logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

CÓRDOBA: MIENTRAS LOS TRABAJADORES DE RENAULT SILBAN A GIORGI Y…¡A DRAGÚN!

La burocracia del ministro arma un fraude contra los delegados en Volkswagen

“Ganamos por los votos, perdimos por las trampas de “Pescado” Miranda”, dicen los trabajadores de la planta MQ200

Hernan "Bocha" Puddu

15 de noviembre 2012

La burocracia del ministro arma un fraude contra los delegados en Volkswagen

“Ganamos por los votos, perdimos por las trampas de “Pescado” Miranda”, dicen los trabajadores de la planta MQ200

La noticia recorre los medios: los silbidos que recibió la ministra de Industria Débora Giorgi en un acto en Córdoba por los obreros de la Renault. Lo que los medios ocultan es que los silbidos también cayeron sobre el ministro Dragún, que se presentó como “Secretario general del SMATA”. Dragún ocupa ese puesto con goce de licencia, mientras hace un trabajo más “importante” para su jefe De la Sota: es ministro de Trabajo y amenaza a los trabajadores que luchan, ataca a sectores opositores en los gremios y trata de garantizar que los reclamos obreros no alteren la “paz social” que piden las multinacionales, entre ellas las automotrices.
Pocas horas antes de la visita de Giorgi, Dragún y la cúpula del SMATA, se imponía en las elecciones a delegados de VW, usando un conjunto de mecanismos completamente fraudulentos.

La patronal y la burocracia del SMATA armaron una gran maniobra para impedir que el cuerpo de delegados continuara. Durante los últimos meses la patronal armó una planta nueva (MQ200B), a la cual fue trasladando trabajadores de otras áreas, con el objetivo de armar un reducto donde la burocracia pudiera ganar.

Utilizando las modificaciones hechas por la patronal, la burocracia convocó a elecciones con un sistema completamente irregular. No fueron por delegados de sector como se hicieron históricamente, ni tampoco por lista de toda la fábrica como ocurrió en 2010. La maniobra consistió en hacer elecciones por lista, pero dividiendo la fábrica en dos plantas, cuando en realidad existen tres. Parte de la trampa fue unir artificialmente dos plantas distintas (MQ200 y MQ200b) y elegir el total de delegados entre ambas. Previamente, a esto le había sumado en los días anteriores requisitos aún más restrictivos que los de la elección anterior.

En una elección polarizada, en el conjunto de la fábrica la lista 2 triunfó por 21 votos sobre la lista 1. La lista 2 ganó la elección por 40 votos en la planta MQ200A, ganó por 22 votos en la planta MQ250 y perdió por 41 votos en la planta MQ200 B. Así, habiendo ganado sólo una planta (la que tiene menor cantidad de compañeros) la lista de la burocracia se queda con la mayoría del cuerpo de delegados en esta elección tramposa.
El Cuerpo de Delegados de VW es el sector del SMATA Córdoba que llevó adelante la única medida seria contra el impuesto a las ganancias, parando y cortando la calle frente a la planta el 27 de junio en el paro de Moyano. Además defendió siempre a los compañeros contratados contra los ataques de la patronal y el abandono de la burocracia de SMATA.
Estos delegados ganaron las elecciones en 2010, a pocos meses de que la burocracia dejara pasar más de 1.200 despidos (367 en VW) de contratados sin mover un dedo y, además, me expulsara por defender a los contratados despedidos en Iveco. Poco antes de esa elección, dos delegados de la patota del SMATA, golpearon duramente al compañero Folchieri dentro de la planta. Todo eso configuraba un marco distinto a esta elección.

Ahora la patronal instala una planta nueva. Pero incluso, a pesar de una situación distinta y montando el mecanismo antes descripto, la lista 1 tuvo que disfrazarse de “independiente” para no quedar pegada a Dragún y a “Pescado” Miranda, secretario gremial del SMATA y jefe de la patota en VW. Pero no quedan dudas: tras el manto de “renovación” estuvo Dragún, que hoy se presentó como Secretario General, o sea como la verdadera conducción de SMATA, mientras que el tercer y el quinto dirigente del gremio, estuvieron presentes en VW durante el escrutinio.

Ganó la lista 2. Hay que imponer el respeto al voto de los trabajadores
Lo que queda clarísimo es que esta elección era imposible de ganar para la burocracia sin estas maniobras. Por eso hay que llevar adelante una pelea para que los delegados que, producto de esta elección, no son reconocidos por la burocracia y la patronal, sean instalados en sus puestos.

La burocracia del SMATA, cómplice de las grandes patronales y aliada del gobierno de De la Sota, ya sentó una tradición al haberme expulsado del gremio, en complicidad con la patronal, que luego lo despidió. No se puede permitir que haga esta maniobra. Hay que pelear para que los delegados que ganaron, los de la Lista 2, sean reconocidos legalmente.
Por eso mismo, está planteada una gran campaña pública en defensa de estos compañeros, que sufren el ataque conjunto y organizado de parte de la burocracia del ministro de De la Sota y de la patronal. Es una tarea de primer orden enfrentar esta maniobra contra los delegados. Hacemos un llamado a los delegados y activistas antiburocráticos de la UEPC, del SEP, de Luz y Fuerza, el STIA y el conjunto de los gremios, así como a las organizaciones estudiantiles, centros de estudiantes y la FUC a llevar adelante una gran campaña activa que permita derrotar esta maniobra y que sean reconocidos los delegados votados por los trabajadores.

Temas relacionados: