logo PTS

Córdoba

BOLETÍN AGRUPACIÓN DOCENTE D-BASE (CORDOBA)

2007 emergen las luchas docentes

A comienzos de año, el gobierno nacional y la CGT de Moyano venían intentando establecer un tope al reclamo salarial de los trabajadores del sector privado, que finalmente acordaron en un miserable 16,5%.

PTS

25 de junio 2007

A comienzos de año, el gobierno nacional y la CGT de Moyano venían intentando establecer un tope al reclamo salarial de los trabajadores del sector privado, que finalmente acordaron en un miserable 16,5%. A tono con esto, la conducción de la CTERA (incluida UEPC) y Filmus, firmaron un acuerdo salarial que intentaba frenar el justo reclamo de los docentes de todo el país con un techo de $1040. Al mismo tiempo, con esta medida, le daban un respaldo al candidato de Kirchner en la Capital. Este anuncio desató el reclamo de miles de trabajadores de la educación y más de 10 provincias comenzaron el año con paros.

Mientras tanto en Córdoba, a diferencia de estas provincias y en forma lamentable, la conducción de UEPC garantizaba al gobierno de De la Sota “la paz social” firmada en el Acta-acuerdo del 2006, a cambio de un invisible y nulo “aumento”. Dicha acta fue firmado a nuestras espaldas, a pesar del rotundo rechazo de los miles de docentes que sosteníamos los paros y las movilizaciones. El último aumento acordado es “hijo legítimo” de ella:

· Porque no contempla la devolución de los descuentos por paros.

· Porque “actualiza” la miseria manteniéndonos en un nivel de pobreza “estable”.

· Porque no establece el blanqueo de las sumas en negro.

· Porque es completamente insuficiente ya que una maestra que recién se inicia cobra en neto $1118.92, bastante menos de la mitad de la canasta familiar que ronda los $2400.

El próximo “reajuste” se llevará adelante en pleno receso escolar, garantizando así que no tengamos oportunidad de pronunciarnos y allanando el camino para que Campana y sus socios K puedan entrar tranquilamente en campaña electoral sin los docentes luchando.

Esta escandalosa tregua, y la negociación bochornosa, se hicieron más evidentes con la represión en Neuquén que se cobró la vida de Carlos Fuentealba.

Vergonzosamente, sólo cuando se supo en forma fehaciente que nuestro compañero Fuentealba había fallecido, se dignaron a convocarnos a una concentración. Nebreda hizo enormes esfuerzos en aclarar que el paro nada tenía que ver con la negociación salarial de Córdoba, es decir, en aclarar a sus socios del gobierno que la “paz social” prometida no estaba en peligro.

Miles de docentes cordobeses fuimos parte de la enorme ola de indignación popular que recorrió el país, expresada en el gran paro nacional de docentes y estatales del 9 de abril, con movilizaciones de decenas de miles de trabajadores, estudiantes, y sectores populares, en más de 300 ciudades.

Era necesario unificar las luchas a nivel nacional. Desde distintos puntos del país le exigíamos a CTERA un plan de lucha nacional para unificar y potenciar los conflictos que en ese momento se estaban dando.

El paro que debía convocar CTERA nunca llegó. Así fueron desactivadas las luchas en la mayoría de las provincias salvo en Salta, Neuquén y Santa Cruz.

NEUQUÉN, SALTA, SANTA CRUZ…ENSEÑANZAS DE GRANDES LUCHAS

Estos conflictos pusieron de manifiesto la potencialidad de la lucha basada en la democracia directa a través de asambleas resolutivas. Lo demostraron los docentes salteños que, frente a la actitud progubernamental de la conducción del gremio UDP y el aislamiento impuesto por la CTERA, se autoconvocaron en asambleas departamentales y provinciales para decidir paso a paso el plan de lucha a seguir. Esta forma de organización, también a los docentes neuquinos y santacruceños, les permitió sostener varios meses de una dura lucha. La primera lección, entonces, es que se hace necesaria la más amplia democracia sindical como forma de sostener la lucha.

Estos conflictos además tuvieron en común la coordinación con otros sectores de trabajadores, levantando una estrategia que unificaba las demandas de los docentes a las del conjunto de los trabajadores y el pueblo. En Santa Cruz surgió una Mesa de Unidad Sindical, entre municipales, estatales y docentes. A pesar de los dirigentes de estos sindicatos, se realizó el Encuentro de Delegados de Base de Río Gallegos, donde delegados de base de municipales, estatales y docentes empezaron a discutir la necesidad de unir sus luchas desde abajo. Fue esta unidad la que permitió echar al gobernador títere Sancho. En Neuquén, los docentes pelearon junto a los trabajadores de la salud, los trabajadores ceramistas y los estudiantes. La segunda lección es que se hace necesaria la más amplia unidad en la lucha junto al conjunto de los trabajadores.

Pero estos conflictos se transformaron en luchas no sólo sindicales, sino políticas. En Neuquén, luego del asesinato de nuestro compañero Carlos Fuentealba, los paros y movilizaciones tenían un objetivo político: “echar al asesino Sobisch”.

En Santa Cruz, los docentes ayudaron a expresar el odio de la población contra 17 años de feudo kirchnerista, desnudando la verdadera cara del presidente de los “Derechos Humanos”. Si ambos conflictos no fueron más allá se debió a las limitaciones que impusieron las conducciones de los gremios provinciales. En Neuquén, la conducción de ATEN, desconoció la resolución votada en las bases de llamar a una Asamblea Provincial de Trabajadores, que hubiera podido coordinar una huelga general hasta tirar a Sobisch. En Santa Cruz, la directiva se negó a continuar el conflicto, cuando un importante sector de trabajadores veía posible pelear por más.

La tercera lección es que la lucha sindical tiene que elevarse al terreno de la lucha política, y que esto sólo será posible en lucha contra las conducciones actuales de nuestros gremios que, a cada paso, subordinan nuestros intereses a algunos de los partidos políticos de turno.

Lea aquí también los demás artículos del boletín

Connotación femenina de la educación

Los sindicatos y la "política"

Unidad de los docentes y agrupaciones opositoras para recuperar el gremio

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: