logo PTS

Las internas combativas...

CONTINUA EL DEBATE POR UN PARTIDO DE LA CLASE TRABAJADORA

“Las internas combativas somos importantes para formar un partido de trabajadores”

En esta entrega sobre partido de los trabajadores entrevistamos a obreros de dos importantes industrias de la zona norte del conurbano.

Paula Varela

5 de julio 2007

¿Cuáles son las discusiones alrededor de la necesidad de formar un partido de la clase trabajadora?

L: No estamos representados en ningún partido. Un partido de los trabajadores tiene que estar cerca del trabajador. Si hay un conflicto, ahí tiene que estar el partido.

W: Sí, porque vos notás que el Estado y los partidos siempre están del otro lado, no juegan a favor del trabajador. En FATE hay miedo de hacer cosas porque no hay respaldo. Entonces hay que generar un respaldo para que la gente no tenga miedo de expresarse.

A: Yo creo que todo esto empieza en lo sindical, que es una escala menor de la lucha contra el gobierno. A nosotros nos está pasando ahora en FATE. Sacamos a todos los delegados pero no tenemos nadie quien nos represente, ninguna herramienta para poder seguir peleando contra los patrones. Si vamos a lo político, si sacamos al Presidente ahora, ¿a quién ponemos? Hay que prepararse de antes, tener una herramienta que sea un partido.

¿Y cómo caería en los trabajadores la propuesta de formar un partido de la clase?

L: Hay de todo porque hay distintas generaciones. Está la gente grande que es peronista y va a votar al que le ponga el partido peronista ahí arriba, no por convicción.

W: Pero hoy en día hay mayores inquietudes, no son sólo los problemas económicos. La gente ya se cansó de cómo nos manejan en la fábrica. Y los que están no te dan la solución. Entonces la gente ya no se queda con lo que te quería imponer siempre el sindicato, que no te están representando y la gente se cansó de eso.

J: Yo creo que la gente tiene confianza en las comisiones internas combativas, pero se encierra en lo que es la fábrica. Vos hablás y un sector te dice “mirá, a mi no me hablés de política, a mi hablame de acá adentro de la fábrica, del salario, no me importa lo que pasa afuera”. Después hay otro sector que está más inclinado a decir “bueno, vamos a pelear por algo más”; se interesa por conocer un poco más lo que es la política.

¿Cuál es la relación entre ese “nuevo sindicalismo de base” que avanza por abajo y el problema de la falta de partido político?

J: Nosotros fuimos elegidos Comisión Interna el año pasado. Hay gente que se da cuenta que no es como en años anteriores que no se hacían asambleas y las decisiones las tomaban los delegados. Nosotros decidimos todo en asamblea. La CI lleva ideas y si todos están de acuerdo, vamos con eso.

E: Como CI fuimos alentando también el apoyo a otros conflictos, hemos juntado para fondos de huelga. Hay un sentimiento de solidaridad en los compañeros. E incluso, aunque había mucha resistencia a hablar de política, llegamos a tener asambleas donde las discusiones fueron políticas. Se cuestionó el impuesto a las ganancias, el tope salarial.

J: Son discusiones políticas, quizás sin darse cuenta los trabajadores se están metiendo en un terreno más político que sindical.

L: Por eso yo veo que las asambleas sirven. Hay gente que te dice “yo no estoy de acuerdo con lo que están diciendo, pero hago lo que se vota”. Eso es bueno. Porque se arma la discusión y hablan de política, se están dando cuenta de que los que tienen el poder de decidir son ellos. Nosotros en una asamblea nos plantamos en una posición pero ellos decidieron otra cosa. Bueno, vamos con la mayoría. Y ellos lo ven.

¿Y qué papel deberían cumplir las internas combativas como la de ustedes en la formación de un partido de trabajadores?

L: Las internas combativas tenemos que tener una función. Yo creo que la base es esa. Somos importantes para formar un partido de trabajadores porque hay que llenar un espacio entre los trabajadores de base y esta idea de partido. Y yo no veo que los partidos de izquierda puedan llenar ese espacio. Nosotros lo primero que podemos hacer es informar, dar charlas, juntarse en grupos, motivar a la gente, decirles que no es que sólo tienen que levantarse a laburar, llegar a la casa y al otro día ir de nuevo a trabajar. Eso es lo nuevo que hacemos en las bases. Son cambios chiquitos que la gente los ve, los va apoyando, va cambiando, que se den cuenta que están en una clase social y que el patrón es otra clase social.

J: Yo creo que un buen paso sería realizar un encuentro, una reunión para formar este partido. Por ejemplo, el Bauen es un lugar más que apropiado. Tendrían que estar en esa reunión todos los partidos de izquierda y los cuerpos de delegados de todos los gremios combativos.

E: Tendrían que estar todos los partidos que se reivindican socialistas y los gremios que se reivindican clasistas porque no estamos hablando de un partido que sea el PTS o el PO, estamos hablando de un partido de la clase trabajadora, abrir la discusión hacia todos los trabajadores que hoy no militan en ningún partido. Una pregunta también es si las organizaciones como la CGT y la CTA deberían formar parte de este partido.

L: Yo creo que no porque a ellos no les importan las necesidades de los trabajadores. Ellos deciden, ellos hacen y no conforman la voluntad de los trabajadores.

E: Son burócratas. Tendría que ser un partido que luche contra la burocracia sindical, que no permita en sus filas a los burócratas. Ese debería ser otro principio de un partido de los trabajadores.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: