritaria la que definiera qué proporción le corresponde a las distintas agrupaciones dentro de esta lista. Por eso dimos todas las discusiones al respecto planteando distintos métodos democráticos para la confección de la lista, pero la Verde no accedió y se terminó formando la lista combinando la negociación de cargos por tendencia con la representación de varios sectores.

En ese sentido, creemos que esta lista tiene planteado avanzar cualitativamente en el funcionamiento respecto a las juntas internas históricas del INDEC, donde lo único importante era lo que mandaban desde la Directiva del sindicato. Por eso creemos que, para cambiar radicalmente con las viejas formas de hacer política sindical, ahora más que nunca tienen que primar las decisiones de la asamblea general y las asambleas de los sectores, una organización construida de abajo hacia arriba. Hay que conformar cuanto antes un cuerpo de delegados por sector o piso, que lleve mandatos a las asambleas y de esa manera, enriquezca las discusiones y se fomente la participación de todos los compañeros. Tarea fundamental para seguir enfrentando esta intervención que, como todos creemos, se mantendrá con Cristina; así como para el resto de las tareas pendientes: el pase a planta y la lucha por aumento salarial.


¿Qué pasa en la comisión formada entre el gobierno y la CTA?

Desde la conformación de la comisión entre el gobierno, ATE y la CTA la intervención K ha avanzado en más áreas del organismo y en las represalias contra los trabajadores. Es evidente que nos están entreteniendo. En el INDEC seguimos peleando para que no sean trasladados los trabajadores y se detengan los sumarios. Desde La Marrón hemos planteado que los dirigentes de ATE y la CTA tienen que hacerse presentes en el organismo en cada una de las medidas de lucha que se están tomando para denunciar estos atropellos públicamente, como parte además de encarar nacionalmente -y con medidas efectivas- la lucha contra la intervención en el organismo. El reclamo sigue vigente ya que hasta el día de hoy no lo han hecho.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: