Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
19 de noviembre de 2017

La Verdad Obrera N° 459

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

CASTIGO A TODOS LOS CULPABLES

Asesinaron a tres militantes en Rosario

05 Jan 2012   |   comentarios

El nuevo año amaneció en Rosario de la peor forma. Tres militantes del Movimiento 26 de Junio, integrantes del Frente Popular Darío Santillán, fueron asesinados. Aunque la Policía Santafesina raudamente instaló versiones intrigantes de que se trataba de un “ajuste de cuentas”, disputas entre bandos, intentando confundir a las víctimas con los asesinos, rápidamente la verdad salió a la luz.

Gracias a la investigación de sus propios compañeros de militancia, vecinos y testigos del Barrio Moreno, se supo que a Jeremías “Jere” Trasante (17), Adrián “Patom” Rodríguez (20) y Claudio “El Mono” Suárez (19) los asesinó por error una facción de la barrabrava de Newells.

Para conocer los hechos (bien graficados por Tomás Eliaschev en www.marcha.org.ar) hubo que derrotar las versiones policiales y de los medios embarrando la cancha y ensuciando a los militantes asesinados.
Resumidamente, un sector de barrabravas emboscó y baleó a Maximiliano Rodríguez, hijo de “El Quemado” (cabecilla de otra fracción) cuando viajaba en un BMW propiedad de un conocido abogado defensor de barras. Entonces “El Quemado” junto a otros barras fue a buscar a los acusados de herir a su hijo. Pero antes de encontrarlos se cruzó con los tres compañeros del FPDS y, literalmente, los fusilaron con más de 5 balazos a cada uno. Tres militantes muertos por una interna de la mafia de los clubes.

No es una noticia policial sino una crisis política

Los medios se esmeran en confundir la noticia en la sección “policiales”. Pero a pesar del origen fortuito, el hecho es notablemente político. La interna de la barra newellista se viene cobrando muertos hace años, desde líderes como “Pimpi” Caminos hasta pibes que quedan en medio de balaceras. Un accionar que cuenta con la protección de la Policía Santafesina, que cobra su diezmo por el narcotráfico gestionado por los barras en el norte y sur de la ciudad.
La complicidad entre policía y barras es total. Mientras los medios hacían “la faena” de pintar de barrabravas a Jere, Patom y el Mono, un policía ocultaba que el hijo de “El Quemado” estaba internado en el HECA para evitar que cayera detenido. Los miembros del Concejo Municipal, desde el PRO a, lamentablemente, Proyecto Sur, también aportan mezclando el hecho con la “inseguridad”. Sólo se esclarecerá efectivamente este crimen si se conforma una Comisión Investigadora independiente que no dependa de la policía involucrada en todo el crimen organizado, ni de la Justicia que libera a los asesinos del 20/12 de 2001 y está llena de jueces de la Dictadura. El gobierno debería abrir todo archivo que eche luz sobre el accionar de las barras y el accionar policial.

El PS y los asesinos policiales

Este triple crimen desnuda la farsa del discurso progre de Bonfatti y Binner. No sólo las grandes multinacionales cerealeras, portuarias y terratenientes amasan fortunas a costa de la pobreza y despidos de trabajadores (como los despidos y cierres anunciados por el Frigorífico Swift o Narampol), sino que la Policía incrementó notablemente su poder de fuego, protegiendo redes de trata, multiplicando el gatillo fácil, transando con las barras de Newells y Central y atacando a los jóvenes de los barrios humildes. Binner sigue usando (¡a 10 años del asesinato de Pocho Lepratti!) la canción El ˜ángel de la Bicicleta de León Gieco, pero los asesinos de los 9 muertos del 19 y 20 siguen impunes. El único condenado por fusilar a Pocho está libre y vende panchos en Arroyo Seco. Esta impunidad avala y permite que actúen las barras y las mafias, aun llevándose vidas de valiosos compañeros.

No es un caso de “inseguridad”. Es una muestra más de la actuación del Estado, la policía y las barrabravas. Por eso rechazamos todo intento de profundizar la represión y estigmatización sobre el pueblo trabajador con la “saturación policial” o con políticas de “mano dura”. Es la misma policía la principal organizadora del delito.

No es casual que en cada ataque a los trabajadores o estudiantes combativos operen “hinchas” como Favale, el asesino de Mariano Ferreyra. Para los luchadores, el Estado y los partidos capitalistas reservan patotas sindicales, represión policial o barras de lúmpenes protegidos. Esto iguala a Cristina con Binner, como se ve en la actuación impune de la patota de ATILRA contra compañeros de SANCOR y en el juicio por homicidio que tras estos ataques sufren Carlos Ghioldi (La Toma), Eduardo Delmonte (CCC) y dirigentes lecheros opositores. En este marco es inadmisible el apoyo que la CTA de De Gennaro y Micheli da al binnerismo, la expresión “santafesina” de la impunidad nacional. La CTA debería, por la gravedad de los hechos, convocar a la movilización y denunciar el rol del gobierno provincial que protege con silencio cómplice.

Una campaña unitaria a todo vapor

Apenas conocida las muertes de Patom, Jere y el Mono nos comunicamos con los compañeros del FPDS para solidarizarnos y garantizar la presencia del PTS en cada acción. El miércoles hubo una primera reunión “multisectorial” que convocó a una movilización el viernes a las 10. Éste debe ser el primer paso de una intensa campaña: aunque su naturaleza sea particular, el crimen de los compañeros se inscribe en los ataques y asesinatos de Mariano Ferreyra, Cristian Ferreyra, los compañeros qom, los ocupantes del Indoamericano y de Ledesma. Esta situación se extenderá con la Ley Antiterrorista. Las organizaciones locales, en particular la CTA, los centros de estudiantes, la FUR y la izquierda, tenemos que elaborar no acciones aisladas, sino una campaña unitaria, no mezquina y de largo aliento por justicia y esclarecimiento del crimen de los compañeros, contra la impunidad y la Ley antiterrorista. El PTS aportará incondicionalmente a esta agenda de lucha.


“Tuvieron que reconocer que los pibes eran inocentes”

Pedro Salinas, referente del movimiento 26 de Junio, integrante del Frente Popular Darío Santillán en Rosario.

Tras el asesinato de los tres compañeros, la prensa local intentó ocultar su militancia y fabricó la hipótesis de un ajuste de cuentas. ¿Qué opinás?

- Nos genera mucho dolor e impotencia ver las cosas publicadas por diarios como La Capital, que hablan de ajuste de cuentas y enfrentamientos. Con estas maniobras de desinformación parangonan a nuestros compañeros poco menos que como delincuentes.

Sobre la versión se montaron funcionarios municipales y provinciales, tanto Fein como Bonfatti, ligándolos a narcos y barrabravas

- Nos generó mucha rabia. Reflejamos la realidad en un comunicado para no dejar correr esa versión, porque nada más alejado del Jere, el Patom y el Mono hablar de armas, barras o delito organizado. Lo hicimos en memoria y como desagravio de nuestros compañeros y sus familias.

En el medio de tanto dolor, nos sentimos satisfechos porque logramos contrarrestar esta maniobra e incluso el gobernador y la intendenta tuvieron que retroceder, decir que los pibes eran inocentes, sin antecedentes, y con las pericias que niegan la tenencia de armas hasta el juez debió reconocerlo.


Temas Relacionados: Nacional , Santa Fe









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota