logo PTS

Internacioal

Ofensiva de la derecha chilena y doble discurso K

La derecha chilena, está operando fuertemente a favor de la extradición por parte del gobierno argentino de Sergio Apablaza Guerra, ex líder de la guerrilla en los años ’80. Fue una de las primeras víctimas de la represión pinochetista, y está acusado sin prueba alguna por el asesinato de Jaime Guzmán Errázuriz ideólogo de la dictadura de Pinochet, redactor de la Constitución del ’80 y fundador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), partido de ultraderecha parte de la actual coalición de gobierno.

Ofensiva de la derecha chilena y doble discurso K
23 de septiembre 2010

La derecha chilena, está operando fuertemente a favor de la extradición por parte del gobierno argentino de Sergio Apablaza Guerra, ex líder de la guerrilla en los años ’80. Fue una de las primeras víctimas de la represión pinochetista, y está acusado sin prueba alguna por el asesinato de Jaime Guzmán Errázuriz ideólogo de la dictadura de Pinochet, redactor de la Constitución del ’80 y fundador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), partido de ultraderecha parte de la actual coalición de gobierno.

Este pedido de extradición ha puesto en cuestión las relaciones bilaterales entre los dos países. Sin embargo, el gobierno de Cristina Fernández mantiene un doble discurso, embretado entre la presión de los organismos de DD.HH. que apoyan el otorgamiento de asilo político y su verdadera política de alinearse con el imperialismo yanqui. Así lo demostró al exigir, al igual que Piñera, la extradición de varios funcionarios y ex funcionarios de Irán supuestamente involucrados en el caso Amia a partir de un pedido que el fiscal Alberto Nisman realizó en concordancia con el Departamento de Estado de EE.UU. sin prueba alguna. Juan Antonio Coloma, presidente de la UDI, resume así la contradicción de Cristina: “No estamos pidiendo ni un milímetro más ni un milímetro menos de lo que la Presidenta Fernández pidió a Irán”.

Genocidas impunes, luchadores a la cárcel

La extradición del ex guerrillero emerge en la derecha como paradigma de aquella reaccionaria “teoría de los dos demonios” que pone un signo igual entre los victimarios que ejercieron la fuerza represiva del Estado para someter a los trabajadores y el pueblo, y las víctimas que defendían sus derechos democráticos, sus conquistas y su propia existencia.

Sin embargo, el gobierno de la derecha no ha sido el único en reclamar la extradición de Apablaza Guerra. Los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet también la solicitaron, haciéndose eco en los hechos de la teoría de los dos demonios. En esto no tienen diferencias los distintos partidos de la burguesía chilena, que pretenden que Apablaza Guerra sea juzgado por la misma justicia que dejó impune al genocida Pinochet y a tantos otros personajes siniestros.

Ley Antiterrorista a los dos lados de la cordillera

Los comuneros mapuches presos llevan más de dos meses en huelga de hambre contra la Ley Antiterrorista, promulgada durante la dictadura con el fin de restringir los derechos de defensa de los acusados y utilizada tanto por los gobiernos de la Concertación como ahora por la derecha para defender las ganancias de empresarios forestales y agrícolas. Piñera viene impulsando cambios cosméticos que mantendrán lo esencial de esta antidemocrática ley, que es la restricción a las garantías de defensa de los acusados. Es este el marco jurídico en el que pretenden juzgar a Apablaza Guerra, y el que estaría formalmente cuestionando Cristina si le otorgara asilo político. Este es otro elemento sobre el que reposa la ambigüedad de su posicionamiento ante el gobierno chileno, ya que el gobierno K sancionó en 2007 su “ley antiterrorista” según las exigencias norteamericanas a partir de la manipulación de la causa AMIA, realizada con el objetivo de demonizar a Irán.

¡No a la extradición de Apablaza Guerra!

La democracia burguesa que tanto en Chile como en Argentina no significan otra cosa que libertad para los negocios empresarios y explotación y pobreza para los trabajadores, sólo puede imponerse con la represión a las luchas obreras y populares y la restricción de sus derechos democráticos. Por eso debemos impedir, no importa de qué lado de la cordillera estemos, que el peso de la justicia de la burguesía caiga sobre los luchadores. Debemos decir:

¡No a la extradición de Apablaza Guerra!

¡Abajo las leyes antiterroristas! ¡Viva la lucha de los comuneros mapuche!

¡Libertad a Roberto Martino!

¡Desprocesamiento de los luchadores obreros, estudiantiles y populares!

Temas relacionados: