Partido de los Trabajadores Socialistas

Buenos Aires
20 de noviembre de 2019

La Verdad Obrera N° 374

CONTACTO laverdadobrera@pts.com.ar

“Y ya lo ve… ¿hay una sola CGT?”

13 May 2010   |   comentarios

Después del paso de la misión de la OIT, la CGT retomó el discurso de central única. Hugo Moyano se refirió interesadamente a su amistad con Hugo Yasky de la CTA: “hoy deberíamos hablar de la unidad” y afirmó que no pierde las ‘esperanzas’ de que en algún momento sean una única central sindical. ‘No si corresponde o no una central más, esa no es la solución para el trabajador’” (Pág/12, 12-5). En el mismo sentido, el abogado cegetista y diputado peronista Héctor Recalde lo dijo con todas las letras en el oficialista diario El Argentino: “El día que la CTA demuestre que es más representativa se produce un enroque, pierde la personería gremial la CGT y pasa a tenerla la CTA”.

Empecemos por decir que el argumento de “la personería para el gremio más representativo” es una falacia. Si así fuera ya tendrían que haberse pronunciado a favor del reconocimiento para el sindicato del subte que reclama el cuerpo de delegados apoyado por el 90% de los trabajadores de Metrovías y sin embargo siguen bancando a la ultraminoritaria UTA y sus patotas.

El caballito de batalla de la CGT para mantener el monopolio de la representación sindical siempre fue el de la “unidad”. En teoría el planteo podría sonar bien: mejor que haya una central única, mejor un solo sindicato por rama para medir fuerzas contra la patronal que varios. El planteo no puede ser más cínico. La idea de que una sola central o sindicato es sinónimo de unidad de la fuerza sindical contra los patrones se demuestra falsa día a día. La existencia de un solo sindicato de los metalúrgicos, la UOM, no impide que las distintas ramas de este gremio negocien convenios de acuerdo a las necesidades de las grandes patronales como las siderúrgicas o convenios para los talleres de “Don Carlos” de plena flexibilización laboral. Lo mismo pasa en el SMATA donde las terminales automotrices son las que acuerdan por separado mejores condiciones que las autopartistas donde abunda el trabajo precario. En el campo de la CTA, su principal sindicato nacional, la CTERA, no es tampoco garantía de unidad real de los reclamos docentes ya que su actuación como gremio se limita a un acuerdo general en paritarias que después deja libre a lo que se decida en las provincias. La actual lucha en Neuquén es testigo, después de 11 semanas de huelga e igual tiempo de negativa de la directiva de la CTERA a lanzar un paro en su apoyo.
Tampoco decimos que la existencia de dos o más sindicatos en un mismo gremio como propone la CTA como nuevo modelo de pluralismo sindical se haya demostrado una panacea. Por el contrario, el caso de los estatales donde tanto UPCN como ATE tienen personería lo demuestra: los salarios son de los más bajos, hay miles de trabajadores contratados y ambos direcciones impiden asambleas y organismos de base comunes para la lucha de la base trabajadora, afiliada o no a los sindicatos.

Lo que divide son los privilegios

En el mismo reportaje en que Moyano responde a favor de la unidad de una sola central obrera se vio obligado a desmentir “versiones que indicaban que acercaría inversores para comprar el diario Crítica. ‘Yo soy dirigente gremial, no periodista ni empresario de los medios. Si fuera para darle una solución a la gente, si lo pudiera hacer lo haría, pero no hay absolutamente nada de eso’”.

Que un dirigente de una central obrera necesite aclaración es todo un síntoma. La asociación de la burocracia sindical a los negocios capitalistas no es una novedad. Días atrás había circulado la noticia de que los sindicatos portuarios y marítimos aliados a Moyano recibirían un crédito de $ 200 millones del Banco Nación para comprar parte de las acciones de la compañía naviera Maruba. Es que la dirigencia sindical que hoy habla contra el modelo de los ’90 y se pinta de “nacional y popular” junto al gobierno de los Kirchner, desde la década menemista fortaleció sus lazos con el Estado y el capital. Hay cientos de ejemplos. Recientemente en el conflicto del Puerto de Rosario la dirigencia sindical del SUPA dividía su rol entre negociar los salarios y al mismo tiempo las tarifas de la Cooperativa de Servicios Portuarios, concesionaria que está presidida por el dirigente del propio SUPA, Hermes Juárez. La Cerámica Stefani que actualmente adeuda salarios y enfrenta la lucha de sus trabajadores de Cutral Co y el combativo Sindicato Ceramista de Neuquén, cuenta en el directorio de la empresa con representantes de la FOCRA, el gremio nacional de los ceramistas aliado a Hugo Moyano. Los tercerizados del ferrocarril que piden su pase a planta enfrentan la gestión empresarial de los burócratas de Pedraza y la Unión Ferroviaria en compañías de limpieza y vía y obra, que como burócratas y patrones a la vez los mantienen en convenios de más bajos salarios como la UOCRA y Maestranza. Cristina se dio el lujo de anunciar el pase a planta de 1000 estatales (de los 25000 contratados de la Administración Pública) junto a Andrés Rodríguez de UPCN a quien le dicen el “Centauro” por integrar las selectas filas del Club Hípico Alemán y ser miembro de la comisión de “tradición” de la Sociedad Rural Argentina.

En definitiva, el primer factor de división de la fuerza sindical es la existencia de una burocracia con intereses particulares y diferentes al conjunto de la clase trabajadora. Al mismo tiempo que defendemos el derecho a la personería gremial de la CTA contra el monopolio de la burocracia de la CGT y luchamos por constituir poderosos sindicatos para enfrentar a las grandes patronales, sostenemos que no hay posibilidad de democracia sindical mientras se mantenga esta casta privilegiada al frente de las organizaciones obreras.
Nuestra perspectiva es la recuperación de los sindicatos de ambas centrales, desde sus organizaciones de base, para ponerlos al servicio de la lucha de clases.

Temas Relacionados: Nacional









moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Conectarse
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

  • No hay comentarios a esta nota