Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
14 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 396

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

lectores@pts.org.ar

14 Oct 2010 | Invitamos a las lectoras y los lectores de La Verdad Obrera a comentar las notas, mandar sus opiniones y realizar sugerencias sobre lo que expresamos en nuestras páginas.   |   comentarios

Sobre “Cuba: ¿Revolución política o ‘revolución democrática’?”, LVO n°392

La verdad es que el estado cubano no es ya ni la sombra de lo que fue desde 1959. Y eso se debe a múltiples causas, entre las cuales resalta el manejo despótico de la economía por parte de la burocracia castrista. Entre sus muchos méritos se puede decir que fueron los enterradores de las revoluciones de Centroamérica en los ‘70 y también se puede mencionar su política criminal en África del Sur donde pactaron con los racistas del Apartheid. Al margen de este rol nefasto en la política internacional y de que su origen es claramente nacionalista burgués, Cuba hoy en día está en un camino muy firme hacia la restauración capitalista, si es que ya no se consumó. Podemos enumerar, entre otras cosas, la escasa oferta laboral para sus profesionales, el crecimiento gigantesco de la inversión extranjera en áreas claves como el níquel y el turismo, el sistema bimonetario, los planes de ajuste que prevén cientos de miles de despidos en la administración pública y un remarcado acercamiento de los hermanos Castro a Obama, que se dio cuando Cuba le permitió transitar por su espacio aéreo a EE.UU. para invadir Haití. Después de esto no estoy seguro de que la gusanería sea el eje de una restauración cuando la burocracia se juega a tener ese rol para reciclarse ella misma en nueva burguesía. Dejemos de embellecer a la burocracia y hagamos un análisis más directo sobre las condiciones de vida actuales en Cuba. Decir las cosas como son no significa ser un gusano sino todo lo contrario.
MATIAS

Respuesta
Hola, Matías. El “manejo despótico” que mencionás, o planificación burocrática de la economía, existió siempre, no es algo nuevo. Por eso lo caracterizamos como un estado obrero deformado desde sus inicios. En cierto sentido esto se liga a la discusión que tuvo el Che en 1963/64 (por la industrialización, contra los estímulos materiales, por la planificación, aunque no la concebía democráticamente). No obstante es cierto que “ya no es ni la sombra de lo que fue en el 59”. El estado obrero cubano está en descomposición y hay en marcha un plan de restauración capitalista. Eso intentamos demostrar al enumerar las medidas pro mercado que está aplicando Raúl (y las que se mantienen del “período especial”). Eso es así. Pero eso es diferente a decir que no hay nada que defender, como dice la LIT. Todavía hay conquistas, aunque deformadas, de la revolución (como mostramos en esta y otras notas). Es erróneo pensar que ya se restauró el capitalismo porque hay grandes inversiones extranjeras en el níquel y el turismo. Esas inversiones funcionan asociadas al estado en empresas mixtas, están controladas en muchos aspectos y tienen fuertes restricciones para desarrollarse como en los países capitalistas.

Y es muy cierto que el peligro central de restauración hoy viene de la burocracia más que de los gusanos. Sin embargo no podemos negar el riesgo del imperialismo y los gusanos que sigue latente.

Lo más probable es que se dé una combinación de ambos (negociación entre la burocracia y los gusanos y el imperialismo con la mediación de la Iglesia).
Y además sería bueno que seas más concreto en cuanto a por qué opinás que embellecemos a la burocracia, cuando venimos denunciando su plan restauracionista y planteamos justamente la necesidad de una revolución política que tire abajo al régimen burocrático.
Espero que podamos seguir el debate.
Saludos, Diego Dalai

Temas Relacionados: Correo de Lectores









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota