PTS
Partido de los Trabajadores Socialistas
    Buenos Aires   |  21 de abril de 2024
Facebook
Twitter
Instagram
 
Nota 3:
¿No se puede hacer un “Encuentro” obrero con corrientes “competidoras” del FIT pero sí frentes electorales con ellas en la universidad?
22 Oct 2014 |

Desde su Congreso partidario en Semana Santa, el centro de la política de PO fue el evento que harán el 8/11 en el Luna Park, mal llamado “congreso del movimiento obrero y la izquierda”, porque se realiza en contra de la enorme mayoría del movimiento obrero combativo (ni hablar del “movimiento obrero” a secas) y porque es convocado sólo por el PO. Además, otro “enorme desafío” votado fue la participación en las elecciones escandalosamente fraudulentas de la vaciada CTA Micheli.

El objetivo anunciado era un Congreso “socialista” o en base al Manifiesto del FIT del 2013. La intervención en la lucha de clases no se planteó como cuestión clave, sino un acuerdo programático general. Luego dejaron de decir que el congreso sería “socialista” y el centro está puesto en la consigna de “gobierno de los trabajadores”, planteando que sería “autonomismo obrero” un programa que señale la perspectiva de la “independencia política de los trabajadores” separada de la consigna “por un gobierno de trabajadores” (PO 1335). Estas idas y vueltas programáticas persiguen un solo objetivo: amoldar la convocatoria a algunos caudillos sindicales menores que pretenden agrupar, y que el “congreso” sea supuestamente convocado por el FIT y no por un acuerdo más amplio como el que firmamos (incluido el PO) el 1° de mayo, que abarca a quienes no adhieren al FIT, como el Perro Santillán (que apoyó en el 2013 una lista en Jujuy que compitió con el FIT e impidió que ingresáramos a la legislatura provincial). Veamos está “lógica” desde distintos ángulos.

Cuando lo que manda es el desarrollo “por arriba” del propio aparato

PO hace múltiples acuerdos con corrientes “competidoras” del FIT en el movimiento estudiantil y en el último tiempo han decidido profundizar este tipo de alianzas.
En la UBA vienen desde hace años realizando listas en común con La Mella-Patria Grande incluso en facultades donde ni siquiera tienen chances de ganar el centro de estudiantes (para adelantarnos al trillado argumento de que esos frentes son “para que no gane la Franja”) como Económicas. ¡Y la Mella postuló a Itaí Hagman junto a Lozano en la CABA en 2013 e impidieron así que Altamira salga electo diputado! ¡Altamira! En Arquitectura, hicieron frentes hasta el año pasado con Libres del Sur, ¡que es parte del UNEN y que se fueron sin que los echaran!
A esto se suma su flamante incorporación a la conducción de la FULP, donde el PO se sumó (muy subordinadamente) al Frente de Patria Grande y ahora ha decidido romper el FIT en Bellas Artes y Humanidades para ir también con Patria Grande, mientras mantiene su acuerdo con el PCR en Arquitectura. En Mendoza se negaron a conformar un frente tipo FIT en Ciencias Políticas para ir en uno con el MST y el PCR.

La “política de alianzas” debería ser cualitativamente más estricta en el movimiento estudiantil, que como sabemos es una capa socialmente heterogénea donde predominan corrientes pequeñoburguesas, que en el movimiento obrero, donde se trata de agrupaciones u organizaciones que son parte de la clase obrera. Nuestro acuerdo en el ESC es con el Perro Santillán en tanto dirigente (sin duda) del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) de Jujuy. No con las corriente “Pueblo Unido” que él promueve.

¿Cuál es la explicación de semejante incoherencia por parte de PO? La pura conveniencia de aparato. En el movimiento estudiantil necesitan los acuerdos con corrientes “competidoras” del FIT para sacar más cargos en las federaciones y centros. Entonces es “política revolucionaria y socialista”. En el movimiento obrero, como lo que necesitan es ocultar su extrema debilidad como corriente militante en internas y sindicatos, la clave es que todo pase por el FIT, para aparentar “desde arriba” una fuerza que no tienen (recordemos que PO viene “teorizando” el desprecio al “trabajo estructural” en el movimiento obrero, rompiendo así con las mejores enseñanzas del leninismo).

Por esto PO nunca propuso una discusión seria sobre la convocatoria al “congreso del movimiento obrero y la izquierda” ni a la Mesa del ESC de Atlanta, ni a la mesa nacional del FIT, ni a las comisiones internas de Lear, Donnelley, etc. Ni siquiera lo mencionó Pitrola en el Encuentro de Lear, Donnelley, Emfer, aunque sea para dejarlo abierto al debate. No les interesó discutirlo con nadie más que con los pocos que previamente estuvieran de acuerdo.

 

Ver online | Ir a www.pts.org.ar



Redacción de la Verdad Obrera: [email protected]
La Rioja 853 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1221ACG - Argentina / Te.: (54-11) 4932-9297