Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
Sábado 1 de Octubre de 2016
09:04 hs.

Debates

Comenzó la campaña del PO… Es contra Nicolás del Caño

21 May 2015   |   comentarios

Pocos días duró el anuncio de PO respecto a que su campaña presidencial hacia las PASO sería “contra Macri, Massa y Scioli, no contra (Nicolás) Del Caño”. En su semanario publican hoy una extensa nota llena de recortes arbitrarios de la realidad, a los que ya nos tienen acostumbrados, con el objetivo de marginar a Nicolás del Caño y al PTS del (...)

Pocos días duró el anuncio de PO respecto a que su campaña presidencial hacia las PASO sería “contra Macri, Massa y Scioli, no contra (Nicolás) Del Caño”. En su semanario publican hoy una extensa nota llena de recortes arbitrarios de la realidad, a los que ya nos tienen acostumbrados, con el objetivo de marginar a Nicolás del Caño y al PTS del FIT.

Para esto, la novedad es que ocultan la propuesta que hiciera el propio PO de alterar la rotación de las bancas como vía de lograr un acuerdo hacia las PASO, única forma de permitir que Nicolás del Caño sea parte de una eventual fórmula presidencial que acordemos. Esta propuesta la formularon originalmente para la provincia de Buenos Aires: que Pitrola fuera como candidato a gobernador y no rotara en su banca para que, a cambio, un candidato del PTS encabezara la lista de diputados nacionales. Esto lo plantearon no en una, sino en varias reuniones de la Mesa Nacional del FIT a medida que acordábamos la intervención común en las elecciones anticipadas de Mendoza, Neuquén, Santa Fe, CABA y Córdoba (que insólitamente ni se mencionan en la nota, pues desmentirían el “inmovilismo”), con buenos resultados en todas. Lo expresaron también en su prensa cuando lanzaron la candidatura de Pitrola a la Gobernación bonaerense: “Desde luego, la condición para que Pitrola sea candidato a gobernador por el Frente de Izquierda es su permanencia en el parlamento” (PO 1355, 18/3. Recordemos que Pitrola debe rotar en su banca con Myriam Bregman a partir de junio de este año). Este criterio de alterar las rotaciones en los casos de compañeros y compañeras que se postularan a cargos ejecutivos “no expectables” se aplicó de común acuerdo en Mendoza con la senadora Noelia Barbeito (PTS) y el diputado Héctor Fresina (PO), candidatos a gobernador y vice. El caso de Nicolás del Caño debería ser igual, ya que legalmente no es posible ser candidato a diputado nacional (para renovar su mandato) y simultáneamente integrar la fórmula presidencial.

En una carta dirigida a las direcciones del PO e IS el 13/5, desde la dirección del PTS tomamos el planteo de PO para Provincia y propusimos hacerlo extensivo a Mendoza, para permitir, con el mismo criterio, que Nicolás del Caño pudiera ser parte de la fórmula presidencial. Ahora PO considera esta propuesta, a la que nunca respondieron por escrito, como “provocadora”, parte de un “emprendimiento destructor” (¡¿?!).

El objetivo: marginar del FIT al PTS y a Nicolás del Caño

Cuando propusimos en noviembre del 2014 la candidatura presidencial de Nicolás del Caño para su debate y discusión en el Frente de Izquierda, nunca como ultimátum, lo hicimos por considerar que expresaba, por un lado, el giro a izquierda de decenas de miles de jóvenes y trabajadores que lo votaron en Mendoza, comenzando un proceso de ruptura con el peronismo y el radicalismo que apostamos que se extienda a nivel nacional. Decenas de miles de jóvenes trabajadores que se identificaron con la campaña que denunció la precarización laboral, la falta de vivienda y la decadencia de la salud y de la educación públicas. Por otro lado, su práctica política como diputado durante la histórica lucha de los obreros metalmecánicos de Lear, el principal conflicto industrial del 2014, lo llevó a adquirir notoriedad ante la represión de la Gendarmería y al recibir las agresiones de la patota de la burocracia sindical del SMATA. Parte de su acervo fue también llegar a centenares de miles con la denuncia a la casta política burguesa, que estalla indignada ante la consigna “Que todo funcionario político gane como una maestra” y ante la realidad de un diputado nacional que la lleva a la práctica.

