logo PTS

NACIONAL

Interpelación a Capitanich. A confesión de parte…

La sesión con el Jefe de Gabinete en el Congreso el 4 de abril dejó muchos interrogantes, pero también una enorme certeza: el doble discurso K se complementa a la perfección con la mentira lisa y llana cuando de defender las políticas de ajuste y criminalización se trata. Capitanich nos dejó varios ejemplos de esto.

Nicolás del Caño

11 de abril 2014

En primer lugar tenemos que denunciar, como lo hicimos en la sesión, que la mayoría de las preguntas que realizamos al Jefe de Gabinete por escrito semanas antes de su presencia en el Congreso no fueron respondidas, sobre todo una en particular que nos interesaba que responda: cómo haría él para vivir con 5 mil pesos por mes, tal como hacen los docentes. También fue escaso el tiempo que nos dieron para hablar (apenas 5 minutos), además de que nos entregaron las “respuestas” minutos antes de la sesión y nos impidieron repreguntar.

Sin embargo, las pocas respuestas que nos tuvo que dar Capitanich fueron muy elocuentes. Ante nuestra denuncia del brutal ajuste en curso, sobre todo luego de la devaluación que aplicó el Gobierno a principios de este año y el consecuente ataque al bolsillo de los trabajadores, Capitanich respondió que “en cuanto a la depreciación monetaria desde el punto de vista del tipo de cambio, creo que no necesariamente genera un esquema de transferencia de ingresos a los grupos concentrados”. Una negación muy poco contundente de lo que hasta los defensores del modelo K tienen que reconocer: “El efecto inmediato de una devaluación brusca es un aumento acelerado de precios y una transferencia de ingresos a grandes atesoradores de dólares y exportadores. (…)Además del fuerte aumento de precios que provoca una pérdida del poder adquisitivo de los sectores con ingresos fijos,(…), algunos sectores económicos obtienen una ganancia extraordinaria por la devaluación”. (Alfredo Zaiat, Página/12, 05/10/2014). No sólo nosotros lo hacemos: economistas afines al Gobierno desmienten al Jefe de Gabinete.

Otro punto importante de lo dicho por Capitanich tiene que ver con nuestra exigencia de que informe cuantos efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad que vienen de la dictadura, actualmente siguen en funciones en las fuerzas. Por escrito recibimos como respuesta que eso no se puede dar a conocer porque es parte del secreto militar, escudándose en un decreto del gobierno de facto de Guido de 1963. Pero luego ante nuestra insistencia en la sesión terminó reconociendo que miles de oficiales y suboficiales del Ejército, Armada y Fuerza Aérea que revistieron en la dictadura continúan en funciones. El Jefe de Gabinete respondió: “En total existen en actividad entre las tres fuerzas 11.293 oficiales y 41.486 suboficiales. Los ingresados en el período 1976-1983 equivalen al 13,49 por ciento del total”. Y sobres las fuerzas de seguridad (la Policía, la Gendarmería y la Prefectura), nada contestó. ¡Pasados más de 30 años de finalizada la dictadura genocida exigimos saber cuántos Milani más hay en actividad en las fuerzas represivas!

También exigimos que responda porqué existe en la actualidad un verdadero servicio paraestatal de informaciones e inteligencia, integrado por agentes de la Policía Federal, no sujeto a ningún tipo de contralor, cuyos efectivos se pueden infiltrar en cualquier organismo público y privado, como es el caso del agente de la Policía Federal Américo Alejandro Balbuena, infiltrado durante una década en la Agencia de Noticias Rodolfo Walsh. A esta requisitoria Capitanich sí respondió: avisando que enviará al Congreso un decreto para la derogación del que permite esta política de infiltración y espionaje. A confesión de parte…

Por último, nuevamente levantamos la voz para denunciar la injusta condena a los trabajadores petroleros de Santa Cruz y ante los dichos de Capitanich en el sentido de que “si el señor diputado tiene observaciones para formular, le pido que las haga conocer a la Jefatura de Gabinete de Ministros a efectos de que podamos informarlo sobre el estado de la causa judicial”, desde ya anunciamos que iremos con una delegación de los trabajadores y todos los que los vienen apoyando, para que sean recibidos por el Gobierno y ponerlos en conocimiento del fallo escandaloso que no paran de defender.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: