Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
5 de julio de 2020

Historia

COLUMNA DEL DÍ

Doce años de Zanon-Fa.Sin.Pat

01 Oct 2013   |   comentarios

El 1° de octubre de 2001 los obreros impidieron la entrada a los gerentes y jefes que querían apagar los hornos y se hicieron dueños de la situación. Comenzaba así la experiencia más importante y profunda de las ocupaciones de fábrica que se dieron de ahí en más en nuestro país.

El 1° de octubre de 2001 los obreros impidieron la entrada a los gerentes y jefes que querían apagar los hornos y se hicieron dueños de la situación. Comenzaba así la experiencia más importante y profunda de las ocupaciones de fábrica que se dieron de ahí en más en nuestro país.

Cuando se cumplieron diez años de la ocupación de la fábrica de cerámicos en Neuquén el diario Página/12, en una extensa nota sobre el tema, titulaba:

Un laboratorio de autogestión obrera

No le faltaba razón. Una década de gestión obrera de una fábrica era algo inédito en el país y en el mundo. Poner en marcha y sostener el funcionamiento de una fábrica (sin créditos ni apoyo económico del Estado) que arrancó con menos de 300 trabajadores y hoy son unos 450 demuestra que si los trabajadores pueden dirigir una fábrica pueden dirigir el país, como dijo Celia Martínez de Brukman allá por el 2002. Pero además Zanon-Fa.Sin.Pat no es una mera cooperativa. La autoridad es la asamblea. Siempre fue así. Y esto vale tanto en lo que hace a las actividades políticas como a las de producción. Una vez al mes se reúnen en lo que ellos llaman “la jornada”, una gran asamblea de todos y todas para debatir y resolver sobre todos los problemas y cuestiones que enfrentan. En Zanon decide la base. Es un laboratorio de autogestión obrera.

Viva la lucha de Zanon, que viva el control obrero…

Pero es más que eso. Es una fábrica de vanguardia. Desarrollaron los métodos históricos del movimiento obrero. Primero los piquetes para frenar a los carneros, allá por los paros de la CGT en el 2000; después los paros adentro, las movilizaciones y los cortes de calles y rutas; hasta la ocupación definitiva de la fábrica.

Primero se sacaron a la burocracia de la Comisión Interna y a fines de 2000 recuperaron el SOECN. Lo transformaron de raíz, poniéndolo al servicio de los trabajadores, pero no sólo de los ceramistas sino solidario con todos los sectores en lucha. Y lo que nunca hizo la izquierda, ni siquiera en los años ’70 en tantos sindicatos en los que actuó: cambiaron los estatutos burocráticos por otros clasistas después de un largo debate en las bases de todo el gremio. Es el único sindicato industrial del país en el que la minoría puede obtener cargos en la Comisión Directiva. Hay plena libertad de tendencias y de opinión. EL SOECN sentó las bases para otro tipo de sindicalismo. Los dirigentes tienen que rotar y volver a trabajar después de un mandato. Y ganan igual que en la fábrica. La Agrupación Marrón, conducción del proceso desde el inicio, compuesta por militantes del PTS e independientes, se definió porque la clase trabajadora debe organizar su propia herramienta política e integró el FIT en las elecciones de 2011. Incluso los que han salido diputados como Alejandro López y ahora Raúl Godoy ganan lo mismo que en su puesto de trabajo y retornan a la fábrica vencido el mandato parlamentario. Como dijo hace tiempo uno de sus dirigentes, "no es una fábrica de cerámicos, es una fábrica de activistas".

Imposible resumir en poco espacio todo lo que Zanon, sus dirigentes y sus trabajadores hicieron en estos años, desde que rompieron el precinto de gas y pusieron a funcionar la fábrica. Se tuvieron que defender de los ataques del Estado con sus órdenes de desalojo y de las patotas de la burocracia sindical. Y supieron cómo hacerlo. Como ejemplo, ahí esta la jornada del 8 de abril de 2003, donde pararon los docentes y la CTA y miles, incluso hasta curas de paisanos, fueron a la puerta de Zanon para rodearla de solidaridad y disuadir a la fuerza policial para evitar el desalojo mientras los obreros estaban atrincherados en la planta.

La lista es interminable. Sólo algunos hitos: el acuerdo con los mapuches; la incorporación de compañeros de los movimientos de desocupados combativos de la región como trabajadores en Zanon; el pacto obrero-universitario; el intento de coordinación regional y nacional en forma permanente; la formación de la Coordinadora del Alto Valle como expresión de esa política; las marchas y luchas conjuntas con distintos trabajadores de la región como cuando cayó Fuentealba, o cuando en defensa del MTD en el Barrio San Lorenzo el jóven ceramista Pepe Alveal perdió un ojo por la balacera policial; participaron de las ANT nacionales; impulsaron junto a Brukman los Encuentros de Fábricas Ocupadas.
Y el acuerdo con Madres de Plaza de Mayo, que se mantuvo hasta que Hebe de Bonafini se hizo kirchnerista. Con las Madres del Alto Valle sigue hasta hoy, ya que ellas y los ceramistas se definen contra los gobiernos provincial y nacional.
Y las donaciones de pisos y revestimientos para causas populares (como la lucha del Hospital Garrahan o al Hospital de Niños cuando se inundó la ciudad de Santa Fe) o la construcción de la sala médica en el humilde Barrio Nueva España, contiguo a la fábrica, haciendo realidad que “Zanon es del pueblo”. El proyecto de plan de obras públicas de escuelas y viviendas que siempre han exigido no es un reclamo corporativo sino para beneficio de toda la comunidad, como les gusta decir a ellos para referirse a los sectores populares. Los recitales a beneficio, sin custodia policial, donde nunca hubo un incidente con las decenas de miles de personas que concurrieron.
Los ceramistas recorrieron varios países, invitados por distintas organizaciones sociales y sindicales de América y Europa. Raúl Godoy recientemente estuvo en Grecia, y visitó en Salonia la fábrica ocupada Vio ME, que tiene a Zanon como ejemplo. Es que frente a la crisis capitalista en curso, que condena a millones al desempleo con los cierres de fábricas y despidos en Europa, la consigna de "control obrero" y de ocupar las plantas y ponerlas a producir bajo gestión obrera es de una gran actualidad.

Zanon y Brukman, ambas fábricas donde el PTS tuvo un rol dirigente, fueron un impacto a nivel nacional y mundial. Decenas de videos y filmes fueron rodados para mostrar esa experiencia, como el documental La Toma de la famosa escritora y cineasta Naomi Klein.

Osvaldo Bayer, la primera vez que los visitó dijo "me hacen acordar a los obreros que protagonizaron la gesta de la Patagonia Rebelde". ¿Qué más decir?...

“Ahí están, esos son, los obreros de Zanon”

Doce años de gestión obrera. ¡Salud, ceramistas!

Temas Relacionados: Historia , Movimiento Obrero , Neuquén









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • daniel enis

    9 de enero de 2014 18:28 - tesis

    Estoy realizando mi tesis de grado sobre el misterio del salario y me interesaría obtener data sobre los salarios bajo el control obrero