Como nos hemos cansado de decir, si no había acuerdo estábamos abiertos a discutir un esquema nacional de candidaturas que respetara los cambios en el FIT. Naturalmente, nosotros defendemos el protagonismo de nuestro partido en la lucha de clases, en particular en los conflictos industriales como Lear, Donnelley o Shell, o en los paros nacionales; y el papel en el Congreso y en las legislaturas provinciales. Lamentablemente, el PO optó por romper esas negociaciones, apoyado por IS, agregando ahora “numerosas (sic) organizaciones” que no son parte del FIT y a las que ni siquiera nombran. Un “frente único” para proscribir a Nicolás del Caño y al PTS, por puro interés de defensa “de aparato”.

Para esto, deben crear un extraño mundo de fantasía donde no existieron las elecciones anticipadas, y borrar del mapa en particular las de Mendoza, donde el Frente de Izquierda obtuvo el 7 % en las PASO, con Noelia Barbeito en la principal candidatura, y donde Nicolás del Caño se transformó en el único candidato del FIT en todo el país que logró superar el porcentaje de votos alcanzado en el 2013: en la capital de Mendoza había obtenido un 15,5 % con su candidatura a diputado nacional, y ahora logró un 17 % como candidato a intendente, superando al FPV.

La operación de ataque contra Nicolás y el PTS debe remontarse a acusaciones que ya hemos respondido, aunque ahora agregan algunas nuevas “invenciones”* .

Fortalecer al FIT, no debilitarlo

La Convención Nacional del PTS definirá la defensa del programa del FIT y la campaña y principales candidaturas hacia las PASO si PO, acompañado por IS, persiste en su política divisionista. Impulsaremos la promoción de centenares de dirigentes y activistas obreros como candidatos y candidatas, así como compañeras del movimiento de mujeres y jóvenes del movimiento estudiantil, en cada provincia y municipio. Desde febrero venimos militando sin pausa (el “inmovilismo” es el mejor chiste del PO) en cada elección provincial, en cada conflicto del movimiento obrero, en cada lucha contra la opresión a las mujeres.

Insistiremos en el llamado a que el PO abandone su intento de impedir que Nicolás del Caño sea parte de la fórmula presidencial. Es evidente que esto debilitaría al FIT, ya que le quitaría la posibilidad de integrar un candidato que ha logrado generar empatía con las nuevas generaciones de jóvenes trabajadores, que son la savia vital para cualquier proyecto revolucionario.

Nuestro partido nunca descartó las PASO como último recurso, ante la ausencia de acuerdo, para evitar rupturas. Pero siempre, como en 2011 cuando Christian Castillo acompañó la candidatura presidencial de Jorge Altamira o en 2013 cuando acordamos listas comunes en todo el país, apostamos al mejor acuerdo posible que permita fortalecer al FIT como frente de independencia política de los trabajadores.

*Al supuesto llamado a formar un “PT” en la Conferencia Nacional que realizó el PTS en Ferro en 2012 (ya habíamos demostrado que el propio Altamira planteaba esta posible perspectiva política en 2011), ahora le agregan la muy risueña afirmación (sin ninguna cita, por supuesto) de que estaba dirigido a “peronistas, chavistas o centroizquierdistas”, cuando siempre defendimos consecuentemente el programa del FIT y su “punto de partida” de la independencia política de los trabajadores. Esta operación no es gratuita: pretenden justificar así el curso que viene desarrollando el propio PO de abandonar las declaraciones programáticas del FIT de 2011 y 2013, de clara delimitación del chavismo y del evomoralismo, para abortar el proceso de discusión con las organizaciones populistas que se acercan al FIT, adaptándose a ellas tal cual son hoy. En su nota lo confiesan: “No dejamos en ningún momento de lado la defensa y propaganda de nuestro programa, pero la subordinamos y complementamos al desarrollo del frente único” (destacado nuestro).
Otra fantasía repetida es que el Encuentro de Atlanta constituyó un polo “potencialmente antagónico” al FIT, cuando se trató de un reagrupamiento del movimiento obrero combativo para intervenir en común en la lucha de clases, como lo hizo en el “parazo” nacional del 10 de abril del 2014. Como no estuvo a la altura en el gran conflicto de Lear (al igual que el PO), nosotros consideramos a esa experiencia como agotada. Fue “potencialmente complementario” del FIT porque permitió que otros agrupamientos se acercaran. Lo más cómico es que IS aún HOY mantiene el “Encuentro Sindical Combativo” sin que este se pronuncie por el apoyo al FIT.

Temas Relacionados: Debates , Nacional , Elecciones , Frente de Izquierda









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota