Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
13 de diciembre de 2017

Debate entre el PCR y el PTS

Debaate: Cuba y Latinoamérica

27 Jul 2004   |   comentarios


El lunes 26 de Julio a las 20 hs., en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas, se llevó adelante una actividad con "mesa redonda" sobre Cuba. Organizado por la "Casa de la amistad y solidaridad Jujuy Cuba" participaron alrededor de 60 personas, y contó con la participación de la ONG "Juanita Moro"; se sentaron a la mesa José Galli y Carlos Aramayo del PCR; el "Perro Santillán -ex-sindicalista y miembro de la Comisión de DD.HH. de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy-, junto al escritor Alejandro Carrizo y Iris Ortiz, docente de historia. Una delegación juvenil del PTS-Jujuy se hizo presente para escuchar y aportar al debate.
Según la presentadora el objetivo de la charla era debatir ¿Qué es lo que la Revolución Cubana ha proyectado o proyecta en América Latina? y ¿Por qué admiramos Cuba, por qué es importante para América Latina?.
Se desarrollaron posiciones bastantes generales acerca de la Revolución Cubana, diciendo que "se hizo", y listo. Galli explicó que la existencia hoy de Cuba demostraba que "hay condiciones para cambiar la sociedad argentina", que Cuba y Venezuela (junto a más de 40 años de guerrilla en Colombia) también marcaban el camino a América Latina."
Carlos Aramayo dijo que había no sólo en Julio un recuerdo especial con Cuba, sino también con el fallecimiento de Eva Duarte de Perón, pasos importantes en la lucha (!!) por la justicia social y por cambiar la relación dependiente de nuestro país". Agregó que la revolución armada sigue vigente para América -en general-, y llamó a la juventud del pueblo de Jujuy a hacer -llegado el caso de intervención imperialista- "la brigada americana de defensa de Cuba".
El "Perro" defendió la figura del Che -muy usada su imagen en un sentido "marketinero"- diciendo que no fue un mero "aventurero" o "transgresor", sino que "buscaba un cambio profundo", y que lo caracterizaba una "dignidad y amor profundo por su pueblo".
Nuestro compañero Andrés Miranda intervino en el debate -que se abrió y cerró de inmediato-; planteó que los trotskistas del PTS estamos por la defensa incondicional del estado obrero -deformado- cubano, y que reivindicábamos toda medida de defensa que adoptara. Que los importantes logros en materia de salud y educación se debían exclusivamente a la ruptura con el imperialismo y sus mecanismos económicos -la deuda-.
Agregó, buscando plantear un análisis más profundo del proceso revolucionario, que si bien -como dijo Galli-, la Revolución Rusa y la China mostraban que se podía cambiar el orden social en países atrasados, había que contemplar no sólo los peligros "externos" (como ya dijo el candidato demócrata Kerry: él piensa tener una fuerte política de intervención contra Cuba), sino los problemas "internos": Cuba es un "estado obrero deformado", que tras el ‘59 se integró al "campo socialista" de la URSS burocratizada, repitiendo el mismo régimen político y entrando en crisis desde los ‘90. Y que por lo tanto -como ya lo analizara León Trotsky en La revolución traicionada de 1936-, es necesario ante este nuevo fenómeno político, aparecido en el siglo XX -y que constituye todo un obstáculo, enorme, para el desarrollo, consolidación y extensión de la revolución-, hacer una "revolución política"" para poner en pie una verdadera "democracia soviética" (es decir, organismos de democracia directa de los obreros y campesinos) que retome el control en la política y economía cubanas. Que excepto en Rusia, estos organismos no se desarrollaron y favorecieron la posterior burocratización y que por otra parte, el supuesto "marxismo" maoísta no puede dar cuenta de este nuevo fenómeno-.
Por lo tanto, utilizando el gran arsenal teórico-político de Trotsky, propuso ver el futuro de Cuba a la luz de tres importantes tareas:
La necesidad de impulsar una verdadera democracia obrera
Que la misma sea base para el impulso de una "revolución política" dentro del régimen
Y el desarrollo de una política revolucionaria a nivel internacional.
Finalizó planteando que todo esto es lo contrario a lo que hace Fidel Castro, que estuvo en el 2003 en Argentina saludando al nuevo gobierno de Kirchner, y hablando ante miles -y millones por TV- en las escalinatas de la facultad, diciendo que se podía "redistribuir la riqueza", "sin apelar a la violencia". Un mensaje muy lejos del que tenía el Che, su compañero de Sierra Maestra, que decía "revolución socialista o caricatura de revolución". Fidel, ya alejado de la lucha armada -como en los ‘80: -no hagamos de Nicaragua otra Cuba- saludó a K y llamó a los argentinos a depositar confianza en este gobierno que sigue los dictados del FMI.
Esta intervención cosechó más aplausos que los que recibió el "Perro". De inmediato Galli intervino "izquierdizando" su discurso (anti-K, diciendo que ellos no luchaban por reformas y que había que hacer sí o sí la revolución en Argentina), y tras esto los organizadores dieron por finalizada la actividad.
A la mesa con nuestros materiales (con Estado, Poder & Comunismo de Christian Castillo, la revista Lucha de Clases y Estrategia Internacional) se acercaron decenas de personas, estudiantes y docentes, felicitando a nuestro compañero por su intervención, quedando en seguirnos viendo -y planificando actividades- en la Casa Cultural "Obreros del Mundo".









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota