Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de octubre de 2017

Mujer

La "Santa Alianza" entre la Iglesia y el Estado impide a una niña acceder a su derecho al aborto no punible

29 Apr 2014   |   comentarios

Desde la agrupación de mujeres Pan y Rosas repudiamos una vez más la complicidad de este sistema de salud y de justicia, que nuevamente niega a una menor de trece años, violada por su padrastro, su derecho a practicarse en el ámbito público un aborto no punible para interrumpir el embarazo en curso. Nos hicimos presentes la mañana del martes 29 junto a otras organizaciones de mujeres, políticas y sociales en la concentración que se realizó en la (...)

Desde la agrupación de mujeres Pan y Rosas repudiamos una vez más la complicidad de este sistema de salud y de justicia, que nuevamente niega a una menor de trece años, violada por su padrastro, su derecho a practicarse en el ámbito público un aborto no punible para interrumpir el embarazo en curso. Nos hicimos presentes la mañana del martes 29 junto a otras organizaciones de mujeres, políticas y sociales en la concentración que se realizó en la Casa de la provincia de Buenos Aires.
En este caso se evidencian una vez más la responsabilidad de las autoridades médicas del Hospital Mariano y Luciano de la Vega del Municipio de Moreno, la doctora asociada Mariana Dunayevich y el director Rubén Rossi, quienes declararon que no van a realizar el aborto, violando las leyes vigentes sobre abortos no punibles. El Código Penal de la Nación establece que los ABORTOS NO PUNIBLES son un derecho innegable y que la objeción de conciencia es personal, de ningún modo puede ser una objeción institucional. Mientras la justicia se toma su tiempo y la denuncia hace un mes se encuentra olvidada en el cajón de una comisaría, el abusador se encuentra en libertad, la única respuesta que reciben la niña y su madre es la negación de su derecho a decidir.

Hacemos responsable al Gobierno de Scioli de la salud física y psicológica de la niña y exigimos que se garantice de inmediato su derecho a un aborto no punible como lo contempla la ley.
A la vez que nos seguimos organizando para conquistar el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, denunciamos el entramado de complicidades y responsabilidades que existen entre el poder político, la justicia, la Iglesia y las fuerzas de seguridad, que día a día son los que violan los derechos de las mujeres impidiendo la sanción del derecho al aborto libre, seguro y gratuito, garantizando el negocio de las redes de trata y prostitución, condenando a la opresión y explotación a miles de mujeres.
La misma alianza que entre la Iglesia y el Estado impide que se sancione nuestro derecho al aborto libre seguro y gratuito es la que una vez más se interpone en la vida de las mujeres, aun cuando las leyes les son favorables.
Tal como lo denunció el diputado del FIT Nicolás del Caño semanas atrás cuando se presentó por quinta vez el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, "todo el arco político de diputados, ya sean oficialistas u opositores, que hoy apoyan el proyecto dando su firma, pertenecen a su vez a fuerzas políticas que garantizaron durante años que el proyecto se cajonee y que sean miles las mujeres que continúan muriendo por abortos clandestinos".
Pongamos en pie un gran movimiento de mujeres que se ponga a la cabeza de pelear hasta conquistar nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

Contacto:

Nicolás del Caño: (011) 15 2309 1046 / (0261) 470 6345 | @NicolasDelCano | www.facebook.com/NicolasDelCano.PTS

Andrea D’Atri (fundadora de Pan y Rosas): (011) 15 6464 6906 |@andreadatri | https://www.facebook.com/AndreaDAtri.PTS

Temas Relacionados: Mujer , Ciudad de Buenos Aires , Aborto clandestino









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota