Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
17 de octubre de 2017

Debates

A propósito del artículo “Del Luna Park al Malvinas Argentinas” (PO 1344)

Una reacción defensiva ante el crecimiento del PTS

12 Dec 2014   |   comentarios

Cuando todo esto se concentra en un artículo, se trata de una reacción defensiva ante las fuerzas de las nuevas generaciones de obreros, de las mujeres y de la juventud que avanzan hacia convertirse en militantes revolucionarios conscientes de un partido que se propone defender consecuentemente el programa y la estrategia del marxismo revolucionario.

Cuando se considera a la dura lucha de Lear y a los enfrentamientos con la Gendarmería Nacional en la Panamericana como “petardismo” (rareza histórica donde el “petardismo” obliga al Estado a retirar a la GNA de dicha ruta y a no reprimir los cortes, obligando a la vez a un amplio espectro político a solidarizarse con los “petardistas”), mientras PO abandona esa lucha dejando de participar en las acciones o haciéndolo apenas con un par de militantes.

Cuando se afirma sin vergüenza que en el acto del 6D quedó “la lucha de clases en un plano retraído”, como si no hubiera sido un eje categórico que cruzó todos los discursos, empezando por los de dirigentes obreros como Godoy (Zanon), Vilca (municipales de Jujuy), Ayala (MadyGraf/Donnelley), Matu (Lear), olímpicamente ninguneados, mientras en el “congreso” del PO el grueso de la asistencia solo se concentró para escuchar el cierre de Altamira (durante la mayor parte de la jornada hubo escasas dos mil personas).

Cuando se pretende descalificar como “autoproclamatorio” el esfuerzo por fusionar a la izquierda revolucionaria con miles de activistas obreros y estudiantiles tras la necesidad de “construir partido” nacional e internacional, hecho que constituye una diferencia de calidad entre nuestro acto y un evento convocado como “congreso del movimiento obrero y la izquierda”, por lo cual el problema estratégico de la construcción de un partido revolucionario ni se planteó en el Luna Park (no está mal intentar formas transitorias de “fusión”, pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre y ver la diferencia de calidad).

Cuando el internacionalismo brilló por su ausencia en el acto del Luna Park (haciendo honor a la práctica del PO, hay que reconocer), siendo aquel un aporte clave que debe hacer a la clase obrera argentina cualquier partido que se precie de socialista y revolucionario, ya que no hay fusión verdaderamente revolucionaria entre la vanguardia obrera y estudiantil si no es en términos del internacionalismo revolucionario.

Cuando se pretende ignorar nuestra defensa del Frente de Izquierda por el solo hecho de presentar nuestros propios precandidatos, siendo además los más consecuentes constructores de esa alianza de independencia política de los trabajadores en todos los ámbitos, mientras el PO la boicotea -por ejemplo, en la mayor parte de las universidades del país- para aliarse a corrientes que vienen de ser filo-K y que ahora construyen la “centroizquierda papal” (Marea Popular) o “competir” (en varias ocasiones, a costa de perder) con el PTS. Esconden que la única banca del FIT que funciona con consultas y reuniones periódicas de las tres fuerzas de nuestro Frente es la encabezada por Christian Castillo del PTS en la provincia de Buenos Aires.

Cuando se inventa un supuesto llamado al “voto joven” para negar la tarea estratégica de fusionar a la izquierda obrera y socialista con las nuevas generaciones de trabajadores, trabajadoras y del movimiento estudiantil. “Solo el entusiasmo fresco y el espíritu beligerante de la juventud pueden asegurar los primeros triunfos de la lucha y solo estos devolverán al camino revolucionario a los mejores elementos de la vieja generación. Siempre fue así y siempre será así” (Trotsky, Programa de Transición).

Cuando se dice que la revista mensual Ideas de Izquierda es un “frente único ideológico con el liberalismo de izquierda” sin citar un solo concepto teórico o político que exprese ese contenido, mientras los autores de esa supuesta crítica desprecian la lucha teórico-ideológica (terreno fundamental, al decir de Lenin y Engels) al punto de editar una revista (esencialmente política) que aparece solo una vez al año y de haber abandonado hace años la edición de libros de los autores marxistas clásicos.

Cuando la manipulación de las cifras de asistentes llega al ridículo de sostener que en el acto de Argentinos Juniors había entre dos mil quinientas y tres mil personas, es decir, menos de la mitad de la capacidad del estadio en la disposición utilizada (según el propio club), mientras se dice que en el Luna Park había diez mil personas, cuando el propio estadio publica en su página que, en la disposición utilizada por el PO, caben seis mil personas.

Cuando no se publican fotos de Argentinos Juniors, el acto que se critica, sino solo del Luna Park (donde notoriamente no se ve gente parada ni agolpada, como sí se ve en las tribunas de nuestro acto).

Cuando todo esto se concentra en un artículo, se trata de una reacción defensiva ante las fuerzas de las nuevas generaciones de obreros, de las mujeres y de la juventud que avanzan hacia convertirse en militantes revolucionarios conscientes de un partido que se propone defender consecuentemente el programa y la estrategia del marxismo revolucionario.

Temas Relacionados: Debates , Partido , Elecciones , Frente de Izquierda , Berni y la Gendarmería , Acto PTS 2014









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota